/ miércoles 9 de mayo de 2018

Créditos de nómina

Un nuevo panorama les espera a quienes huyendo de los descuentos por créditos de nómina, se mudaron de banco para salvar su sueldo, haciendo uso del beneficio de la portabilidad.

Y es que a nivel de propuesta se encuentra la petición que hicieran diversas entidades financieras al Banco de México para crear un Buró de crédito de nómina, que les permita visibilizar las nóminas y cobrar créditos asociados a una prestación laboral de manera automática, aunque el usuario cambie de institución financiera la cuenta receptora de su sueldo.

Sucedió que al diseñar el crédito de nómina, éste fue considerado como de “menor riesgo”, dado que la garantía del mismo era el propio sueldo de los trabajadores, así al principio el único riesgo que se le vio fue que el trabajador se quedara sin trabajo.

Sin embargo al paso de los años y con el surgimiento de la portabilidad de nómina como un beneficio de los usuarios al poder cambiarse sin costo alguno al banco de su preferencia que le reportara mayores beneficios como cercanía, mejores horarios, mayor número de cajeros automáticos, costo de servicios y promociones, entre otros, se cerró la puerta a los bancos que a través de la cuenta ordenante habían otorgado créditos de nómina y domiciliado el pago, dificultando la cobranza.

Con ello año tras año aumentó la cartera vencida (como se le conoce a los créditos que no han sido pagados por los usuarios en las condiciones originalmente pactadas) así, para junio de 2017, el Banco de México señaló que el índice de morosidad ajustado (IMORA) con quitas y castigos que realizan las instituciones, aumentó de forma significativa para los créditos de nómina alcanzando valores muy cercanos a los créditos personales (créditos sin ninguna garantía).

Como solución al caso los bancos —en frente común— presentan ahora la propuesta de crear un mecanismo para hacer “cobranza interbancaria” y la reingeniería de productos asociados a la nómina para volver el cobro “irrevocable”, aunque el usuario cambie de banco su nómina.

Las condiciones actuales permiten que con el cambio de banco el crédito se quede sin respaldo, elevando el riesgo del mismo; así al mejorar el mecanismo de cobranza y poder “seguir al trabajador a donde vaya”, se disminuirá el riesgo en la mora, reflejándose en la reducción de la tasa de interés a los nuevos contratantes.

El rediseño incluirá un límite de endeudamiento al imponer un tope del 35% en cargos a la cuenta del monto promedio mensual de los depósitos por prestaciones laborales para el pago de créditos, un acierto en materia de educación financiera; dado que precisamente la portabilidad de nómina fue la salida estratégica para quienes sufrían descuentos en su sueldo superiores al 80% del total para pago de créditos que rebasaron su capacidad de endeudamiento y por tanto de pago. Pase Feliz Día de la Madre.

¡Pregunte 2281148502 es mejor tener dudas, que deudas!

Un nuevo panorama les espera a quienes huyendo de los descuentos por créditos de nómina, se mudaron de banco para salvar su sueldo, haciendo uso del beneficio de la portabilidad.

Y es que a nivel de propuesta se encuentra la petición que hicieran diversas entidades financieras al Banco de México para crear un Buró de crédito de nómina, que les permita visibilizar las nóminas y cobrar créditos asociados a una prestación laboral de manera automática, aunque el usuario cambie de institución financiera la cuenta receptora de su sueldo.

Sucedió que al diseñar el crédito de nómina, éste fue considerado como de “menor riesgo”, dado que la garantía del mismo era el propio sueldo de los trabajadores, así al principio el único riesgo que se le vio fue que el trabajador se quedara sin trabajo.

Sin embargo al paso de los años y con el surgimiento de la portabilidad de nómina como un beneficio de los usuarios al poder cambiarse sin costo alguno al banco de su preferencia que le reportara mayores beneficios como cercanía, mejores horarios, mayor número de cajeros automáticos, costo de servicios y promociones, entre otros, se cerró la puerta a los bancos que a través de la cuenta ordenante habían otorgado créditos de nómina y domiciliado el pago, dificultando la cobranza.

Con ello año tras año aumentó la cartera vencida (como se le conoce a los créditos que no han sido pagados por los usuarios en las condiciones originalmente pactadas) así, para junio de 2017, el Banco de México señaló que el índice de morosidad ajustado (IMORA) con quitas y castigos que realizan las instituciones, aumentó de forma significativa para los créditos de nómina alcanzando valores muy cercanos a los créditos personales (créditos sin ninguna garantía).

Como solución al caso los bancos —en frente común— presentan ahora la propuesta de crear un mecanismo para hacer “cobranza interbancaria” y la reingeniería de productos asociados a la nómina para volver el cobro “irrevocable”, aunque el usuario cambie de banco su nómina.

Las condiciones actuales permiten que con el cambio de banco el crédito se quede sin respaldo, elevando el riesgo del mismo; así al mejorar el mecanismo de cobranza y poder “seguir al trabajador a donde vaya”, se disminuirá el riesgo en la mora, reflejándose en la reducción de la tasa de interés a los nuevos contratantes.

El rediseño incluirá un límite de endeudamiento al imponer un tope del 35% en cargos a la cuenta del monto promedio mensual de los depósitos por prestaciones laborales para el pago de créditos, un acierto en materia de educación financiera; dado que precisamente la portabilidad de nómina fue la salida estratégica para quienes sufrían descuentos en su sueldo superiores al 80% del total para pago de créditos que rebasaron su capacidad de endeudamiento y por tanto de pago. Pase Feliz Día de la Madre.

¡Pregunte 2281148502 es mejor tener dudas, que deudas!

jueves 18 de julio de 2019

Inviértele a tu salud

miércoles 10 de abril de 2019

Gota a gota… el dinero se agota

jueves 25 de octubre de 2018

Y, ¿cómo vamos con el ahorro?

sábado 29 de septiembre de 2018

El negocio del empoderamiento

miércoles 11 de julio de 2018

Reclamación procedente

miércoles 27 de junio de 2018

La departamental

miércoles 20 de junio de 2018

¡Por culpa del Fobaproa!

miércoles 09 de mayo de 2018

Créditos de nómina

miércoles 25 de abril de 2018

Despachos de cobranza

miércoles 18 de abril de 2018

Las fallas de la banca tradicional

Cargar Más