/ domingo 4 de octubre de 2020

Covid-19: cifras oficiales

De forma oficial, hasta el sábado pasado había casi 758 mil contagios y 78 mil 880 defunciones por Coronavirus en todo el país; en Veracruz, las cifras registran 33 mil 705 casos y 4 mil 459 muertes.

Sin embargo, muy probablemente nunca se sabrá con exactitud el número de personas que padecieron la enfermedad ni la cifra de las defunciones. El modelo Centinela al que se refirieron las autoridades sanitarias establecía que por cada caso registrado había al menos 8 más que no se consignaban. Por otro lado, las cifras oficiales sólo incluyen como casos confirmados a las personas que acudieron a un laboratorio privado o de la Secretaría de Salud, arrojando un resultado positivo; pero hay miles más que no presentaron síntomas graves y, por tanto, no requirieron un examen. Como sea, la dimensión del daño de la pandemia en la salud pública de México y de Veracruz es incierta; los datos oficiales que se reportan todas las noches, sin bien son una referencia, podrían no corresponder a la realidad. Algo parecido ocurre con el impacto del Covid-19 en la economía y el empleo: el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Enoch Castellanos, señaló que las estimaciones de los empresarios indican que al terminar 2020 habrán cerrado unas 500 mil empresas, micro, pequeñas, medianas y grandes de todos los giros. 30 mil de ellas operan en Veracruz. El líder empresarial apunta que muchas de esas empresas ya cerraron; otras lo harán en el periodo de “reactivación”, dado que no logran equilibrar ingresos con gasto. Explica que esas empresas estuvieron cerradas durante los tres meses del confinamiento y al abrir sus puertas, las operaciones sólo representaban el 30 o 40 por ciento de lo que se consideraba normal hasta antes del inicio del problema sanitario. El presidente de Canacintra expuso que en 4 meses, el periodo entre el 31 de marzo y el 31 de julio, se perdieron un millón de empleos en todo el país; posteriormente, se recuperaron 50 mil empleos en agosto y otros 80 mil en septiembre; aunque hay una recuperación, ésta no cubre todo lo perdido en meses previos. Las fuentes oficiales, sin embargo, muestran números muy diferentes a los que manejan los empresarios; la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, por ejemplo, ubica la tasa de desocupación de la entidad en 2.2%; de tal manera que la cifra de personas desocupadas apenas incluiría a 77 mil veracruzanos. La realidad, sin embargo, es muy diferente: el IMSS estableció que sólo entre febrero y mayo, en Veracruz se perdieron más de 57 mil empleos formales. Eso sin considerar a miles más que forman parte de la economía informal. La pérdida de empleos y cierre de negocios, de acuerdo con las cámaras empresariales, va en aumento y no se ve para cuándo se podría regresar a los niveles que existían antes del impacto de la pandemia.

De forma oficial, hasta el sábado pasado había casi 758 mil contagios y 78 mil 880 defunciones por Coronavirus en todo el país; en Veracruz, las cifras registran 33 mil 705 casos y 4 mil 459 muertes.

Sin embargo, muy probablemente nunca se sabrá con exactitud el número de personas que padecieron la enfermedad ni la cifra de las defunciones. El modelo Centinela al que se refirieron las autoridades sanitarias establecía que por cada caso registrado había al menos 8 más que no se consignaban. Por otro lado, las cifras oficiales sólo incluyen como casos confirmados a las personas que acudieron a un laboratorio privado o de la Secretaría de Salud, arrojando un resultado positivo; pero hay miles más que no presentaron síntomas graves y, por tanto, no requirieron un examen. Como sea, la dimensión del daño de la pandemia en la salud pública de México y de Veracruz es incierta; los datos oficiales que se reportan todas las noches, sin bien son una referencia, podrían no corresponder a la realidad. Algo parecido ocurre con el impacto del Covid-19 en la economía y el empleo: el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Enoch Castellanos, señaló que las estimaciones de los empresarios indican que al terminar 2020 habrán cerrado unas 500 mil empresas, micro, pequeñas, medianas y grandes de todos los giros. 30 mil de ellas operan en Veracruz. El líder empresarial apunta que muchas de esas empresas ya cerraron; otras lo harán en el periodo de “reactivación”, dado que no logran equilibrar ingresos con gasto. Explica que esas empresas estuvieron cerradas durante los tres meses del confinamiento y al abrir sus puertas, las operaciones sólo representaban el 30 o 40 por ciento de lo que se consideraba normal hasta antes del inicio del problema sanitario. El presidente de Canacintra expuso que en 4 meses, el periodo entre el 31 de marzo y el 31 de julio, se perdieron un millón de empleos en todo el país; posteriormente, se recuperaron 50 mil empleos en agosto y otros 80 mil en septiembre; aunque hay una recuperación, ésta no cubre todo lo perdido en meses previos. Las fuentes oficiales, sin embargo, muestran números muy diferentes a los que manejan los empresarios; la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, por ejemplo, ubica la tasa de desocupación de la entidad en 2.2%; de tal manera que la cifra de personas desocupadas apenas incluiría a 77 mil veracruzanos. La realidad, sin embargo, es muy diferente: el IMSS estableció que sólo entre febrero y mayo, en Veracruz se perdieron más de 57 mil empleos formales. Eso sin considerar a miles más que forman parte de la economía informal. La pérdida de empleos y cierre de negocios, de acuerdo con las cámaras empresariales, va en aumento y no se ve para cuándo se podría regresar a los niveles que existían antes del impacto de la pandemia.

ÚLTIMASCOLUMNAS