/ lunes 27 de mayo de 2019

Crece plan para relevar a Cuitláhuac García

Crece plan para relevar a Cuitláhuac García


El plan para remover a Cuitláhuac García como gobernador de Veracruz en 2 años, (siempre y cuando no “levanten” sus resultados y bonos entre los ciudadanos), avanza, y el presidente López Obrador lo sabe, por ello buscó mover del Senado a Ricardo Ahued Bardahuil, y lo convenció.

AMLO sabe que cuenta con 18 meses para enderezar el camino de su amigo en Veracruz, y está empecinado en hacerlo, así deba ser él quien gobierne al estado desde Palacio Nacional. El equipo cercano al Presidente ya tiene el relevo para Cuitláhuac García palomeado por los que deciden: Ricardo Ahued.

No olvidemos que hace algunas semanas, en esta misma columna di a conocer que después de muchos “estiras y aflojas”, AMLO tuvo que aceptar (ante los constantes yerros de Cuitláhuac García) la súplica de su grupo cercano de asesores para “invitarlo” al Gobierno Federal tan pronto fuera posible, es decir, apenas se “brincara” el término que obliga a una elección extraordinaria, o sea, dos años de mandato.

Sin embargo, a sabiendas de lo mucho que Ahued ha crecido desde la Cámara Alta (y aunado a la buena opinión que en lo general los veracruzanos tienen de él), AMLO decidió aprovechar los 18 meses restantes, y para ello, necesitaba tener fuera por el momento, (de un espacio tan público como el Senado), a quien será el relevo pactado para la gubernatura del estado.

AMLO mató dos pájaros de un tiro con el movimiento de Ahued: por un lado, coloca a un personaje capaz en la Administración Nacional de las Aduanas, y por otro, lo mantiene un poco “lejos” de Veracruz, mientras intenta ayudar a un Cuitláhuac García que no da una como Gobernador.

Me cuentan que cuando el Presidente se enteró de la “broma” que su Gobernador de Veracruz hizo sobre el tema de la “transparencia informativa”, diciendo sarcásticamente a la prensa veracruzana “uy, qué grave que no hayamos respondido”, movió la cabeza y respiró largo, reprobando el hecho, pues en redes sociales (como recién se lo habían informado) lo estaban haciendo pedazos.

El plan para remover a Cuitláhuac García continúa en pie y más fuerte que nunca. AMLO tiene a su relevo ahora incrustado en el Gobierno Federal: Ricardo Ahued. El problema del Presidente radica en evitar que su Gobernador en Veracruz cometa tantos errores, tarea que se antoja, de verdad, muy difícil.

No hay duda, Ahued avanza; Cuitláhuac retrocede.


alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Crece plan para relevar a Cuitláhuac García


El plan para remover a Cuitláhuac García como gobernador de Veracruz en 2 años, (siempre y cuando no “levanten” sus resultados y bonos entre los ciudadanos), avanza, y el presidente López Obrador lo sabe, por ello buscó mover del Senado a Ricardo Ahued Bardahuil, y lo convenció.

AMLO sabe que cuenta con 18 meses para enderezar el camino de su amigo en Veracruz, y está empecinado en hacerlo, así deba ser él quien gobierne al estado desde Palacio Nacional. El equipo cercano al Presidente ya tiene el relevo para Cuitláhuac García palomeado por los que deciden: Ricardo Ahued.

No olvidemos que hace algunas semanas, en esta misma columna di a conocer que después de muchos “estiras y aflojas”, AMLO tuvo que aceptar (ante los constantes yerros de Cuitláhuac García) la súplica de su grupo cercano de asesores para “invitarlo” al Gobierno Federal tan pronto fuera posible, es decir, apenas se “brincara” el término que obliga a una elección extraordinaria, o sea, dos años de mandato.

Sin embargo, a sabiendas de lo mucho que Ahued ha crecido desde la Cámara Alta (y aunado a la buena opinión que en lo general los veracruzanos tienen de él), AMLO decidió aprovechar los 18 meses restantes, y para ello, necesitaba tener fuera por el momento, (de un espacio tan público como el Senado), a quien será el relevo pactado para la gubernatura del estado.

AMLO mató dos pájaros de un tiro con el movimiento de Ahued: por un lado, coloca a un personaje capaz en la Administración Nacional de las Aduanas, y por otro, lo mantiene un poco “lejos” de Veracruz, mientras intenta ayudar a un Cuitláhuac García que no da una como Gobernador.

Me cuentan que cuando el Presidente se enteró de la “broma” que su Gobernador de Veracruz hizo sobre el tema de la “transparencia informativa”, diciendo sarcásticamente a la prensa veracruzana “uy, qué grave que no hayamos respondido”, movió la cabeza y respiró largo, reprobando el hecho, pues en redes sociales (como recién se lo habían informado) lo estaban haciendo pedazos.

El plan para remover a Cuitláhuac García continúa en pie y más fuerte que nunca. AMLO tiene a su relevo ahora incrustado en el Gobierno Federal: Ricardo Ahued. El problema del Presidente radica en evitar que su Gobernador en Veracruz cometa tantos errores, tarea que se antoja, de verdad, muy difícil.

No hay duda, Ahued avanza; Cuitláhuac retrocede.


alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

jueves 17 de octubre de 2019

Las órdenes de aprehensión por venir

jueves 10 de octubre de 2019

La verdad sobre la encuesta de Roy Campos

lunes 07 de octubre de 2019

Veracruz, puros “lugares de honor”

jueves 26 de septiembre de 2019

Agenda energética y seguridad nacional

martes 24 de septiembre de 2019

El acuerdo por Winckler

martes 10 de septiembre de 2019

“Están pollos en Veracruz”, me dicen

jueves 05 de septiembre de 2019

Caso Winckler: a bayoneta calada

Cargar Más