/ jueves 3 de enero de 2019

De frutsis, pingüinos y six de cerveza

El secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, emitió polémicas declaraciones los primeros días de este año. El miércoles 2 de enero dijo estar preocupado porque en Veracruz “hay periodistas malos” que podrían estar a las órdenes de la delincuencia organizada.

Y este jueves declaró sin ambages que la mayoría de los robos a las tiendas de conveniencia son por un “six” de cervezas.

Si el funcionario tiene pruebas de que hay periodistas coludidos con los delincuentes, nada como denunciarlos ante las autoridades correspondientes. Nadie vería mal que actuara de esa manera porque ningún representante de los medios de comunicación debe tener patente de corso. Sin embargo, si no tiene forma de demostrar esas supuestas complicidades, el secretario haría bien en moderar sus declaraciones y no lanzar señalamientos a la ligera.

En el caso de las tiendas de conveniencia uno no se explica por qué, si los ladrones van sólo por un “six” cervecero, se molestan en maniatar y golpear a los encargados de esas tiendas y de paso robarles el dinero que hay en caja.

La segunda declaración, por cierto, recordó esa lamentable frase que soltó el exgobernador veracruzano Javier Duarte en octubre de 2014, en el sentido de que en Veracruz ya no se hablaba de balaceras y asesinatos, sino sólo de robos a negocios, “de que se robaron un frutsi y dos pingüinos en el Oxxo”.

¿Habrá medido sus palabras el responsable de la seguridad pública en la entidad?.

A propósito, unas horas después de dicha declaración del funcionario, delincuentes encapuchados asaltaron, este jueves, un Oxxo en Veracruz, de donde se llevaron 300 mil pesos.

PRESUNTOS ABUSOS POLICÍACOS. El pasado 31 de diciembre elementos de la Fuerza Civil irrumpieron en el domicilio de una familia en Santa Rosa, municipio de Actopan, y tras amenazar y golpear a los integrantes, les habrían sembrado armas para luego llevarlos en calidad de detenidos.

Abraham Rosado Zárate —que nació en esa comunidad, pero es ciudadano norteamericano— y su familia, integrada por cinco miembros, indican que vivieron una auténtica pesadilla.

48 horas después de los hechos, todos fueron liberados, tras comprobar que no eran suyas las armas y que se trata de gente de bien, sin aparentes antecedentes delincuenciales.

Durante el asalto a la casa y la golpiza a los miembros de la familia, los policías se habrían llevado pertenencias, dinero y dos camionetas.

Enterado de la agresión, el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, dijo que es obligación de esa dependencia preservar la seguridad de la ciudadanía y que no tolerará ninguna violación, arbitrariedad o abuso de autoridad contra ninguna persona.

El caso es que el problema trascendió y ya es del conocimiento del gobierno norteamericano.

Por lo anterior, la secretaria de Turismo del gobierno estatal de Veracruz, Xóchitl Arbesú Lago, tuvo que salir al paso y declarar que hasta el momento el gobierno de aquel país no ha emitido ninguna alerta de restricción para que sus ciudadanos viajen a la entidad.

El riesgo está en que dicha alerta quizá no tarde mucho en llegar. Recordemos que ésta no sería la primera ocasión que ello ocurriera; pasó en diciembre de 2016, en agosto de 2017 y también en noviembre de 2018.

@luisromero85


El secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, emitió polémicas declaraciones los primeros días de este año. El miércoles 2 de enero dijo estar preocupado porque en Veracruz “hay periodistas malos” que podrían estar a las órdenes de la delincuencia organizada.

Y este jueves declaró sin ambages que la mayoría de los robos a las tiendas de conveniencia son por un “six” de cervezas.

Si el funcionario tiene pruebas de que hay periodistas coludidos con los delincuentes, nada como denunciarlos ante las autoridades correspondientes. Nadie vería mal que actuara de esa manera porque ningún representante de los medios de comunicación debe tener patente de corso. Sin embargo, si no tiene forma de demostrar esas supuestas complicidades, el secretario haría bien en moderar sus declaraciones y no lanzar señalamientos a la ligera.

En el caso de las tiendas de conveniencia uno no se explica por qué, si los ladrones van sólo por un “six” cervecero, se molestan en maniatar y golpear a los encargados de esas tiendas y de paso robarles el dinero que hay en caja.

La segunda declaración, por cierto, recordó esa lamentable frase que soltó el exgobernador veracruzano Javier Duarte en octubre de 2014, en el sentido de que en Veracruz ya no se hablaba de balaceras y asesinatos, sino sólo de robos a negocios, “de que se robaron un frutsi y dos pingüinos en el Oxxo”.

¿Habrá medido sus palabras el responsable de la seguridad pública en la entidad?.

A propósito, unas horas después de dicha declaración del funcionario, delincuentes encapuchados asaltaron, este jueves, un Oxxo en Veracruz, de donde se llevaron 300 mil pesos.

PRESUNTOS ABUSOS POLICÍACOS. El pasado 31 de diciembre elementos de la Fuerza Civil irrumpieron en el domicilio de una familia en Santa Rosa, municipio de Actopan, y tras amenazar y golpear a los integrantes, les habrían sembrado armas para luego llevarlos en calidad de detenidos.

Abraham Rosado Zárate —que nació en esa comunidad, pero es ciudadano norteamericano— y su familia, integrada por cinco miembros, indican que vivieron una auténtica pesadilla.

48 horas después de los hechos, todos fueron liberados, tras comprobar que no eran suyas las armas y que se trata de gente de bien, sin aparentes antecedentes delincuenciales.

Durante el asalto a la casa y la golpiza a los miembros de la familia, los policías se habrían llevado pertenencias, dinero y dos camionetas.

Enterado de la agresión, el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, dijo que es obligación de esa dependencia preservar la seguridad de la ciudadanía y que no tolerará ninguna violación, arbitrariedad o abuso de autoridad contra ninguna persona.

El caso es que el problema trascendió y ya es del conocimiento del gobierno norteamericano.

Por lo anterior, la secretaria de Turismo del gobierno estatal de Veracruz, Xóchitl Arbesú Lago, tuvo que salir al paso y declarar que hasta el momento el gobierno de aquel país no ha emitido ninguna alerta de restricción para que sus ciudadanos viajen a la entidad.

El riesgo está en que dicha alerta quizá no tarde mucho en llegar. Recordemos que ésta no sería la primera ocasión que ello ocurriera; pasó en diciembre de 2016, en agosto de 2017 y también en noviembre de 2018.

@luisromero85


jueves 15 de agosto de 2019

¿Quién gana más?

miércoles 14 de agosto de 2019

La fractura panista

lunes 12 de agosto de 2019

La pausa en la protesta antorchista

domingo 11 de agosto de 2019

UV: auditor a la vista

jueves 08 de agosto de 2019

Freno a la opacidad en tiendas escolares

miércoles 07 de agosto de 2019

La “cargada” priista

martes 06 de agosto de 2019

Los actores políticos de Xalapa

domingo 04 de agosto de 2019

Justicia por propia mano

Cargar Más