/ miércoles 14 de julio de 2021

Brilla el arte en nuestra Atenas

El pasado jueves tuvimos, mi esposa y yo, la oportunidad de admirar una extraordinaria exposición pictórica en la Galería Alejandro Mariano, al interior de Realia, Instituto Universitario para la Cultura y las Artes, bajo la dirección del Dr. Alejandro Mariano Pérez, quien nos honra con su apreciada amistad.

El recinto del instituto, ubicado en una casona tradicional xalapeña ubicada en la calle Xalapeños Ilustres, abrió sus puertas en punto de las 20 horas para transportar a los asistentes a la inauguración de la exposición a un ambiente que se tornó mágico y hermoso, al reunir obras de los máximos expositores del surrealismo del siglo pasado, así que vimos de frente obras de Joan Miró, Salvador Dalí, Leonora Cárrington, Pablo Picasso, Pedro Friedeberg, René Magritte, Rafael Coronel, entre otros renombrados pintores.

La suave música de fondo y el ambiente ligeramente cálido, daban el marco preciso para ir descubriendo a cada paso las obras de los grandes maestros, mismas que iban siendo descritas, con la maestría que lo caracteriza, por el Dr. Alejandro Mariano, llevándonos un poco al interior de la psique del autor, para de ahí comprender más a fondo el sentimiento llevado a la mano y hasta el extremo del pincel para dar forma al colorido pez de Miró, a los simbolismos de los elefantes con patas de zancudo, la perspectiva del Cristo y la languidez de los relojes –representando el tiempo de Dali–; la expresividad de Leonora embarazada contrastada con el trono Celta, conteniendo un sinnúmero de imágenes simbólicas, y en un girar la mirada encontrarnos con la vibración de colores y personajes plasmados por Coronel y adelante los trazos inconfundibles de Picasso, así como los desnudos de José Luis Cuevas.

Al otro lado de la galería los llamativos cuadros representativos de esa tendencia artística, uno con símbolos subjetivamente religiosos, otro un cuadro lleno de manos queriendo representar diversos mensajes subconscientes y al lado, dos obras muy conocidas: una de una pipa apagada y aparentemente sin usar, con un mensaje de “esto no es una pipa”, y otra obra muy representativa de esta corriente, donde aparece la imagen de un hombre bien vestido, con bombín, y cuya cara se cubre con una verde manzana.

En fin, un deleite para los ojos y el alma que se podrá admirar, de forma gratuita, hasta el 14 de agosto. Exposición que da un respiro a nuestra ciudad, que por siempre se ha caracterizado por sus múltiples eventos representativos de todas las musas y que debido a la pandemia que nos azota, habían quedado paralizados.

Felicidades al Dr. Alejandro Mariano, por conjuntar en su galería tantas valiosas obras de la plástica internacional y acercar a los xalapeños de todas las edades a tan hermosa exposición pictórica. Y aprovecho para felicitarlo nuevamente, pues en breve el instituto Realia festejará su XV aniversario, formando licenciados y maestros en diversos campos del arte y la cultura.

El pasado jueves tuvimos, mi esposa y yo, la oportunidad de admirar una extraordinaria exposición pictórica en la Galería Alejandro Mariano, al interior de Realia, Instituto Universitario para la Cultura y las Artes, bajo la dirección del Dr. Alejandro Mariano Pérez, quien nos honra con su apreciada amistad.

El recinto del instituto, ubicado en una casona tradicional xalapeña ubicada en la calle Xalapeños Ilustres, abrió sus puertas en punto de las 20 horas para transportar a los asistentes a la inauguración de la exposición a un ambiente que se tornó mágico y hermoso, al reunir obras de los máximos expositores del surrealismo del siglo pasado, así que vimos de frente obras de Joan Miró, Salvador Dalí, Leonora Cárrington, Pablo Picasso, Pedro Friedeberg, René Magritte, Rafael Coronel, entre otros renombrados pintores.

La suave música de fondo y el ambiente ligeramente cálido, daban el marco preciso para ir descubriendo a cada paso las obras de los grandes maestros, mismas que iban siendo descritas, con la maestría que lo caracteriza, por el Dr. Alejandro Mariano, llevándonos un poco al interior de la psique del autor, para de ahí comprender más a fondo el sentimiento llevado a la mano y hasta el extremo del pincel para dar forma al colorido pez de Miró, a los simbolismos de los elefantes con patas de zancudo, la perspectiva del Cristo y la languidez de los relojes –representando el tiempo de Dali–; la expresividad de Leonora embarazada contrastada con el trono Celta, conteniendo un sinnúmero de imágenes simbólicas, y en un girar la mirada encontrarnos con la vibración de colores y personajes plasmados por Coronel y adelante los trazos inconfundibles de Picasso, así como los desnudos de José Luis Cuevas.

Al otro lado de la galería los llamativos cuadros representativos de esa tendencia artística, uno con símbolos subjetivamente religiosos, otro un cuadro lleno de manos queriendo representar diversos mensajes subconscientes y al lado, dos obras muy conocidas: una de una pipa apagada y aparentemente sin usar, con un mensaje de “esto no es una pipa”, y otra obra muy representativa de esta corriente, donde aparece la imagen de un hombre bien vestido, con bombín, y cuya cara se cubre con una verde manzana.

En fin, un deleite para los ojos y el alma que se podrá admirar, de forma gratuita, hasta el 14 de agosto. Exposición que da un respiro a nuestra ciudad, que por siempre se ha caracterizado por sus múltiples eventos representativos de todas las musas y que debido a la pandemia que nos azota, habían quedado paralizados.

Felicidades al Dr. Alejandro Mariano, por conjuntar en su galería tantas valiosas obras de la plástica internacional y acercar a los xalapeños de todas las edades a tan hermosa exposición pictórica. Y aprovecho para felicitarlo nuevamente, pues en breve el instituto Realia festejará su XV aniversario, formando licenciados y maestros en diversos campos del arte y la cultura.

ÚLTIMASCOLUMNAS