/ sábado 10 de agosto de 2019

El gasto diario no espera y el ingreso de los jóvenes a la escuela tampoco

Insiste el gobierno en que el común de la gente, la de a pie, como se le conoce, ha mejorado su poder adquisitivo y que ahora cuenta con más dinero en las manos para comprar lo básico.

Sería interesante saber de dónde obtienen esos datos los colaboradores del presidente Andrés Manuel López Obrador, porque en sus mañaneras, el mandatario ha hablado del tema en ese sentido.

Mientras AMLO y los gobernadores de su partido hablan siempre en el mismo sentido de que se combaten la corrupción y el amiguismo dentro del gobierno, la gente en su casa y en la calle tienen una percepción distinta.

El ama de casa, por ejemplo, que va al mercado, a la central de abasto o al supermercado para comprar frutas, verduras, carne y el resto de su despensa se enfrentan al problema de que cada vez le alcanza menos el dinero, pues los precios suben, mientras los ingresos de los trabajadores siguen siendo los mismos.

Lo mimo ocurre con los taxistas y los particulares que acuden a la gasolinera a llenar el tanque.

Hay automovilistas que reportan que compran combustible sólo para el día y la gran mayoría deja parado su vehículo la mayor parte el tiempo para hacer un consumo mínimo.

En las estaciones de servicio han reportado que mucha gente compra 50 pesos de gasolina, pues la utilizan únicamente para llevar a la escuela a los hijos y para ir al trabajo, apagando el vehículo prácticamente todo el día, hasta que llega la hora de salida de la escuela y del trabajo.

Al día siguiente repiten la misma operación y hay quienes incluso hacen las llamadas rondas, que consisten en que un día a la semana le toca a un vecino llevar a los otros y así se van turnando. De esa manera logran reducir un poco sus gastos.

Pero como todo lo demás se encarece, el dinero de todas maneras no les alcanza y se ven limitados para salir de vacaciones o para comer fuera de casa.

El presidente y sus colaboradores pueden verificar lo que padece la gente si por estos días visitan las casas de empeño, porque como el dinero no para comprar útiles escolares, uniformes, zapatos y demás utensilios que encargan los maestros, tienen que pedir prestado dejando a cambio algo en prenda.

Si esos mismos que le pasan la información a su jefe el presidente platicaran con la gente en el servicio urbano, en el taller y en la oficina se darían cuenta de que la realidad es distinta a como la pinta la voz oficial en las mañaneras.

Quien no lo crea que lea la información que publica hoy Diario de Xalapa en su primera plana, sobre los sacrificios y las peripecias que hace la gente en esta época de compra de útiles y de uniformes para el ingreso a clases de sus hijos.

Lo que reporta la gente que aceptó hablar para enriquecer las notas de hoy sobre el tema es que cuando no tienes otra opción y aunque te dé pena tienes que pignorar, pues el gasto diario no espera y el ingreso de los jóvenes a la escuela tampoco.

Padres de familia reportaron que se trata de una solución temporal, porque con el préstamo del Monte “sólo compras tiempo, es algo que te ayuda de momento”.

Pero también los estudiantes hacen uso del empeño en condiciones similares, pues se trata de un financiamiento que después tienen que pagar con los intereses respectivos.

De acuerdo con lo comentado por los padres de familia, las cosas son difíciles cuando se tiene un hijo y se complican cuando son dos, pero se vuelven más graves si se trata de tres hijos en edad escolar.

Hay que pagar los gastos para la escuela, porque si no el niño o el joven simplemente no pueden ingresar a las aulas.

Pero la situación se les complica a todos, tanto familias de clase económica baja como a las de media y alta, porque los gastos corrientes no se pueden detener o soslayar. La gente tiene que comprar su despensa y pagar gasolina, luz, agua, etcétera.

Pero esto parecen no verlo quienes alimentan con información a Andrés Manuel, pues lo hacen decir que la gente está contenta porque ahora tiene más dinero que antes.

Opine, comente e informe a los correos electrónicos srdonrene@gmail.com yrvalle@diariodexalapa.com.mx. Y en twitter @renedelvalleb. También puede leernos en la web site www.diariodexalapa.com.mx.

Insiste el gobierno en que el común de la gente, la de a pie, como se le conoce, ha mejorado su poder adquisitivo y que ahora cuenta con más dinero en las manos para comprar lo básico.

Sería interesante saber de dónde obtienen esos datos los colaboradores del presidente Andrés Manuel López Obrador, porque en sus mañaneras, el mandatario ha hablado del tema en ese sentido.

Mientras AMLO y los gobernadores de su partido hablan siempre en el mismo sentido de que se combaten la corrupción y el amiguismo dentro del gobierno, la gente en su casa y en la calle tienen una percepción distinta.

El ama de casa, por ejemplo, que va al mercado, a la central de abasto o al supermercado para comprar frutas, verduras, carne y el resto de su despensa se enfrentan al problema de que cada vez le alcanza menos el dinero, pues los precios suben, mientras los ingresos de los trabajadores siguen siendo los mismos.

Lo mimo ocurre con los taxistas y los particulares que acuden a la gasolinera a llenar el tanque.

Hay automovilistas que reportan que compran combustible sólo para el día y la gran mayoría deja parado su vehículo la mayor parte el tiempo para hacer un consumo mínimo.

En las estaciones de servicio han reportado que mucha gente compra 50 pesos de gasolina, pues la utilizan únicamente para llevar a la escuela a los hijos y para ir al trabajo, apagando el vehículo prácticamente todo el día, hasta que llega la hora de salida de la escuela y del trabajo.

Al día siguiente repiten la misma operación y hay quienes incluso hacen las llamadas rondas, que consisten en que un día a la semana le toca a un vecino llevar a los otros y así se van turnando. De esa manera logran reducir un poco sus gastos.

Pero como todo lo demás se encarece, el dinero de todas maneras no les alcanza y se ven limitados para salir de vacaciones o para comer fuera de casa.

El presidente y sus colaboradores pueden verificar lo que padece la gente si por estos días visitan las casas de empeño, porque como el dinero no para comprar útiles escolares, uniformes, zapatos y demás utensilios que encargan los maestros, tienen que pedir prestado dejando a cambio algo en prenda.

Si esos mismos que le pasan la información a su jefe el presidente platicaran con la gente en el servicio urbano, en el taller y en la oficina se darían cuenta de que la realidad es distinta a como la pinta la voz oficial en las mañaneras.

Quien no lo crea que lea la información que publica hoy Diario de Xalapa en su primera plana, sobre los sacrificios y las peripecias que hace la gente en esta época de compra de útiles y de uniformes para el ingreso a clases de sus hijos.

Lo que reporta la gente que aceptó hablar para enriquecer las notas de hoy sobre el tema es que cuando no tienes otra opción y aunque te dé pena tienes que pignorar, pues el gasto diario no espera y el ingreso de los jóvenes a la escuela tampoco.

Padres de familia reportaron que se trata de una solución temporal, porque con el préstamo del Monte “sólo compras tiempo, es algo que te ayuda de momento”.

Pero también los estudiantes hacen uso del empeño en condiciones similares, pues se trata de un financiamiento que después tienen que pagar con los intereses respectivos.

De acuerdo con lo comentado por los padres de familia, las cosas son difíciles cuando se tiene un hijo y se complican cuando son dos, pero se vuelven más graves si se trata de tres hijos en edad escolar.

Hay que pagar los gastos para la escuela, porque si no el niño o el joven simplemente no pueden ingresar a las aulas.

Pero la situación se les complica a todos, tanto familias de clase económica baja como a las de media y alta, porque los gastos corrientes no se pueden detener o soslayar. La gente tiene que comprar su despensa y pagar gasolina, luz, agua, etcétera.

Pero esto parecen no verlo quienes alimentan con información a Andrés Manuel, pues lo hacen decir que la gente está contenta porque ahora tiene más dinero que antes.

Opine, comente e informe a los correos electrónicos srdonrene@gmail.com yrvalle@diariodexalapa.com.mx. Y en twitter @renedelvalleb. También puede leernos en la web site www.diariodexalapa.com.mx.

jueves 21 de noviembre de 2019

Agresiones a mujeres; ¿y el gobierno?

miércoles 20 de noviembre de 2019

¿Gómez y Cadena, por el PRD?

martes 19 de noviembre de 2019

El mal arranque de Guzmán en el PAN

sábado 16 de noviembre de 2019

El PAN y su grupo legislativo, más divididos

viernes 15 de noviembre de 2019

¿Y la respuesta a la tan anhelada paz social?

jueves 14 de noviembre de 2019

Alcaldes contra síndicos y viceversa

jueves 14 de noviembre de 2019

Alcaldes contra síndicos y viceversa

miércoles 13 de noviembre de 2019

Veracruz, más violaciones y desapariciones

miércoles 13 de noviembre de 2019

Veracruz, más violaciones y desapariciones

Cargar Más