/ domingo 13 de enero de 2019

Alternativas municipales 2019

A muchos alcaldes hasta este momento no les ha caído el veinte del cambio del Presupuesto 2019, enviado por AMLO al Congreso, principalmente en lo que a beneficios recibieron en años anteriores.

En el PEF 2019 gobernadores ya se han manifestado, como el de Jalisco, Enrique Alfaro Domínguez, expresando su diferencia en los cambios establecidos en el presupuesto de egresos, concretamente en el Ramo 23, que representaban reales beneficios en apoyos la infraestructura hasta 2018, y que beneficiaban a la ciudadanía; pone de ejemplo el “Rescate del río Santiago, la Línea 4 del Tren Ligero y el libramiento sur de Puerto Vallarta”.

Inclusive sobre este particular los gobernadores de Acción Nacional publicaron, el 22 de diciembre de 2018, un manifiesto a la opinión pública, en la cual solicitaban diálogo con el secretario de Hacienda y Crédito Público, expresando su posición en el Ramo 23 y en favor de la transparencia y de eliminar vicios y defectos anteriores. La lista de los mandatarios panistas estaba integrada por la hoy extinta gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso; de Querétaro, Francisco Domínguez; de Yucatán, Mauricio Vila; de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca; de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; de Quintana Roo, Carlos Joaquín González; de Aguascalientes, Martín Orozco; de Durango, José Rosas Aispuro, y de Guanajuato, Diego Sinhué. Hasta ahora no hay respuesta, pero es probable una rectificación del Ejecutivo federal, con cambio de fondos y lineamientos. Los estados más preocupados son: Campeche, ya que el gasto federalizado en este concepto es de 23%, Baja California Sur 10.5%, Sinaloa y Durango con 10.1%, hasta Colima Yucatán y Guerrero les disminuirá su inversión en más del 8%. Para los alcaldes es un golpe muy fuerte por dos razones: sus ingresos son limitados, y los tratan como iguales, cuando esto es un utopismo; hay municipios que tienen como ingresos sólo los federales y los que suscribían con convenios del ramo 23. Cuáles son estos fondos: El Orfis define plenamente en su portal electrónico al Prodere 2018, donde documenta que 59 municipios se beneficiaron con obras de infraestructura por 492 millones de pesos, lo describe en más de 30 páginas. El requisito es firmar convenio con la Sefiplan, los reportes a realizar y cumplir con los registros que obliga la Ley General de Contabilidad Gubernamental. Para su pronta referencia doy el link para su consulta http://www.orfis.gob.mx/wp-content/uploads/2017/05/prodere2018.pdf. Esto quiere decir que hay fiscalización a estos fondos federales. Ante estas circunstancias, los municipios tienen las alternativas que ofrece el PEF 2019 en programas específicos manejados por la Federación.

Es importante señalar que el Congreso de Veracruz, y especialmente la Secretaría de Fiscalización, capacite a funcionarios municipales con cursos-talleres para accesar al PEF 2019. Empezando por el manual emitido por Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (Inefed), que es una guía general para la gestión de programas federales para municipios www.gob.mx/inafed/documentos/guias-de-apoyo-de-los-programas-federales. De lo que podemos estar seguros que desaparecen cinco programas de Desarrollo Social. “Comedores comunitarios, el Programa de apoyo a las instancias de mujeres en las entidades federativas o PAIMEF, el Programa de Jornaleros agrícolas, el Programa de Coinversión Social y el de Subsidios a programas para jóvenes”.

Otros programas que presentaron recorte importante los expliqué en mi artículo anterior.

Podemos concluir que organizadas las entidades federales y los municipios para defender programas que datan de muchos años, se capaciten y accesen a las nuevas condiciones de la cuarta transformación, y que se defienda el “Federalismo” y no volvamos al “Centralismo” y que a los municipios no se les dé el trato de alumnos de párvulos; sin distinguir que ellos están al frente de la sociedad y constituyen el gobierno que verdaderamente le interesa a la gente, dijera AMLO.

En caso negativo, los grandes perdedores serán los ciudadanos que no tendrán posibilidades de obras básicas, como banquetas, guarniciones, drenajes, de agua potable, pavimentación y alumbrado público, que son consideradas como básicas para el bienestar social. ¿Habrá federalismo o centralismo?, lo veremos en las acciones futuras.

A muchos alcaldes hasta este momento no les ha caído el veinte del cambio del Presupuesto 2019, enviado por AMLO al Congreso, principalmente en lo que a beneficios recibieron en años anteriores.

En el PEF 2019 gobernadores ya se han manifestado, como el de Jalisco, Enrique Alfaro Domínguez, expresando su diferencia en los cambios establecidos en el presupuesto de egresos, concretamente en el Ramo 23, que representaban reales beneficios en apoyos la infraestructura hasta 2018, y que beneficiaban a la ciudadanía; pone de ejemplo el “Rescate del río Santiago, la Línea 4 del Tren Ligero y el libramiento sur de Puerto Vallarta”.

Inclusive sobre este particular los gobernadores de Acción Nacional publicaron, el 22 de diciembre de 2018, un manifiesto a la opinión pública, en la cual solicitaban diálogo con el secretario de Hacienda y Crédito Público, expresando su posición en el Ramo 23 y en favor de la transparencia y de eliminar vicios y defectos anteriores. La lista de los mandatarios panistas estaba integrada por la hoy extinta gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso; de Querétaro, Francisco Domínguez; de Yucatán, Mauricio Vila; de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca; de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; de Quintana Roo, Carlos Joaquín González; de Aguascalientes, Martín Orozco; de Durango, José Rosas Aispuro, y de Guanajuato, Diego Sinhué. Hasta ahora no hay respuesta, pero es probable una rectificación del Ejecutivo federal, con cambio de fondos y lineamientos. Los estados más preocupados son: Campeche, ya que el gasto federalizado en este concepto es de 23%, Baja California Sur 10.5%, Sinaloa y Durango con 10.1%, hasta Colima Yucatán y Guerrero les disminuirá su inversión en más del 8%. Para los alcaldes es un golpe muy fuerte por dos razones: sus ingresos son limitados, y los tratan como iguales, cuando esto es un utopismo; hay municipios que tienen como ingresos sólo los federales y los que suscribían con convenios del ramo 23. Cuáles son estos fondos: El Orfis define plenamente en su portal electrónico al Prodere 2018, donde documenta que 59 municipios se beneficiaron con obras de infraestructura por 492 millones de pesos, lo describe en más de 30 páginas. El requisito es firmar convenio con la Sefiplan, los reportes a realizar y cumplir con los registros que obliga la Ley General de Contabilidad Gubernamental. Para su pronta referencia doy el link para su consulta http://www.orfis.gob.mx/wp-content/uploads/2017/05/prodere2018.pdf. Esto quiere decir que hay fiscalización a estos fondos federales. Ante estas circunstancias, los municipios tienen las alternativas que ofrece el PEF 2019 en programas específicos manejados por la Federación.

Es importante señalar que el Congreso de Veracruz, y especialmente la Secretaría de Fiscalización, capacite a funcionarios municipales con cursos-talleres para accesar al PEF 2019. Empezando por el manual emitido por Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (Inefed), que es una guía general para la gestión de programas federales para municipios www.gob.mx/inafed/documentos/guias-de-apoyo-de-los-programas-federales. De lo que podemos estar seguros que desaparecen cinco programas de Desarrollo Social. “Comedores comunitarios, el Programa de apoyo a las instancias de mujeres en las entidades federativas o PAIMEF, el Programa de Jornaleros agrícolas, el Programa de Coinversión Social y el de Subsidios a programas para jóvenes”.

Otros programas que presentaron recorte importante los expliqué en mi artículo anterior.

Podemos concluir que organizadas las entidades federales y los municipios para defender programas que datan de muchos años, se capaciten y accesen a las nuevas condiciones de la cuarta transformación, y que se defienda el “Federalismo” y no volvamos al “Centralismo” y que a los municipios no se les dé el trato de alumnos de párvulos; sin distinguir que ellos están al frente de la sociedad y constituyen el gobierno que verdaderamente le interesa a la gente, dijera AMLO.

En caso negativo, los grandes perdedores serán los ciudadanos que no tendrán posibilidades de obras básicas, como banquetas, guarniciones, drenajes, de agua potable, pavimentación y alumbrado público, que son consideradas como básicas para el bienestar social. ¿Habrá federalismo o centralismo?, lo veremos en las acciones futuras.

domingo 09 de junio de 2019

Tambores de cambio

domingo 19 de mayo de 2019

Fideicomiso 998

domingo 28 de abril de 2019

Oaxaca, mejor recaudador

domingo 14 de abril de 2019

El problema de las finanzas públicas

domingo 07 de abril de 2019

De qué color era el caballo blanco

domingo 17 de marzo de 2019

Sin posibilidades financieras

Cargar Más