/ martes 11 de agosto de 2020

Caminando, imponen a otro en el PRD

Totalmente cierto que el Partido de la Revolución Democrática por fin pudo elegir a un dirigente estatal sin necesidad de llegar a los golpes y desarrollar el proceso en medio de un cochinero…

Pero perredistas de corazón nos hacen comentarios en torno a esta extraña paz que pueden ser resumidos así: esta tranquilidad se debe a que el PRD dejó de provocar interés, está en el sótano y ser parte del chiquitaje genera que ya no despierte pasiones.

Pues será el sereno, pero nos comentan que Rogelio Franco Castán sigue manejando el partido y, caminando, sin sillazos ni pedradas, pudo colocar una vez más en la presidencia del Comité Estatal a otro de sus incondicionales, en esta ocasión a Sergio Cadena, de quien medio Veracruz conoce su pasado.

El PRD aún puede ser exprimido y, al menos para las próximas elecciones, no lo despreciarían para una alianza y con base en ésta, el perredismo puede lograr lo que ya se le niega en las urnas, como sucedió en 2018, nos expresan políticos que conocen de estas cosas.

De Tecolutla nos reportan que comerciantes y vendedores ambulantes se encuentran a favor de que los filtros sanitarios se mantengan en la entrada de esa población costera para evitar contagios de coronavirus.

La semana pasada, nos informan, hoteleros y restauranteros quitaron por la fuerza el filtro sanitario instalado por las autoridades municipales, lo que ha generado el descontrol en el acceso de turistas, pues ha llegado gente de diversas partes, algunos de los cuales, nos dicen, no usan cubrebocas.

Los comerciantes quieren que el filtro funcione para evitar que los casos de Covid-19 se disparen en estos tiempos en que la pandemia está en su apogeo.

Lo que sucede en Tecolutla es reflejo de la disyuntiva que está en todas partes: la población se cuida al extremo para no contraer el peligroso virus, lo que implica dejar de tener actividades económicas, o se trabaja con el riesgo de que la enfermedad se extienda.

¡Calma fieras! Nos hacen ver que si Rosa María Espejo renunció a su cargo federal para caminar la plaza de Veracruz con mucha anticipación, con miras a ser candidata, pues es algo positivo en el sentido de que nadie le podrá reprochar que se aprovechó del cargo, pero eso no es obligatorio.

Lo cierto es que faltan varios meses —se puede cobrar el aguinaldo y más— para que por ley se tenga que renunciar si se aspira a ser postulado a un cargo de elección popular.

Así que todos los que desean el cargo de Iván Luna en la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno del Estado, pues compren boleto y tomen asiento… para esperar otro buen tiempo.

Si finalmente Luna es llevado por las circunstancias a una nominación, eso ocurrirá dentro de varios meses, no ahora. Por lo pronto se sabe que Joseph ni sufre ni se acongoja, está en lo suyo.

Nos piden hacer esta pregunta: ¿cuántas otras policías municipales están como la de Álamo? Y bueno, ya encarrerados, que se haga esta otra: ¿solo las municipales están infestadas?

Para responder esto nos dicen que simplemente se observe qué tipo de delitos y con qué periodicidad se dan en cada demarcación veracruzana… y a cuántos detiene la policía.

Totalmente cierto que el Partido de la Revolución Democrática por fin pudo elegir a un dirigente estatal sin necesidad de llegar a los golpes y desarrollar el proceso en medio de un cochinero…

Pero perredistas de corazón nos hacen comentarios en torno a esta extraña paz que pueden ser resumidos así: esta tranquilidad se debe a que el PRD dejó de provocar interés, está en el sótano y ser parte del chiquitaje genera que ya no despierte pasiones.

Pues será el sereno, pero nos comentan que Rogelio Franco Castán sigue manejando el partido y, caminando, sin sillazos ni pedradas, pudo colocar una vez más en la presidencia del Comité Estatal a otro de sus incondicionales, en esta ocasión a Sergio Cadena, de quien medio Veracruz conoce su pasado.

El PRD aún puede ser exprimido y, al menos para las próximas elecciones, no lo despreciarían para una alianza y con base en ésta, el perredismo puede lograr lo que ya se le niega en las urnas, como sucedió en 2018, nos expresan políticos que conocen de estas cosas.

De Tecolutla nos reportan que comerciantes y vendedores ambulantes se encuentran a favor de que los filtros sanitarios se mantengan en la entrada de esa población costera para evitar contagios de coronavirus.

La semana pasada, nos informan, hoteleros y restauranteros quitaron por la fuerza el filtro sanitario instalado por las autoridades municipales, lo que ha generado el descontrol en el acceso de turistas, pues ha llegado gente de diversas partes, algunos de los cuales, nos dicen, no usan cubrebocas.

Los comerciantes quieren que el filtro funcione para evitar que los casos de Covid-19 se disparen en estos tiempos en que la pandemia está en su apogeo.

Lo que sucede en Tecolutla es reflejo de la disyuntiva que está en todas partes: la población se cuida al extremo para no contraer el peligroso virus, lo que implica dejar de tener actividades económicas, o se trabaja con el riesgo de que la enfermedad se extienda.

¡Calma fieras! Nos hacen ver que si Rosa María Espejo renunció a su cargo federal para caminar la plaza de Veracruz con mucha anticipación, con miras a ser candidata, pues es algo positivo en el sentido de que nadie le podrá reprochar que se aprovechó del cargo, pero eso no es obligatorio.

Lo cierto es que faltan varios meses —se puede cobrar el aguinaldo y más— para que por ley se tenga que renunciar si se aspira a ser postulado a un cargo de elección popular.

Así que todos los que desean el cargo de Iván Luna en la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno del Estado, pues compren boleto y tomen asiento… para esperar otro buen tiempo.

Si finalmente Luna es llevado por las circunstancias a una nominación, eso ocurrirá dentro de varios meses, no ahora. Por lo pronto se sabe que Joseph ni sufre ni se acongoja, está en lo suyo.

Nos piden hacer esta pregunta: ¿cuántas otras policías municipales están como la de Álamo? Y bueno, ya encarrerados, que se haga esta otra: ¿solo las municipales están infestadas?

Para responder esto nos dicen que simplemente se observe qué tipo de delitos y con qué periodicidad se dan en cada demarcación veracruzana… y a cuántos detiene la policía.