/ miércoles 9 de octubre de 2019

Del dengue, al abandono de niños con cáncer

Las autoridades de Salud no sales del grave problema del dengue y, ahora, detona otro delucado caso con 40 niños que padecen cáncer y no tienen medicamentos ni aparatos oncológicos en buen estado para recibir sus necesarios y urgentes tratamientos, y por lo cual no han podido ser atendidos desde hace cuatro meses en el Hospital Infantil o Torre Pediátrica del puerto de Veracruz y, hasta donde han sido informados los angustiados padres de familia, el asunto va extenderse una o dos semanas más. Desde el lunes, por esta causa, han habido bloqueos vehiculares y protestas públicas en la avenida 20 de Noviembre, frente a dicho hospital en el puerto de Veracruz, en reclamo de que el gobierno del estado, específicamente la Secretaría del ramo, resuelva esta situación que no es de ayer ni de hace una semana, sino de cuatro meses atrás. Incluso, denunciaron que por el mal estado de los aparatos (llamados ‘campanas oncológicas’), las quimioterapias que sus hijos reciben han afectado al personal que los realiza, por lo cual es necesario repararlo o instalar uno nuevo. Esa es la realidad, y si no hay una solución inmediata, el riesgo es de que puedan ocurrir tragedias lamentables. De esto ya tiene conocimiento la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Veracruz (CEDHEV), ante quien se han interpuesto quejas, y se espera que dicte alguna resolución para obligar a las autoridades de salud a que sean debidamente atendidos los niños, la mayoría afectados por leucemia, e incluso hay una resolución de un juez federal ordenando que se proporcione la inmediata atención a los niños con cáncer. El pasado día 20 del mes pasado, el secretario del ramo, Roberto ramos Alor, declaró que el problema de falta de medicamentos, específicamente del activo llamado metotrexato, es causado por el desabasto de la farmacéutica que lo surte y no por falta de adquisición; sin embargo, evitó hablar del caso de los aparatos descompuestos, y hace apenas unos días, después de una reunión con Alcaldes cuyos municipios presentan una alta incidencia de casos de dengue a fin de activar acciones emergentes, aunque tardías, para combatir la proliferación de los moscos transmisores de este padecimientos, evadió responder a cuestionamientos de los reporteros en torno a este tema “de eso si, no”, dijo, y se escondió en uno de los salones del World Trade Center. Ayer martes, familiares y padres y madres de familia de esos niños enfermos, volvieron a cerrar la circulación de la avenida 20 de noviembre, en espera de que se abandone la negligencia y haya conciencia, sensibilidad y rápida solución a este gravísimo caso por parte de los funcionarios de la Secretaría de Salud del gobierno del estado, aunque con este panorama, lo más probable es que deba ser el gobierno federal quien intervenga para poner a salvo a los veracruzanos


TIBURONES, NI CON LIMPIAS: OTRA SANCIÓN

+++Empeoran las cosas para el equipo Tiburones Rojos de Veracruz. La FIFA determinó prohibirle la compra de jugadores mientras no liquide el adeudo de millón y medio de dólares por los derechos del jugador argentino Matías Cahais. Esto quiere decir que no puede reforzar la débil plantilla de futbolistas. Le descontará, además, los seis únicos puntos obtenidos en la actual campaña y pudiera determinar su descenso inmediato. Peor, imposible.


DISCULPA POR CIFRA DESPROPORCIONADA E IRREAL

Por un “error de dedo”, en la anterior entrega de La Contraparte, se anotó una cifra desproporcionada e irreal del presupuesto anual que recibe la CEAPP: desde luego no es de 3 mil 220 millones de pesos como se anotó, solamente de 20 millones de pesos. Ofrecemos una disculpa.

Escriba a opedro2006@gmail.com

Las autoridades de Salud no sales del grave problema del dengue y, ahora, detona otro delucado caso con 40 niños que padecen cáncer y no tienen medicamentos ni aparatos oncológicos en buen estado para recibir sus necesarios y urgentes tratamientos, y por lo cual no han podido ser atendidos desde hace cuatro meses en el Hospital Infantil o Torre Pediátrica del puerto de Veracruz y, hasta donde han sido informados los angustiados padres de familia, el asunto va extenderse una o dos semanas más. Desde el lunes, por esta causa, han habido bloqueos vehiculares y protestas públicas en la avenida 20 de Noviembre, frente a dicho hospital en el puerto de Veracruz, en reclamo de que el gobierno del estado, específicamente la Secretaría del ramo, resuelva esta situación que no es de ayer ni de hace una semana, sino de cuatro meses atrás. Incluso, denunciaron que por el mal estado de los aparatos (llamados ‘campanas oncológicas’), las quimioterapias que sus hijos reciben han afectado al personal que los realiza, por lo cual es necesario repararlo o instalar uno nuevo. Esa es la realidad, y si no hay una solución inmediata, el riesgo es de que puedan ocurrir tragedias lamentables. De esto ya tiene conocimiento la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Veracruz (CEDHEV), ante quien se han interpuesto quejas, y se espera que dicte alguna resolución para obligar a las autoridades de salud a que sean debidamente atendidos los niños, la mayoría afectados por leucemia, e incluso hay una resolución de un juez federal ordenando que se proporcione la inmediata atención a los niños con cáncer. El pasado día 20 del mes pasado, el secretario del ramo, Roberto ramos Alor, declaró que el problema de falta de medicamentos, específicamente del activo llamado metotrexato, es causado por el desabasto de la farmacéutica que lo surte y no por falta de adquisición; sin embargo, evitó hablar del caso de los aparatos descompuestos, y hace apenas unos días, después de una reunión con Alcaldes cuyos municipios presentan una alta incidencia de casos de dengue a fin de activar acciones emergentes, aunque tardías, para combatir la proliferación de los moscos transmisores de este padecimientos, evadió responder a cuestionamientos de los reporteros en torno a este tema “de eso si, no”, dijo, y se escondió en uno de los salones del World Trade Center. Ayer martes, familiares y padres y madres de familia de esos niños enfermos, volvieron a cerrar la circulación de la avenida 20 de noviembre, en espera de que se abandone la negligencia y haya conciencia, sensibilidad y rápida solución a este gravísimo caso por parte de los funcionarios de la Secretaría de Salud del gobierno del estado, aunque con este panorama, lo más probable es que deba ser el gobierno federal quien intervenga para poner a salvo a los veracruzanos


TIBURONES, NI CON LIMPIAS: OTRA SANCIÓN

+++Empeoran las cosas para el equipo Tiburones Rojos de Veracruz. La FIFA determinó prohibirle la compra de jugadores mientras no liquide el adeudo de millón y medio de dólares por los derechos del jugador argentino Matías Cahais. Esto quiere decir que no puede reforzar la débil plantilla de futbolistas. Le descontará, además, los seis únicos puntos obtenidos en la actual campaña y pudiera determinar su descenso inmediato. Peor, imposible.


DISCULPA POR CIFRA DESPROPORCIONADA E IRREAL

Por un “error de dedo”, en la anterior entrega de La Contraparte, se anotó una cifra desproporcionada e irreal del presupuesto anual que recibe la CEAPP: desde luego no es de 3 mil 220 millones de pesos como se anotó, solamente de 20 millones de pesos. Ofrecemos una disculpa.

Escriba a opedro2006@gmail.com

miércoles 09 de octubre de 2019

Del dengue, al abandono de niños con cáncer

miércoles 02 de octubre de 2019

Dengue, por negligencia; ahora, la mordaza

viernes 27 de septiembre de 2019

‘Hackers’ contra AMLO desde Boca del Río

miércoles 25 de septiembre de 2019

PAN y Morena, la batalla inútil

miércoles 18 de septiembre de 2019

Senado, sin facultades; sólo ruido mediático

domingo 15 de septiembre de 2019

Yunes contra el Chapito, Parte II

miércoles 11 de septiembre de 2019

Veracruz, “de alto riesgo” para los periodistas

Cargar Más