/ jueves 9 de enero de 2020

Hay que leer

Buen día apreciado lector: Una pregunta que pocos nos hacemos es: ¿Por qué leemos?: por el deseo de informarnos, aprender o comprender.

Pero sobre todo porque nos anima un propósito, un interés, una inteligencia creadora y un pensamiento libre, deteniéndonos tan solo para buscar el sentido de la lectura o la reflexión. Debemos en nuestro ánimo cultivar el cariño por la lectura, que se transforme en una seductora devoción que no concatene obligación o necesidad. El diálogo entre el lector, el periódico y el libro, debe ser un placer y aunado a ese placer puede existir una responsabilidad, pero nunca obligación o castigo.

Debe existir un principio de respeto en lo que leemos, el mismo que por sí solo hablará de nuestros principios éticos y morales, la voz que emerge del periódico o el libro, merece nuestro respeto.

En cuántas ocasiones deseamos que a través de la lectura vuelva el pasado, tal vez para componerlo, para enderezarlo o simplemente para disfrutar aquello que en su momento no fue posible.

Otras veces leemos con el ánimo de formarnos, de forjar nuestro carácter, de aspirar al conocimiento, de descubrir nuestras sensibilidades, procurando llevar a un plano más real, aquello que leemos.

Dice un proverbio árabe que "Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora."

Un autor aldeano con enorme proyección es el papanteco universal Rafael Martínez Zaleta; está convertido en un exponente de la cultura. Ha presentado sus libros en toda la geografía veracruzana. En varias partes de la República. En el Congreso de la Unión. En la Unión Americana, en Cuba y Europa. Muy particularmente en varias ciudades de Inglaterra, entre las que destacan Oxford, Southampton y Londres.

Rafael se ha caracterizado, en su afán de impulsar la cultura, por hacer grandes donaciones de libros de manera personal; en sus presentaciones y a un sinnúmero de bibliotecas dentro y fuera del país.

Rafael ha escrito El Regreso del pescador, Oneida y otros relatos, Crónicas del Papan, el cual se tradujo al inglés, Este soy yo y la Historia de Alois Walterio, que será la obra que presentará en su próximo viaje a Europa.

Su prosa "amena y amable, llana y silvestre; sin pretensiones literarias, hace de su lectura una vivencia agradable", así lo dice otro gran escritor veracruzano, Armando Ortiz. Sí, hay que leer.

Buen día apreciado lector: Una pregunta que pocos nos hacemos es: ¿Por qué leemos?: por el deseo de informarnos, aprender o comprender.

Pero sobre todo porque nos anima un propósito, un interés, una inteligencia creadora y un pensamiento libre, deteniéndonos tan solo para buscar el sentido de la lectura o la reflexión. Debemos en nuestro ánimo cultivar el cariño por la lectura, que se transforme en una seductora devoción que no concatene obligación o necesidad. El diálogo entre el lector, el periódico y el libro, debe ser un placer y aunado a ese placer puede existir una responsabilidad, pero nunca obligación o castigo.

Debe existir un principio de respeto en lo que leemos, el mismo que por sí solo hablará de nuestros principios éticos y morales, la voz que emerge del periódico o el libro, merece nuestro respeto.

En cuántas ocasiones deseamos que a través de la lectura vuelva el pasado, tal vez para componerlo, para enderezarlo o simplemente para disfrutar aquello que en su momento no fue posible.

Otras veces leemos con el ánimo de formarnos, de forjar nuestro carácter, de aspirar al conocimiento, de descubrir nuestras sensibilidades, procurando llevar a un plano más real, aquello que leemos.

Dice un proverbio árabe que "Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora."

Un autor aldeano con enorme proyección es el papanteco universal Rafael Martínez Zaleta; está convertido en un exponente de la cultura. Ha presentado sus libros en toda la geografía veracruzana. En varias partes de la República. En el Congreso de la Unión. En la Unión Americana, en Cuba y Europa. Muy particularmente en varias ciudades de Inglaterra, entre las que destacan Oxford, Southampton y Londres.

Rafael se ha caracterizado, en su afán de impulsar la cultura, por hacer grandes donaciones de libros de manera personal; en sus presentaciones y a un sinnúmero de bibliotecas dentro y fuera del país.

Rafael ha escrito El Regreso del pescador, Oneida y otros relatos, Crónicas del Papan, el cual se tradujo al inglés, Este soy yo y la Historia de Alois Walterio, que será la obra que presentará en su próximo viaje a Europa.

Su prosa "amena y amable, llana y silvestre; sin pretensiones literarias, hace de su lectura una vivencia agradable", así lo dice otro gran escritor veracruzano, Armando Ortiz. Sí, hay que leer.

miércoles 01 de abril de 2020

No pa-sa na-da 

miércoles 25 de marzo de 2020

También Comapa

miércoles 18 de marzo de 2020

El otro virus que viene

miércoles 26 de febrero de 2020

¡Acuérdate hombre!

martes 18 de febrero de 2020

Ahued, en el comal

domingo 16 de febrero de 2020

Mensajes positivos

martes 11 de febrero de 2020

La voz del anciano

jueves 30 de enero de 2020

¿Pero qué necesidad?

domingo 26 de enero de 2020

Clima loco

Cargar Más