/ viernes 22 de noviembre de 2019

Acoso de Segob a periodistas

En mayo pasado un desconocido se confundió entre un grupo de reporteros y comenzó a tomar fotos en una conferencia de prensa que se desarrollaba en el Café del Portal, en el puerto de Veracruz, pero no imprimía placas del personaje que ofrecía sus declaraciones a los medios, Guillermo Rosales Zárate, director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), lo hacía de los reporteros que asistieron a esa entrevista.

Fue increpado por los comunicadores y, ante la presión, se identificó como empleado del Área de Política Regional de la Secretaría de Gobierno, delegación Veracruz. El lunes pasado de nueva cuenta pasó lo mismo. Una empleada de esa misma oficina de la Segob fotografió a reporteros y reporteras durante la rueda de prensa que ofreció Claudio X González, presidente de Mexicanos Contra la Corrupción. La persona señalada de ese acoso colabora en la sección de espectáculos de un noticiero digital diario, pero no es periodista que cubra información general para ése ni ningún otro medio, de manera que haber asistido a esa actividad y tomar imágenes de los periodistas tendría otro fin.

A mayor detalle, esa misma persona se encuentra en nómina de la Delegación de Política Regional en el puerto durante todo el bienio pasado y hasta la fecha, según documentos obtenidos del Sistema de Portales de Transparencia. ¿Cuál es el propósito de la Secretaría de Gobierno de tener “fichados” a los reporteros? Este tipo de actos resultan inquietantes, incluso intimidatorios, o pretenderían serlo, y refleja la falta de respeto de los altos mandos del estado a la privacidad y derechos humanos de los periodistas y, hasta a la libertad de expresión, en los tiempos actuales que vive Veracruz, con el más alto índice de atentados a la vida de los comunicadores críticos o incómodos.

Hasta ahora, después de las protestas que se han ventilado en redes sociales, no ha habido una respuesta de la Secretaría de Gobierno, cuyo titular, Éric Patrocinio Cisneros Burgos, compareció ayer ante el Congreso local para la glosa del primer informe de gobierno, y quien habló de que en el estado hay pleno respeto a las libertades. ¿En realidad estos hechos reflejan lo que señala el funcionario? Habrá que esperar una respuesta clara y seria del titular de la Segob, pues no se trata de que uno u otro empleado incurra en este tipo de acoso a periodistas, sino de las órdenes que éstos reciben, que seguramente no son por iniciativa de funcionarios regionales.

LOS DIPUTADOS REBELDES DEL PAN

La división en la bancada panista en el Congreso de Veracruz es radical y profunda, y lo más probable es que no haya un acuerdo entre los diputados rebeldes (Sergio Hernández Hernández, Ricardo Arturo Serna Barajas, María Graciela Hernández Íñiguez, Montserrat Ortega Ruiz, Juan Manuel de Unánue Abascal, María de Jesús Martínez Díaz, la legisladora independiente Judith Pineda Andrade y el diputado sin partido, Erik Iván Aguilar López) que obedecen a intereses del anterior gobernador, y la nueva dirigencia estatal del PAN.

Ellos han conformado lo que llaman Grupo Legislativo Mixto Acción Nacional-Veracruz, es decir, no quieren dejar las siglas del partido que los llevó a ocupar esos espacios. ¿Qué pasará? ¿Serán expulsados? La realidad es que los intereses que tienen atrapado a ese partido son enormes y hay presiones de los que perdieron la elección partidista interna para obtener prebendas políticas, en este caso las posiciones políticas municipales que estarán en juego en 2021 y, en particular, Veracruz y Boca del Río, donde Julen Rementería del Puerto llevaría mucha ventaja, por encima de Indira Rosales o hasta María Josefina Gamboa Torales, ambas sin suficiente fuerza política para garantizar el triunfo del PAN en el puerto.

opedro2006@gmail.com

En mayo pasado un desconocido se confundió entre un grupo de reporteros y comenzó a tomar fotos en una conferencia de prensa que se desarrollaba en el Café del Portal, en el puerto de Veracruz, pero no imprimía placas del personaje que ofrecía sus declaraciones a los medios, Guillermo Rosales Zárate, director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), lo hacía de los reporteros que asistieron a esa entrevista.

Fue increpado por los comunicadores y, ante la presión, se identificó como empleado del Área de Política Regional de la Secretaría de Gobierno, delegación Veracruz. El lunes pasado de nueva cuenta pasó lo mismo. Una empleada de esa misma oficina de la Segob fotografió a reporteros y reporteras durante la rueda de prensa que ofreció Claudio X González, presidente de Mexicanos Contra la Corrupción. La persona señalada de ese acoso colabora en la sección de espectáculos de un noticiero digital diario, pero no es periodista que cubra información general para ése ni ningún otro medio, de manera que haber asistido a esa actividad y tomar imágenes de los periodistas tendría otro fin.

A mayor detalle, esa misma persona se encuentra en nómina de la Delegación de Política Regional en el puerto durante todo el bienio pasado y hasta la fecha, según documentos obtenidos del Sistema de Portales de Transparencia. ¿Cuál es el propósito de la Secretaría de Gobierno de tener “fichados” a los reporteros? Este tipo de actos resultan inquietantes, incluso intimidatorios, o pretenderían serlo, y refleja la falta de respeto de los altos mandos del estado a la privacidad y derechos humanos de los periodistas y, hasta a la libertad de expresión, en los tiempos actuales que vive Veracruz, con el más alto índice de atentados a la vida de los comunicadores críticos o incómodos.

Hasta ahora, después de las protestas que se han ventilado en redes sociales, no ha habido una respuesta de la Secretaría de Gobierno, cuyo titular, Éric Patrocinio Cisneros Burgos, compareció ayer ante el Congreso local para la glosa del primer informe de gobierno, y quien habló de que en el estado hay pleno respeto a las libertades. ¿En realidad estos hechos reflejan lo que señala el funcionario? Habrá que esperar una respuesta clara y seria del titular de la Segob, pues no se trata de que uno u otro empleado incurra en este tipo de acoso a periodistas, sino de las órdenes que éstos reciben, que seguramente no son por iniciativa de funcionarios regionales.

LOS DIPUTADOS REBELDES DEL PAN

La división en la bancada panista en el Congreso de Veracruz es radical y profunda, y lo más probable es que no haya un acuerdo entre los diputados rebeldes (Sergio Hernández Hernández, Ricardo Arturo Serna Barajas, María Graciela Hernández Íñiguez, Montserrat Ortega Ruiz, Juan Manuel de Unánue Abascal, María de Jesús Martínez Díaz, la legisladora independiente Judith Pineda Andrade y el diputado sin partido, Erik Iván Aguilar López) que obedecen a intereses del anterior gobernador, y la nueva dirigencia estatal del PAN.

Ellos han conformado lo que llaman Grupo Legislativo Mixto Acción Nacional-Veracruz, es decir, no quieren dejar las siglas del partido que los llevó a ocupar esos espacios. ¿Qué pasará? ¿Serán expulsados? La realidad es que los intereses que tienen atrapado a ese partido son enormes y hay presiones de los que perdieron la elección partidista interna para obtener prebendas políticas, en este caso las posiciones políticas municipales que estarán en juego en 2021 y, en particular, Veracruz y Boca del Río, donde Julen Rementería del Puerto llevaría mucha ventaja, por encima de Indira Rosales o hasta María Josefina Gamboa Torales, ambas sin suficiente fuerza política para garantizar el triunfo del PAN en el puerto.

opedro2006@gmail.com

viernes 06 de diciembre de 2019

Adiós Tiburones… y a cientos de empleos

miércoles 04 de diciembre de 2019

Honor al almirante Ojeda

lunes 02 de diciembre de 2019

AMLO, un año después

miércoles 27 de noviembre de 2019

La CFE tiene razón

lunes 25 de noviembre de 2019

Fidel, acorralado… ¿fin de Tiburones?

viernes 22 de noviembre de 2019

Acoso de Segob a periodistas

miércoles 20 de noviembre de 2019

El atentado y los rumores desatados

domingo 17 de noviembre de 2019

La Contraparte

miércoles 13 de noviembre de 2019

El gran negocio de las tiendas escolares

Cargar Más