/ miércoles 22 de junio de 2022

Entres archivos y esperanza

“Mirar de frente a nuestra historia, no sólo a los momentos luminosos, sino los más oscuros también es necesario para no continuar legando a las nuevas generaciones una herencia dolorosa, sino una historia que pueda narrar sin miedo y contribuya a que esos hechos no se vuelvan a repetir.

Esa es la tarea fundamental que tenemos en nuestras manos, responder a viejas preguntas y dar respuestas veraces para saldar esta deuda histórica con la verdad y con la justicia”, así se expresó Alejandro Encinas Rodríguez, Subsecretario de Derechos Humano, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación.

Lo dijo en un acto encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador en el inicio de las actividades de la Comisión para la Verdad y Justicia por los Hechos 1965-1990.

En pocas palabras, el gobierno federal abrirá los archivos del pasado para que tengamos una mejor perspectiva, en aras de la justicia.

En primer lugar, dijo Encinar, buscarán llevar a cabo acciones de reconocimiento, búsqueda e investigaciones en los lugares e instalaciones militares en los que se presuma se hayan cometido violaciones graves a los derechos humanos, como este Campo Militar número 1, donde existen diversos testimonios que lo señalan como un lugar donde fueron cometidos diversos tipos de violaciones.

En segundo lugar, acceder a instalaciones y consultar repositorios, archivos y documentos con la finalidad de contribuir con las investigaciones para el esclarecimiento de la verdad. Es el caso de la 5ª y 42 zonas militares de Chihuahua, la 7ª Zona Militar de Nuevo León, la 9ª de Sinaloa, la 15ª de Jalisco, la 27 y 35 zonas militares de Guerrero, y la Zona Militar número 28 de Oaxaca, así, como los archivos de distintas unidades de las Fuerzas Armadas, como el Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa, de la Policía Militar, del Batallón de Fusileros Paracaidistas, del Segundo Batallón de la Policía Judicial Federal Militar, de la Base Aérea Militar de Pie de la Cuesta y también del Estado Mayor Presidencial.

En tercer lugar, el programa contempla realizar entrevistas y recibir testimonios de personal de la Secretaría de la Defensa Nacional que cuente con información referente a los hechos objeto de esclarecimiento histórico, por lo que la Comisión de la Verdad y la Secretaría de la Defensa Nacional consideramos importantes llamar a este encuentro, a este diálogo de la verdad, a personal activo y en retiro de las Fuerzas Armadas que puedan contribuir a comprender lo que sucedió y pueda brindar información que permita a las familias saber el paradero de las personas desaparecidas.

Al mismo tiempo, se plantea recoger testimonios de personas víctimas de violaciones a derechos humanos en las instalaciones militares en las que presuntamente estuvieron en calidad de detenidas.

Así definió el presidente Andrés Manuel López Obrador este hecho:

“Estamos en un acto muy fuerte y al mismo tiempo muy lleno significados y de dolor, pero también es un acto de esperanza, es un acto para buscar entre todos cerrar una etapa, una historia negra de sufrimiento, de represión y dar inicio a una etapa nueva que ya, podría yo decir, comenzó desde hace un poco más de tres años”.

Nos vemos los jueves.

valeramk@hotmail.com

“Mirar de frente a nuestra historia, no sólo a los momentos luminosos, sino los más oscuros también es necesario para no continuar legando a las nuevas generaciones una herencia dolorosa, sino una historia que pueda narrar sin miedo y contribuya a que esos hechos no se vuelvan a repetir.

Esa es la tarea fundamental que tenemos en nuestras manos, responder a viejas preguntas y dar respuestas veraces para saldar esta deuda histórica con la verdad y con la justicia”, así se expresó Alejandro Encinas Rodríguez, Subsecretario de Derechos Humano, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación.

Lo dijo en un acto encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador en el inicio de las actividades de la Comisión para la Verdad y Justicia por los Hechos 1965-1990.

En pocas palabras, el gobierno federal abrirá los archivos del pasado para que tengamos una mejor perspectiva, en aras de la justicia.

En primer lugar, dijo Encinar, buscarán llevar a cabo acciones de reconocimiento, búsqueda e investigaciones en los lugares e instalaciones militares en los que se presuma se hayan cometido violaciones graves a los derechos humanos, como este Campo Militar número 1, donde existen diversos testimonios que lo señalan como un lugar donde fueron cometidos diversos tipos de violaciones.

En segundo lugar, acceder a instalaciones y consultar repositorios, archivos y documentos con la finalidad de contribuir con las investigaciones para el esclarecimiento de la verdad. Es el caso de la 5ª y 42 zonas militares de Chihuahua, la 7ª Zona Militar de Nuevo León, la 9ª de Sinaloa, la 15ª de Jalisco, la 27 y 35 zonas militares de Guerrero, y la Zona Militar número 28 de Oaxaca, así, como los archivos de distintas unidades de las Fuerzas Armadas, como el Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa, de la Policía Militar, del Batallón de Fusileros Paracaidistas, del Segundo Batallón de la Policía Judicial Federal Militar, de la Base Aérea Militar de Pie de la Cuesta y también del Estado Mayor Presidencial.

En tercer lugar, el programa contempla realizar entrevistas y recibir testimonios de personal de la Secretaría de la Defensa Nacional que cuente con información referente a los hechos objeto de esclarecimiento histórico, por lo que la Comisión de la Verdad y la Secretaría de la Defensa Nacional consideramos importantes llamar a este encuentro, a este diálogo de la verdad, a personal activo y en retiro de las Fuerzas Armadas que puedan contribuir a comprender lo que sucedió y pueda brindar información que permita a las familias saber el paradero de las personas desaparecidas.

Al mismo tiempo, se plantea recoger testimonios de personas víctimas de violaciones a derechos humanos en las instalaciones militares en las que presuntamente estuvieron en calidad de detenidas.

Así definió el presidente Andrés Manuel López Obrador este hecho:

“Estamos en un acto muy fuerte y al mismo tiempo muy lleno significados y de dolor, pero también es un acto de esperanza, es un acto para buscar entre todos cerrar una etapa, una historia negra de sufrimiento, de represión y dar inicio a una etapa nueva que ya, podría yo decir, comenzó desde hace un poco más de tres años”.

Nos vemos los jueves.

valeramk@hotmail.com

ÚLTIMASCOLUMNAS