/ martes 5 de octubre de 2021

Destituyen a 2 jueces; la desmemoria de Dante

Ya sea por acciones del presente o del pasado reciente pero el Poder Judicial de Veracruz sigue dando de qué hablar y… no de manera positiva, nos comentan abogados litigantes y empleados del PJE.

Lo último que acaba de suceder, nos indican estos abogados y empleados, es la destitución de dos jueces, uno que estaba adscrito a Huatusco y otra al distrito de San Andrés Tuxtla.

La destitución fue ordenada, nos explican, dado que el Consejo de la Judicatura, en reciente revisión, detectó que no cumplían con los requisitos para ser jueces, así que eso estuvo mal por parte de quienes aceptaron esos importantes cargos, a sabiendas de que estaban impedidos, pero también muy mal por parte de quienes extendieron los nombramientos.

Uno de los requisitos incumplidos fue, se nos indica, que no contaba con los años de experiencia exigida para el cargo, algo elemental y por lo tanto muy importante.

A ver qué sucede con los casos que trataron estos jueces, ahora destituidos, pues no sería extraño que algunas de las partes involucradas en juicios, exijan la nulidad de las sentencias.

Para que no se queden con la duda de quienes vieron lo relativo a esos nombramientos de los jueces dados de baja, los abogados y empleados que están atentos a lo que sucede en el Poder Judicial de Veracruz, nos dicen que fue cuando el Consejo de la Judicatura estaba integrado por Edel Álvarez Peña, Andrés Cruz Ibarra, Pedro Luis Reyes Marino, Mauricio Duck (qepd) y Carla Rodríguez.

A propósito de que hace 53 años ocurrió la matanza de estudiantes, el 2 de octubre de 1968, en la Plaza de las Tres Culturas de la Ciudad de México, nos hacen ver que el exgobernador de Veracruz y ahora dirigente del Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Rannauro, escribió, en su cuenta de Twitter, en estos días, algo alusivo a ese tema.

“Nuestro país no puede olvidar la violencia y barbaries que vivió en regímenes pasados. Por la memoria de quienes se levantaron en el movimiento del 68, por su valentía y coraje #2DeOctubreNoSeOlvida.

“A 53 años de la brutal masacre de Tlatelolco, México necesita justicia, necesita la verdad.

“Porque el 2 de octubre representa la represión de los pasados gobiernos mexicanos que llenan de vergüenza a nuestra historia. Que este acto atroz nunca se olvide y genere conciencia social en esta y las próximas generaciones”.

Al respecto, políticos jarochos que en todo están, todo saben y de todo se acuerdan, nos dicen que Dante Delgado debe saber lo suficiente de esos regímenes pasados en los que se vivió violencia y barbaries.

Y lo dicen esos políticos no solo porque el senador y líder del MC fue subalterno y colaborador cercano de don Fernando Gutiérrez Barrios, quien en el 68 era el responsable de la Dirección Federal de Seguridad, sino porque, en su momento, trabajó para el presidente Luis Echeverría Álvarez, apenas unos años después de 1968.

Ya sabemos, nos exponen estos políticos jarochos, la responsabilidad que tuvo Luis Echeverría en los desgraciados sucesos de octubre del 68, cuando era el secretario de Gobernación del presidente Gustavo Díaz Ordaz.

Pues bien, refrescan la memoria estos políticos veracruzanos, unos años después de la matanza, cuando aún estaba muy abierta la herida, Dante Delgado Rannauro decidió colaborar con Echeverría en el entonces Instituto de la Juventud (Injuve).

Podrá decir ahora que estuvo en un puesto menor, pero a estos políticos que en todo están, todo saben y todo recuerdan, no se les olvida que Dante fue, junto con otros dos, de los jóvenes veracruzanos consentidos del controvertido Presidente, o sea, cercanía la hubo.

Claro, nos dicen estos políticos, a medio siglo no todos conservan buena memoria.

Ya sea por acciones del presente o del pasado reciente pero el Poder Judicial de Veracruz sigue dando de qué hablar y… no de manera positiva, nos comentan abogados litigantes y empleados del PJE.

Lo último que acaba de suceder, nos indican estos abogados y empleados, es la destitución de dos jueces, uno que estaba adscrito a Huatusco y otra al distrito de San Andrés Tuxtla.

La destitución fue ordenada, nos explican, dado que el Consejo de la Judicatura, en reciente revisión, detectó que no cumplían con los requisitos para ser jueces, así que eso estuvo mal por parte de quienes aceptaron esos importantes cargos, a sabiendas de que estaban impedidos, pero también muy mal por parte de quienes extendieron los nombramientos.

Uno de los requisitos incumplidos fue, se nos indica, que no contaba con los años de experiencia exigida para el cargo, algo elemental y por lo tanto muy importante.

A ver qué sucede con los casos que trataron estos jueces, ahora destituidos, pues no sería extraño que algunas de las partes involucradas en juicios, exijan la nulidad de las sentencias.

Para que no se queden con la duda de quienes vieron lo relativo a esos nombramientos de los jueces dados de baja, los abogados y empleados que están atentos a lo que sucede en el Poder Judicial de Veracruz, nos dicen que fue cuando el Consejo de la Judicatura estaba integrado por Edel Álvarez Peña, Andrés Cruz Ibarra, Pedro Luis Reyes Marino, Mauricio Duck (qepd) y Carla Rodríguez.

A propósito de que hace 53 años ocurrió la matanza de estudiantes, el 2 de octubre de 1968, en la Plaza de las Tres Culturas de la Ciudad de México, nos hacen ver que el exgobernador de Veracruz y ahora dirigente del Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Rannauro, escribió, en su cuenta de Twitter, en estos días, algo alusivo a ese tema.

“Nuestro país no puede olvidar la violencia y barbaries que vivió en regímenes pasados. Por la memoria de quienes se levantaron en el movimiento del 68, por su valentía y coraje #2DeOctubreNoSeOlvida.

“A 53 años de la brutal masacre de Tlatelolco, México necesita justicia, necesita la verdad.

“Porque el 2 de octubre representa la represión de los pasados gobiernos mexicanos que llenan de vergüenza a nuestra historia. Que este acto atroz nunca se olvide y genere conciencia social en esta y las próximas generaciones”.

Al respecto, políticos jarochos que en todo están, todo saben y de todo se acuerdan, nos dicen que Dante Delgado debe saber lo suficiente de esos regímenes pasados en los que se vivió violencia y barbaries.

Y lo dicen esos políticos no solo porque el senador y líder del MC fue subalterno y colaborador cercano de don Fernando Gutiérrez Barrios, quien en el 68 era el responsable de la Dirección Federal de Seguridad, sino porque, en su momento, trabajó para el presidente Luis Echeverría Álvarez, apenas unos años después de 1968.

Ya sabemos, nos exponen estos políticos jarochos, la responsabilidad que tuvo Luis Echeverría en los desgraciados sucesos de octubre del 68, cuando era el secretario de Gobernación del presidente Gustavo Díaz Ordaz.

Pues bien, refrescan la memoria estos políticos veracruzanos, unos años después de la matanza, cuando aún estaba muy abierta la herida, Dante Delgado Rannauro decidió colaborar con Echeverría en el entonces Instituto de la Juventud (Injuve).

Podrá decir ahora que estuvo en un puesto menor, pero a estos políticos que en todo están, todo saben y todo recuerdan, no se les olvida que Dante fue, junto con otros dos, de los jóvenes veracruzanos consentidos del controvertido Presidente, o sea, cercanía la hubo.

Claro, nos dicen estos políticos, a medio siglo no todos conservan buena memoria.