/ viernes 6 de septiembre de 2019

El caballazo a Winckler; el domingo, ¿tiro de gracia?

Sin cuestionar la ilegalidad o no del acto cometido, resulta ridículo que diputados y diputadas locales panistas se desgarren las vestiduras por la arbitraria y sorpresiva “separación temporal” del cargo del fiscal general de Jorge Winckler Ortiz, hecha por la Comisión Permanente del Congreso del estado, bajo dominio de Morena. Usaron otros modos, casi pandilleril, pero igual lo hizo Miguel Ángel Yunes Linares como gobernador para deshacerse del anterior fiscal general que heredó Javier Duarte, Luis Ángel Bravo Contreras, a quien no solamente presionó para echarlo del cargo, después lo metió a la cárcel con alarde de poder contando con la ayuda de una jueza que sirvió a sus intereses. Muchos de los actuales diputados del PAN aplaudieron en ese entonces tales hechos y luego votaron la propuesta de Yunes para nombrar a su abogado personal y familiar, a Winckler, como nuevo titular de la FGE; ahora, los mismos diputados reclaman respeto a la ley cuando, por consigna, ellos no la respetaron. ¿Pegó de gritos entonces María Josefina Gamboa en contra del gobernador? No. ¿Lo hizo Sergio Hernández Hernández? Tampoco. ¿Y Unanue, Rodrigo, July o Bingen? Ninguno, en una palabra. Tampoco respetaron la ley cuando en un típico agandalle impusieron a Marcos Even Torres Zamudio como fiscal anticorrupción. Yunes con autoritarismo quitó a Bravo; eso no pudo hacerlo Cuitláhuac García Jiménez a su llegada al gobierno de Veracruz ni tampoco sus “operadores políticos”, ni siquiera en el juicio de procedencia que le enderezaron en la Legislatura y cuyo fracaso los dejó en ridículo, pero al fin tuvieron los arrestos y dieron caballazo al funcionario, último reducto del exgobernador panista y su grupo político, al que, incluso, le sirvió últimamente hasta para amedrentar a los propios panistas que simpatizan y operan a favor de Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, candidato que va en caballo de hacienda rumbo a la presidencia estatal del PAN, por definirse oficialmente este domingo, y que va a significar otro golpe letal, el tiro de gracia para el patriarca que se había apoderado de ese partido. Sólo faltaría meter a la cárcel a Winckler y a otros más, cual es probable, con lo que se repetiría la historia de venganzas y uso político de la Fiscalía. Por lo pronto, ilegal o no, Jorge Winckler ya no es el fiscal general y debe esperarse que, ahora sí, García Jiménez pueda cumplir sus promesas de hacer justicia sin ningún impedimento para abatir el alto índice de delitos que siguen en aumento en la entidad. Mientras, Morena prepara la cama de un nuevo juicio político para terminar la tarea con el ahora exfiscal general. No hay que perder de vista que, en todo caso, solamente se trata de ajuste de cuentas entre grupos políticos. Lo único lamentable es que sale un incondicional de Yunes, pero entra una incondicional, en este caso la nueva titular de ese “órgano” que sólo tiene de autónomo el nombre, llamada Fiscalía General del Estado de Veracruz.

IMSS ABRE BOLSA DE TRABAJO A 215 ESPECIALISTAS

Con urgencia, el IMSS abrió una bolsa de trabajo para 215 vacantes a médicos especialistas en medicina familiar, cirugía general, cardiología, dermatología, ginecología y obstetricia, medicina interna, neumología, neurología, oftalmología, traumatología y ortopedia, audiología, neurocirugía, cirugía pediátrica, oncología médica, cirugía plástica y reconstructiva, terapia intensiva, urgencias, salud en el trabajo, salud comunitaria, anestesiología, otorrinolaringología, hemodinamia, radiodiagnóstico, cirugía cardiovascular torácica, neurocirugía y pediatría médica. Las plazas son en las zonas Tuxpan-Poza Rica, Xalapa-Veracruz y Lerdo de Tejada-San Andrés Tuxtla.

Escriba a opedro2006@gmail.com

Sin cuestionar la ilegalidad o no del acto cometido, resulta ridículo que diputados y diputadas locales panistas se desgarren las vestiduras por la arbitraria y sorpresiva “separación temporal” del cargo del fiscal general de Jorge Winckler Ortiz, hecha por la Comisión Permanente del Congreso del estado, bajo dominio de Morena. Usaron otros modos, casi pandilleril, pero igual lo hizo Miguel Ángel Yunes Linares como gobernador para deshacerse del anterior fiscal general que heredó Javier Duarte, Luis Ángel Bravo Contreras, a quien no solamente presionó para echarlo del cargo, después lo metió a la cárcel con alarde de poder contando con la ayuda de una jueza que sirvió a sus intereses. Muchos de los actuales diputados del PAN aplaudieron en ese entonces tales hechos y luego votaron la propuesta de Yunes para nombrar a su abogado personal y familiar, a Winckler, como nuevo titular de la FGE; ahora, los mismos diputados reclaman respeto a la ley cuando, por consigna, ellos no la respetaron. ¿Pegó de gritos entonces María Josefina Gamboa en contra del gobernador? No. ¿Lo hizo Sergio Hernández Hernández? Tampoco. ¿Y Unanue, Rodrigo, July o Bingen? Ninguno, en una palabra. Tampoco respetaron la ley cuando en un típico agandalle impusieron a Marcos Even Torres Zamudio como fiscal anticorrupción. Yunes con autoritarismo quitó a Bravo; eso no pudo hacerlo Cuitláhuac García Jiménez a su llegada al gobierno de Veracruz ni tampoco sus “operadores políticos”, ni siquiera en el juicio de procedencia que le enderezaron en la Legislatura y cuyo fracaso los dejó en ridículo, pero al fin tuvieron los arrestos y dieron caballazo al funcionario, último reducto del exgobernador panista y su grupo político, al que, incluso, le sirvió últimamente hasta para amedrentar a los propios panistas que simpatizan y operan a favor de Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, candidato que va en caballo de hacienda rumbo a la presidencia estatal del PAN, por definirse oficialmente este domingo, y que va a significar otro golpe letal, el tiro de gracia para el patriarca que se había apoderado de ese partido. Sólo faltaría meter a la cárcel a Winckler y a otros más, cual es probable, con lo que se repetiría la historia de venganzas y uso político de la Fiscalía. Por lo pronto, ilegal o no, Jorge Winckler ya no es el fiscal general y debe esperarse que, ahora sí, García Jiménez pueda cumplir sus promesas de hacer justicia sin ningún impedimento para abatir el alto índice de delitos que siguen en aumento en la entidad. Mientras, Morena prepara la cama de un nuevo juicio político para terminar la tarea con el ahora exfiscal general. No hay que perder de vista que, en todo caso, solamente se trata de ajuste de cuentas entre grupos políticos. Lo único lamentable es que sale un incondicional de Yunes, pero entra una incondicional, en este caso la nueva titular de ese “órgano” que sólo tiene de autónomo el nombre, llamada Fiscalía General del Estado de Veracruz.

IMSS ABRE BOLSA DE TRABAJO A 215 ESPECIALISTAS

Con urgencia, el IMSS abrió una bolsa de trabajo para 215 vacantes a médicos especialistas en medicina familiar, cirugía general, cardiología, dermatología, ginecología y obstetricia, medicina interna, neumología, neurología, oftalmología, traumatología y ortopedia, audiología, neurocirugía, cirugía pediátrica, oncología médica, cirugía plástica y reconstructiva, terapia intensiva, urgencias, salud en el trabajo, salud comunitaria, anestesiología, otorrinolaringología, hemodinamia, radiodiagnóstico, cirugía cardiovascular torácica, neurocirugía y pediatría médica. Las plazas son en las zonas Tuxpan-Poza Rica, Xalapa-Veracruz y Lerdo de Tejada-San Andrés Tuxtla.

Escriba a opedro2006@gmail.com

miércoles 18 de septiembre de 2019

Senado, sin facultades; sólo ruido mediático

domingo 15 de septiembre de 2019

Yunes contra el Chapito, Parte II

miércoles 11 de septiembre de 2019

Veracruz, “de alto riesgo” para los periodistas

lunes 09 de septiembre de 2019

Golpeteo, las verdades y mentiras de Duarte

miércoles 04 de septiembre de 2019

Proyectan a una 4T sin contrapesos

lunes 02 de septiembre de 2019

Los grandes abusos de Grupo MAS

miércoles 21 de agosto de 2019

Un inquietante mensaje de la SSP

Cargar Más