/ miércoles 20 de octubre de 2021

¿A quién ven de presidente de Morena?

Lectoras y lectores de Diario de Xalapa nos han llamado o escrito desde hace varias semanas para expresar que la carestía los está golpeando feo, pues cada vez su dinero les alcanza para comprar menos.

La carne de res, el pollo, los huevos, las tortillas, el pan, frutas y verduras han ido subiendo de precio y eso es motivo para que en muchas familias hayan tenido que bajar la calidad o la cantidad de los alimentos que compran.

Y no hay forma de que esto pueda ser negado, nos dicen por su parte especialistas en economía, pues los registros inflacionarios marcan una tendencia al alza.

Sobre esto último, nos comentan que si bien los índices de inflación marcan una cosa, a la hora de traducir puntos y décimas esto se refleja, en mercados, súper y tienditas, en que hay que pagar un buen número de pesos más para comprar la despensa o lo que adquiere para medio pasar el día.

Vaya que provocaron los más diversos comentarios las declaraciones que hizo a Diario de Xalapa el delegado en funciones de presidente del partido Morena en Veracruz, Esteban Ramírez Zepeta, en el sentido de que el Movimiento de Regeneración Nacional puede hacer historia en Veracruz al llevar a la gubernatura a una mujer, en 2024.

Morenistas y militantes de otros partidos se han comunicado pare verter sus comentarios y, en principio, ha quedado algo en claro: más allá de que hablaron de diferentes nombres, cada uno de acuerdo a sus intereses, coinciden en algo: sí, puede haber gobernadora.

En el caso concreto de los morenistas la mayoría señala que es cierto que varias de sus compañeras han mostrado capacidad como para poder desempeñar ese cargo, pero que destaca la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

Por otra parte, nos dicen que se pondrá interesante la pelea por la dirigencia estatal de Morena, pero que desde ahora le apuestan a que Ramírez Zepeta pasará a ser el presidente formal de esa organización.

Las pocas quincenas que faltan para terminar el año tendrán un doble efecto en el Poder Judicial, nos hace ver personal de diversos tribunales y juzgados: se pasarán muy lentamente para los trabajadores, que vivirán en la zozobra de ver afectados sus ingresos, y muy rápido para quienes tienen que tramitar los recursos necesarios para salarios y que todo marche correctamente dentro, pues apenas paguen una quincena sentirán que ya tienen encima la otra.

De acuerdo a lo expresado por la presidenta del Tribunal Superior de Justicia y por lo tanto representante del Poder Judicial del Estado, magistrada Isabel Romero, para terminar el año eran necesarios 500 millones de pesos, pero solo les entregarán 200 millones. Es mucha la diferencia y -nos dice el personal de esa institución- con el paso de los días, si no pasa gran cosa y rinden los 200 millones quedará demostrado que la magistrada sabe muy poco de números o pedía de más.

Por más que se aplique la austeridad y recortes por aquí y por allá, la diferencia de 300 millones de pesos es grande y tendría que reflejarse en graves problemas, nos señala ese personal.

También nos dicen que no terminan de explicarse cómo es que el Poder Judicial a mediados de año ya había recibido todo el presupuesto, para que, como han dicho autoridades de la Secretaría de Finanzas, ya se hayan acabado lo correspondiente a un año de ejercicio presupuestal, cuando se supone que las ministraciones son mensuales.

Ojalá esto de la falta de dinero en el Poder Judicial no se traduzca en mal servicio para los justiciables o, incluso, en mayor corrupción en algunas áreas que han sido criticadas incluso por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Lectoras y lectores de Diario de Xalapa nos han llamado o escrito desde hace varias semanas para expresar que la carestía los está golpeando feo, pues cada vez su dinero les alcanza para comprar menos.

La carne de res, el pollo, los huevos, las tortillas, el pan, frutas y verduras han ido subiendo de precio y eso es motivo para que en muchas familias hayan tenido que bajar la calidad o la cantidad de los alimentos que compran.

Y no hay forma de que esto pueda ser negado, nos dicen por su parte especialistas en economía, pues los registros inflacionarios marcan una tendencia al alza.

Sobre esto último, nos comentan que si bien los índices de inflación marcan una cosa, a la hora de traducir puntos y décimas esto se refleja, en mercados, súper y tienditas, en que hay que pagar un buen número de pesos más para comprar la despensa o lo que adquiere para medio pasar el día.

Vaya que provocaron los más diversos comentarios las declaraciones que hizo a Diario de Xalapa el delegado en funciones de presidente del partido Morena en Veracruz, Esteban Ramírez Zepeta, en el sentido de que el Movimiento de Regeneración Nacional puede hacer historia en Veracruz al llevar a la gubernatura a una mujer, en 2024.

Morenistas y militantes de otros partidos se han comunicado pare verter sus comentarios y, en principio, ha quedado algo en claro: más allá de que hablaron de diferentes nombres, cada uno de acuerdo a sus intereses, coinciden en algo: sí, puede haber gobernadora.

En el caso concreto de los morenistas la mayoría señala que es cierto que varias de sus compañeras han mostrado capacidad como para poder desempeñar ese cargo, pero que destaca la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

Por otra parte, nos dicen que se pondrá interesante la pelea por la dirigencia estatal de Morena, pero que desde ahora le apuestan a que Ramírez Zepeta pasará a ser el presidente formal de esa organización.

Las pocas quincenas que faltan para terminar el año tendrán un doble efecto en el Poder Judicial, nos hace ver personal de diversos tribunales y juzgados: se pasarán muy lentamente para los trabajadores, que vivirán en la zozobra de ver afectados sus ingresos, y muy rápido para quienes tienen que tramitar los recursos necesarios para salarios y que todo marche correctamente dentro, pues apenas paguen una quincena sentirán que ya tienen encima la otra.

De acuerdo a lo expresado por la presidenta del Tribunal Superior de Justicia y por lo tanto representante del Poder Judicial del Estado, magistrada Isabel Romero, para terminar el año eran necesarios 500 millones de pesos, pero solo les entregarán 200 millones. Es mucha la diferencia y -nos dice el personal de esa institución- con el paso de los días, si no pasa gran cosa y rinden los 200 millones quedará demostrado que la magistrada sabe muy poco de números o pedía de más.

Por más que se aplique la austeridad y recortes por aquí y por allá, la diferencia de 300 millones de pesos es grande y tendría que reflejarse en graves problemas, nos señala ese personal.

También nos dicen que no terminan de explicarse cómo es que el Poder Judicial a mediados de año ya había recibido todo el presupuesto, para que, como han dicho autoridades de la Secretaría de Finanzas, ya se hayan acabado lo correspondiente a un año de ejercicio presupuestal, cuando se supone que las ministraciones son mensuales.

Ojalá esto de la falta de dinero en el Poder Judicial no se traduzca en mal servicio para los justiciables o, incluso, en mayor corrupción en algunas áreas que han sido criticadas incluso por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.