/ martes 7 de diciembre de 2021

A Duarte le falta “contingencia”

Abogados nos hacen ver que le llueve fuerte al exgobernador Javier N, preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

Nos dicen que si bien un juez federal concedió un amparo provisional en contra de una orden de aprehensión, comparecencia y localización y presentación, con relación a delitos que no ameriten prisión preventiva oficiosa, la nueva orden de aprehensión girada en su contra y ejecutada ayer, es un muy fuerte golpe que lo vuelve a dejar noqueado en su deseo de salir pronto de la cárcel.

Sí, la Fiscalía General de Veracruz, con el apoyo de agentes de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, ejecutó una orden de aprehensión en contra del exgobernador, ahora por el delito de desaparición forzada de personas, pues lo involucran en un caso de hallazgo de restos de personas en Emiliano Zapata.

Esa nueva acusación es muy fuerte en términos de los castigos que contempla la ley y si Javier N ya veía una lucecita de la puerta de salida del reclusorio, todo puede volver a la oscuridad.

Es sabido en algunos círculos que el municipio de Emiliano Zapata y otros cercanos a Xalapa, han sido utilizados por integrantes de cárteles y de otros grupos armados, para deshacerse de cadáveres.

Estos abogados nos comentan que Javier N ya había sido favorecido con una sentencia benévola por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa, pero que le pareció mucho y, fiel a su estilo, no ha medido que ahora gobierna la 4T y que él representa todo lo que dice combatir el morenismo, por lo que al hacer bulla e insistir en su intención legal de salir antes, lo que ha conseguido es ponerse la soga en el cuello.

Javier N, dicen estos abogados, debería acordarse y aplicar lo que dijo en Guatemala luego de su aprehensión:

“Paciencia, prudencia, verbal contingencia (continencia), dominio de ciencia, presencia o ausencia, según conveniencia”.

Militantes del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) nos señalan que hasta para ellos fue sorpresiva la decisión de quitar de la dirigencia a Marcelo Ruiz (no era el presidente del Comité Estatal, pero sí su representante formal) y colocar al frente de la organización a alguien que no ha podido ganar una elección.

Más allá de eso, también nos comentan que, como se expuso ayer en el Sumario Político, era ya muy notorio que en Veracruz el Partido Verde se había vuelto incómodo para Morena y a su vez ya era muy incómoda la situación de los representantes del PVEM, al no recibir nada a cambio de su alianza.

Por cierto que el movimiento tan repentino también es motivo de especulaciones, una de las cuales es en el sentido de que ahora veremos a un Partido Verde más alineado a lo que desea el morenismo.

Fuentes políticas y policiacas comentan que la detención de Fabián N, alcalde electo de Lerdo de Tejada, acusado de secuestro agravado, podría todavía dar mucho de qué hablar y generar más escándalos.

Pero hacen énfasis en que eso solo está en calidad de podría, porque afirman que al parecer se actuó a tiempo, cortando lo que había que cortar. A ver qué pasa.

Abogados nos hacen ver que le llueve fuerte al exgobernador Javier N, preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

Nos dicen que si bien un juez federal concedió un amparo provisional en contra de una orden de aprehensión, comparecencia y localización y presentación, con relación a delitos que no ameriten prisión preventiva oficiosa, la nueva orden de aprehensión girada en su contra y ejecutada ayer, es un muy fuerte golpe que lo vuelve a dejar noqueado en su deseo de salir pronto de la cárcel.

Sí, la Fiscalía General de Veracruz, con el apoyo de agentes de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, ejecutó una orden de aprehensión en contra del exgobernador, ahora por el delito de desaparición forzada de personas, pues lo involucran en un caso de hallazgo de restos de personas en Emiliano Zapata.

Esa nueva acusación es muy fuerte en términos de los castigos que contempla la ley y si Javier N ya veía una lucecita de la puerta de salida del reclusorio, todo puede volver a la oscuridad.

Es sabido en algunos círculos que el municipio de Emiliano Zapata y otros cercanos a Xalapa, han sido utilizados por integrantes de cárteles y de otros grupos armados, para deshacerse de cadáveres.

Estos abogados nos comentan que Javier N ya había sido favorecido con una sentencia benévola por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa, pero que le pareció mucho y, fiel a su estilo, no ha medido que ahora gobierna la 4T y que él representa todo lo que dice combatir el morenismo, por lo que al hacer bulla e insistir en su intención legal de salir antes, lo que ha conseguido es ponerse la soga en el cuello.

Javier N, dicen estos abogados, debería acordarse y aplicar lo que dijo en Guatemala luego de su aprehensión:

“Paciencia, prudencia, verbal contingencia (continencia), dominio de ciencia, presencia o ausencia, según conveniencia”.

Militantes del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) nos señalan que hasta para ellos fue sorpresiva la decisión de quitar de la dirigencia a Marcelo Ruiz (no era el presidente del Comité Estatal, pero sí su representante formal) y colocar al frente de la organización a alguien que no ha podido ganar una elección.

Más allá de eso, también nos comentan que, como se expuso ayer en el Sumario Político, era ya muy notorio que en Veracruz el Partido Verde se había vuelto incómodo para Morena y a su vez ya era muy incómoda la situación de los representantes del PVEM, al no recibir nada a cambio de su alianza.

Por cierto que el movimiento tan repentino también es motivo de especulaciones, una de las cuales es en el sentido de que ahora veremos a un Partido Verde más alineado a lo que desea el morenismo.

Fuentes políticas y policiacas comentan que la detención de Fabián N, alcalde electo de Lerdo de Tejada, acusado de secuestro agravado, podría todavía dar mucho de qué hablar y generar más escándalos.

Pero hacen énfasis en que eso solo está en calidad de podría, porque afirman que al parecer se actuó a tiempo, cortando lo que había que cortar. A ver qué pasa.