/ miércoles 24 de abril de 2019

Dos años para Cuitláhuac García

Flaco favor le hizo el presidente López Obrador al gobernador Cuitláhuac García cuando por cuarta vez, y de manera enfática, le dio un “espaldarazo” frente a su gente, frente a los veracruzanos.

Hacia afuera se percibió como un impresionante apoyo para su pupilo, pero hacia adentro, en los círculos de Palacio Nacional, fue la cuarta llamada de atención a Cuitláhuac García; una quinta podría traer, en un primer momento, consecuencias fatales para su equipo cercano de trabajo, y después, si la inoperancia continúa, una “invitación” al propio gobernador a ocupar una posición federal.

Cuitláhuac García tiene poco más de año y medio para darle resultados a López Obrador, de no ser así, deberá presentar su renuncia y viajar, posteriormente, a la CDMX para asumir alguna dirección general, o si bien le va, una Subsecretaría en el área de Bienestar.

El equipo del presidente sabe que si “retiran” al gobernador de Veracruz antes de cumplir dos años en el poder, estarían obligados a efectuar elecciones extraordinarias, y con el magro trabajo de García Jiménez hasta el momento podrían perder frente a los panistas.

Cuitláhuac García tiene instrucciones de “sacar las garras” frente a sus adversarios políticos, y defenderse también, como “gato boca arriba”, de los medios de comunicación estatales y nacionales. Para ello, usará los vocablos que el mismo AMLO ocupa, como los socorridos “tenemos otros datos” o “vamos a revisar”.

AMLO no desea quitarle la gubernatura a su amigo de Veracruz, y para que eso ocurra (si es que finalmente no mejora su desempeño), deberán caer otras cabezas en el estado, y entonces sí, las oportunidades se acabarán para uno de los consentidos del presidente.

Al brindarle de manera tan enfática su apoyo, AMLO comprometió a su gobernador a entregar resultados en cuando mucho seis meses, más aún en materia de seguridad. No hay “espaldarazo” que valga si no viene acompañado de resultados, y Cuitláhuac García debería saberlo.

“Te lo dije, Alejandro, AMLO iba con la intención de parar bien a Cuitláhuac frente a la gente y todos aquellos que lo critican; pero este nuevo apoyo lleva como gancho comprometerlo a que, de una vez por todas, trabaje y sea efectivo, si no lo hace, deberá atenerse a las consecuencias. Si Cuitláhuac García llega a su segundo año de gobierno sin resultados claros, lo vamos a remover”, me comentaron.

alejandroaguirre77@gmail.com


Flaco favor le hizo el presidente López Obrador al gobernador Cuitláhuac García cuando por cuarta vez, y de manera enfática, le dio un “espaldarazo” frente a su gente, frente a los veracruzanos.

Hacia afuera se percibió como un impresionante apoyo para su pupilo, pero hacia adentro, en los círculos de Palacio Nacional, fue la cuarta llamada de atención a Cuitláhuac García; una quinta podría traer, en un primer momento, consecuencias fatales para su equipo cercano de trabajo, y después, si la inoperancia continúa, una “invitación” al propio gobernador a ocupar una posición federal.

Cuitláhuac García tiene poco más de año y medio para darle resultados a López Obrador, de no ser así, deberá presentar su renuncia y viajar, posteriormente, a la CDMX para asumir alguna dirección general, o si bien le va, una Subsecretaría en el área de Bienestar.

El equipo del presidente sabe que si “retiran” al gobernador de Veracruz antes de cumplir dos años en el poder, estarían obligados a efectuar elecciones extraordinarias, y con el magro trabajo de García Jiménez hasta el momento podrían perder frente a los panistas.

Cuitláhuac García tiene instrucciones de “sacar las garras” frente a sus adversarios políticos, y defenderse también, como “gato boca arriba”, de los medios de comunicación estatales y nacionales. Para ello, usará los vocablos que el mismo AMLO ocupa, como los socorridos “tenemos otros datos” o “vamos a revisar”.

AMLO no desea quitarle la gubernatura a su amigo de Veracruz, y para que eso ocurra (si es que finalmente no mejora su desempeño), deberán caer otras cabezas en el estado, y entonces sí, las oportunidades se acabarán para uno de los consentidos del presidente.

Al brindarle de manera tan enfática su apoyo, AMLO comprometió a su gobernador a entregar resultados en cuando mucho seis meses, más aún en materia de seguridad. No hay “espaldarazo” que valga si no viene acompañado de resultados, y Cuitláhuac García debería saberlo.

“Te lo dije, Alejandro, AMLO iba con la intención de parar bien a Cuitláhuac frente a la gente y todos aquellos que lo critican; pero este nuevo apoyo lleva como gancho comprometerlo a que, de una vez por todas, trabaje y sea efectivo, si no lo hace, deberá atenerse a las consecuencias. Si Cuitláhuac García llega a su segundo año de gobierno sin resultados claros, lo vamos a remover”, me comentaron.

alejandroaguirre77@gmail.com


miércoles 12 de junio de 2019

El “permiso” para Cuitláhuac García

miércoles 05 de junio de 2019

Mandan “caballería pesada” a Veracruz

miércoles 22 de mayo de 2019

Lealtad mata experiencia

lunes 20 de mayo de 2019

Los votantes arrepentidos

miércoles 15 de mayo de 2019

¿Y si Veracruz no aguanta dos años?

lunes 13 de mayo de 2019

Ya hay relevo para el Gobernador

Cargar Más