/ jueves 27 de agosto de 2020

Barren al menos a 18 policías municipales

Vaya problema el que representan las policías municipales, pues al ser las más débiles, las que menos disponen de presupuesto y equipo y las que pagan menos a sus elementos, se convierten en las más vulnerables de ser penetradas por la delincuencia organizada.

En ese sentido nos hacen ver que por eso los gobiernos han ideado estrategias como la creación de Policías Intermunicipales… o como en la actualidad, que las desaparecen y las tareas de los gendarmes son asumidas directamente por policías de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP).

De eso último nos enteramos esporádicamente que sucede, pero fuentes ligadas al sector de la seguridad nos indica que, si se hace un recuento de cuántas corporaciones municipales han sido desaparecidas, del año pasado a la actualidad, nos llevaremos una sorpresa.

Nos indican que en un lapso aproximado de año y medio la SSP ha tomado el control de la seguridad en al menos 17 municipios y nos enumeran los siguientes: Pueblo Viejo, Coxquihui, Camerino Z. Mendoza, Río Blanco, Ixtaczoquitlán, Acultzingo, Maltrata,Tlalixcoyan, Alvarado, Sayula, Texistepec, Ixhuatlán del Sureste, Naranjal, Mixtla de Altamirano, Coetzala, Álamo y Paso del Macho. A este listado ahora hay que agregarle a Altotonga.

¿Qué tanto ha mejorado la seguridad en esos lugares, en donde han barrido a los gendarmes municipales para darle paso a los estatales?, es lo que cabría preguntarse y observar, para saber si la estrategia funciona, no sea que, nos hacen ver, quiten a un malo para poner a otro igual.

Es más, hay veracruzanos mal pensados, dedicados a la política, que en varias ocasiones nos han comentado que ojalá esto no se trate de solo tener control… político. Sí, nos señalan que, llegado el momento y según las órdenes recibidas, la policía es muy buena para hacer política, sobre todo en plenas campañas y el día de las elecciones.

Quien no crea eso, nos dicen que le pregunten al actual dirigente del PAN estatal, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, a ver qué opina al respecto. Nos indican que lo ha padecido en carne propia.

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez marcó su "raya" con la alcaldesa de Córdoba (panista) Leticia López Landero y sus funcionarios; nos dicen que fue claro el mensaje de rechazo a esa administración municipal, de ahí que esta semana el Ejecutivo estatal haya optado por conmemorar, por su cuenta, el 199 aniversario de la firma de los Tratados de Córdoba, que marcaron la consumación de la Independencia.

Nos comentan que llamó la atención que luego del acto cívico solo diputados morenistas accedieron a posar con ella para la fotografía. El distanciamiento marcado por el gobernador fue notorio y tal vez en esto influya que los ediles del Ayuntamiento en mención, en su mayoría, votaron en contra de la reforma electoral impulsada por Cuitláhuac.

Las autoridades han expresado que no existen las autodefensas en Veracruz, que en dado caso hay grupos de delincuentes que se autodenominan así, pero ayer, nos reportan, un buen número de personas (no cinco, ni diez, ni veinte, más) se dejaron ver, cubiertos el rostro, en Calcahualco y dijeron ser parte de una autodefensa.

Hace unos días, en la zona de Maltrata, circularon por la carretera varias camionetas con gente armada, también se dijeron autodefensas, y fue a ese grupo el que la autoridad calificó como parte de la delincuencia. ¿Existen o no existen?, ahí se queda la pregunta.

Vaya problema el que representan las policías municipales, pues al ser las más débiles, las que menos disponen de presupuesto y equipo y las que pagan menos a sus elementos, se convierten en las más vulnerables de ser penetradas por la delincuencia organizada.

En ese sentido nos hacen ver que por eso los gobiernos han ideado estrategias como la creación de Policías Intermunicipales… o como en la actualidad, que las desaparecen y las tareas de los gendarmes son asumidas directamente por policías de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP).

De eso último nos enteramos esporádicamente que sucede, pero fuentes ligadas al sector de la seguridad nos indica que, si se hace un recuento de cuántas corporaciones municipales han sido desaparecidas, del año pasado a la actualidad, nos llevaremos una sorpresa.

Nos indican que en un lapso aproximado de año y medio la SSP ha tomado el control de la seguridad en al menos 17 municipios y nos enumeran los siguientes: Pueblo Viejo, Coxquihui, Camerino Z. Mendoza, Río Blanco, Ixtaczoquitlán, Acultzingo, Maltrata,Tlalixcoyan, Alvarado, Sayula, Texistepec, Ixhuatlán del Sureste, Naranjal, Mixtla de Altamirano, Coetzala, Álamo y Paso del Macho. A este listado ahora hay que agregarle a Altotonga.

¿Qué tanto ha mejorado la seguridad en esos lugares, en donde han barrido a los gendarmes municipales para darle paso a los estatales?, es lo que cabría preguntarse y observar, para saber si la estrategia funciona, no sea que, nos hacen ver, quiten a un malo para poner a otro igual.

Es más, hay veracruzanos mal pensados, dedicados a la política, que en varias ocasiones nos han comentado que ojalá esto no se trate de solo tener control… político. Sí, nos señalan que, llegado el momento y según las órdenes recibidas, la policía es muy buena para hacer política, sobre todo en plenas campañas y el día de las elecciones.

Quien no crea eso, nos dicen que le pregunten al actual dirigente del PAN estatal, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, a ver qué opina al respecto. Nos indican que lo ha padecido en carne propia.

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez marcó su "raya" con la alcaldesa de Córdoba (panista) Leticia López Landero y sus funcionarios; nos dicen que fue claro el mensaje de rechazo a esa administración municipal, de ahí que esta semana el Ejecutivo estatal haya optado por conmemorar, por su cuenta, el 199 aniversario de la firma de los Tratados de Córdoba, que marcaron la consumación de la Independencia.

Nos comentan que llamó la atención que luego del acto cívico solo diputados morenistas accedieron a posar con ella para la fotografía. El distanciamiento marcado por el gobernador fue notorio y tal vez en esto influya que los ediles del Ayuntamiento en mención, en su mayoría, votaron en contra de la reforma electoral impulsada por Cuitláhuac.

Las autoridades han expresado que no existen las autodefensas en Veracruz, que en dado caso hay grupos de delincuentes que se autodenominan así, pero ayer, nos reportan, un buen número de personas (no cinco, ni diez, ni veinte, más) se dejaron ver, cubiertos el rostro, en Calcahualco y dijeron ser parte de una autodefensa.

Hace unos días, en la zona de Maltrata, circularon por la carretera varias camionetas con gente armada, también se dijeron autodefensas, y fue a ese grupo el que la autoridad calificó como parte de la delincuencia. ¿Existen o no existen?, ahí se queda la pregunta.