/ miércoles 1 de julio de 2020

4T. Está bien festejar, ¿y los resultados?

El presidente Andrés Manuel y su partido tienen derecho a festejar que hace dos años ganaron las elecciones y decir que sacaron al prian del gobierno.

A dos años de aquel histórico triunfo se han dado distintas muestras morenistas de apoyo a López Obrador y de algarabía por el resultado electoral que les permitió llegar al poder.

AMLO lleva año y medio gobernando y en su discurso habla de avances que millones de mexicanos no pueden sentir ni vivir por más esfuerzos que hacen.

Por ejemplo, mes con mes, los reportes del IMSS y del INEGI son que se pierden empleos y la previsión de empresarios y comerciantes es que las plazas perdidas no se van a recuperar, al menos no este año.

Otro ejemplo lo padecemos todos los días en todos los estados y es el problema de la inseguridad.

Los secuestros, imparables; las ejecuciones, en las mismas; los feminicidios, ya sabemos que Veracruz está en los primeros lugares, y los asaltos tampoco han sido frenados.

De estos últimos está el ejemplo de lo ocurrido ayer en pleno centro de Xalapa, donde fue asaltada una joyería a sólo una cuadra del palacio municipal y a media cuadra del palacio de gobierno.

Este hecho delictivo ocurrió a la luz del día en el corazón de la capital del estado y a unos metros también de las oficinas centrales de la Secretaría de Seguridad Pública.

Otro delito que viene a engrosar la lista negra de la que no puede salir la entidad fue el asesinato de otra mujer en la zona conurbada de Xalapa con Emiliano Zapata, donde fue baleada la rectora de la universidad Valladolid.

Pero desempleo e inseguridad no son los únicos problemas que aquejan a los veracruzanos y a los mexicanos, porque la carestía le sigue pegando a los bolsillos vacíos de mucha gente que apenas sobrevive.

Los multidifundidos programas sociales asistencialistas no generan empleos y tampoco les llegan a todos los que los necesitan.

Esos apoyos tampoco alcanzan para pagar los recibos de luz que han encarecido a pesar de que el gobierno insista en que no ha subido la luz. Es más, la gente se acuerda que en campaña, el actual presidente de México ofreció bajar las tarifas de luz.

Luego, su propia secretaria de Energía, Rocío Nahle, dijo ya iniciada la administración federal que en tres años bajaría el costo de la electricidad y lo que hemos visto en los últimos meses es que llegan recibos más caros, incluso al doble y más.

Qué bueno que la cuatroté festeje su triunfo. Todos sus protagonistas están en su derecho, eso nadie se los niega.

Pero los mexicanos y los veracruzanos lo que esperan es que esta festiva administración dé resultados o ya por lo menos que cumpla lo que prometió cuando todavía no era gobierno.

MORENO SALINAS TIENE RAZÓN

Tiene razón el diputado Jorge Moreno Salinas, cuando apunta que los mismos ciudadanos están “matando gente” por no seguir las medidas de seguridad sanitaria para evitar el contagio del coronavirus.

También la tiene al señalar que ningún esfuerzo médico, presupuesto o infraestructura hospitalaria será suficiente para combatir la pandemia ante la irresponsabilidad de la población.

Y es cierto, mucha gente ha actuado con irresponsabilidad al no querer disciplinarse y no quedarse en casa.

Así lo dijo el legislador priista: “Yo recojo el virus y se lo doy a alguien inocente, incluso a gente valiosa como los médicos que se están muriendo por gente irresponsable, eso es lo que hay que reclamarle a la ciudadanía porque el gobierno está haciendo la parte que le corresponde”.

Opine, comente e informe.

rvalle@diariodexalapa.com.mx

www.diariodexalapa.com.mx

El presidente Andrés Manuel y su partido tienen derecho a festejar que hace dos años ganaron las elecciones y decir que sacaron al prian del gobierno.

A dos años de aquel histórico triunfo se han dado distintas muestras morenistas de apoyo a López Obrador y de algarabía por el resultado electoral que les permitió llegar al poder.

AMLO lleva año y medio gobernando y en su discurso habla de avances que millones de mexicanos no pueden sentir ni vivir por más esfuerzos que hacen.

Por ejemplo, mes con mes, los reportes del IMSS y del INEGI son que se pierden empleos y la previsión de empresarios y comerciantes es que las plazas perdidas no se van a recuperar, al menos no este año.

Otro ejemplo lo padecemos todos los días en todos los estados y es el problema de la inseguridad.

Los secuestros, imparables; las ejecuciones, en las mismas; los feminicidios, ya sabemos que Veracruz está en los primeros lugares, y los asaltos tampoco han sido frenados.

De estos últimos está el ejemplo de lo ocurrido ayer en pleno centro de Xalapa, donde fue asaltada una joyería a sólo una cuadra del palacio municipal y a media cuadra del palacio de gobierno.

Este hecho delictivo ocurrió a la luz del día en el corazón de la capital del estado y a unos metros también de las oficinas centrales de la Secretaría de Seguridad Pública.

Otro delito que viene a engrosar la lista negra de la que no puede salir la entidad fue el asesinato de otra mujer en la zona conurbada de Xalapa con Emiliano Zapata, donde fue baleada la rectora de la universidad Valladolid.

Pero desempleo e inseguridad no son los únicos problemas que aquejan a los veracruzanos y a los mexicanos, porque la carestía le sigue pegando a los bolsillos vacíos de mucha gente que apenas sobrevive.

Los multidifundidos programas sociales asistencialistas no generan empleos y tampoco les llegan a todos los que los necesitan.

Esos apoyos tampoco alcanzan para pagar los recibos de luz que han encarecido a pesar de que el gobierno insista en que no ha subido la luz. Es más, la gente se acuerda que en campaña, el actual presidente de México ofreció bajar las tarifas de luz.

Luego, su propia secretaria de Energía, Rocío Nahle, dijo ya iniciada la administración federal que en tres años bajaría el costo de la electricidad y lo que hemos visto en los últimos meses es que llegan recibos más caros, incluso al doble y más.

Qué bueno que la cuatroté festeje su triunfo. Todos sus protagonistas están en su derecho, eso nadie se los niega.

Pero los mexicanos y los veracruzanos lo que esperan es que esta festiva administración dé resultados o ya por lo menos que cumpla lo que prometió cuando todavía no era gobierno.

MORENO SALINAS TIENE RAZÓN

Tiene razón el diputado Jorge Moreno Salinas, cuando apunta que los mismos ciudadanos están “matando gente” por no seguir las medidas de seguridad sanitaria para evitar el contagio del coronavirus.

También la tiene al señalar que ningún esfuerzo médico, presupuesto o infraestructura hospitalaria será suficiente para combatir la pandemia ante la irresponsabilidad de la población.

Y es cierto, mucha gente ha actuado con irresponsabilidad al no querer disciplinarse y no quedarse en casa.

Así lo dijo el legislador priista: “Yo recojo el virus y se lo doy a alguien inocente, incluso a gente valiosa como los médicos que se están muriendo por gente irresponsable, eso es lo que hay que reclamarle a la ciudadanía porque el gobierno está haciendo la parte que le corresponde”.

Opine, comente e informe.

rvalle@diariodexalapa.com.mx

www.diariodexalapa.com.mx

viernes 31 de julio de 2020

¿Habrá más expulsados en el PAN?

miércoles 29 de julio de 2020

El puerto, para Morena o PAN

martes 28 de julio de 2020

Andrés Manuel y la pandemia

viernes 24 de julio de 2020

Alarmante situación en Xalapa

miércoles 22 de julio de 2020

Mueren veracruzanos sin atención médica

lunes 20 de julio de 2020

TSJ: Presidenta, figura decorativa

sábado 18 de julio de 2020

Los sinpartido aspiran por Xalapa

miércoles 15 de julio de 2020

Covid, sanción para acatar

lunes 13 de julio de 2020

Cuitláhuac sufre por los secuestros

domingo 12 de julio de 2020

Desempleo, recortes y viene lo peor

Cargar Más