/ lunes 24 de febrero de 2020

La pasión descarrilada

Indira Rosales San Román, senadora de la República, empezó su cabildeo para medir "el agua a los tamales" de cara a la candidatura panista a la presidencia municipal de Veracruz.

Por ejemplo, carrera meteórica de Boca del Río a Xalapa y a la Ciudad de México, igual, igualito, digamos, que Miguel Ángel Yunes Linares en su tiempo (seis cargos públicos en menos de un sexenio, con Rafael Hernández Ochoa, casi casi Carolina Gudiño Corro, cinco cargos públicos en el fidelato, y Anilú Ingram Vallines, cuatro cargos públicos en el duartazgo), Indira sueña quedarse con la alcaldía más jugosa y productiva de los 212 ayuntamientos.

Veracruz, con un presupuesto anual, por ahora, de mil 400 millones de pesos y que a "ojo de buen cubero" y de acuerdo con la cultura priista y considerando el diezmo significan 140 millones de pesos anuales... para el ganador.

Por eso, el martes 10 de febrero trepó "a las benditas redes sociales" (así les llama AMLO) el siguiente texto: "Hoy visité las colonias La Pochota, El Fénix, Albatros y la colonia Paraíso. Fue un gusto escuchar a tantas jarochas y jarochos listos para trabajar por nuestra ciudad, además de apoyarlos con una brigada de donde tuvieron acceso a servicios como corte de cabello, asesoría legal y vacunación antirrábica".

La lucha política, entonces, por las presidencias municipales a efectuarse a mediados del año 2021 ya están en la cancha y como dicen en el boxeo, el boxeador que tira el primer madrazo gana, o como también suelen repetir en el futbol, va de gane el equipo que mete el primer gol.

En el PAN de Joaquín Guzmán Avilés, otros panistas sueñan con la nominación a la alcaldía jarocha.

Una, la diputada local, Marijose Gamboa Torales, quien vive más pendiente de la agenda pública del puerto jarocho para ventilarse en el imaginario colectivo y en el corazón ciudadano.

Y dos, el diputado local Bingen Rementería, a quien su padre, el senador Julen Rementería del Puerto, abrió la puerta desde que marcó su raya con Yunes Linares y se activó en el equipo electoral del Chapito... para derrotar al yunista Pepe Mancha.

Se ignora, por lo pronto, si habría más panistas jarochos con el corazón encendido y la esperanza que suele, dice el clásico, perderse al último.

Pero Indira ya "tiró su espada en prenda" y ha agitado a la gallera, y/o como decía el priista Rubén Figueroa Figueroa, la caballada que para él, entonces, estaba flaca. En el caso, todo indica, la caballada de Indira, Marijose y Bingen está más que gorda.

La fuerza de Indira es la fuerza estrujante de la dinastía Kennedy de Boca del Río. La fuerza de Marijose es también la fuerza de los Yunes azules. Y la fuerza de Bingen es la fuerza de su padre, el senador.

En medio del trío, el Chapito, el cacique que llegó del norte de Veracruz a la capital con su experiencia de tres alcaldías y tres diputaciones y una secretaría de Desarrollo Agropecuario, de tal forma que hay quienes lo miran como inminente candidato panista a gobernador en 2024.

Indira Rosales San Román, senadora de la República, empezó su cabildeo para medir "el agua a los tamales" de cara a la candidatura panista a la presidencia municipal de Veracruz.

Por ejemplo, carrera meteórica de Boca del Río a Xalapa y a la Ciudad de México, igual, igualito, digamos, que Miguel Ángel Yunes Linares en su tiempo (seis cargos públicos en menos de un sexenio, con Rafael Hernández Ochoa, casi casi Carolina Gudiño Corro, cinco cargos públicos en el fidelato, y Anilú Ingram Vallines, cuatro cargos públicos en el duartazgo), Indira sueña quedarse con la alcaldía más jugosa y productiva de los 212 ayuntamientos.

Veracruz, con un presupuesto anual, por ahora, de mil 400 millones de pesos y que a "ojo de buen cubero" y de acuerdo con la cultura priista y considerando el diezmo significan 140 millones de pesos anuales... para el ganador.

Por eso, el martes 10 de febrero trepó "a las benditas redes sociales" (así les llama AMLO) el siguiente texto: "Hoy visité las colonias La Pochota, El Fénix, Albatros y la colonia Paraíso. Fue un gusto escuchar a tantas jarochas y jarochos listos para trabajar por nuestra ciudad, además de apoyarlos con una brigada de donde tuvieron acceso a servicios como corte de cabello, asesoría legal y vacunación antirrábica".

La lucha política, entonces, por las presidencias municipales a efectuarse a mediados del año 2021 ya están en la cancha y como dicen en el boxeo, el boxeador que tira el primer madrazo gana, o como también suelen repetir en el futbol, va de gane el equipo que mete el primer gol.

En el PAN de Joaquín Guzmán Avilés, otros panistas sueñan con la nominación a la alcaldía jarocha.

Una, la diputada local, Marijose Gamboa Torales, quien vive más pendiente de la agenda pública del puerto jarocho para ventilarse en el imaginario colectivo y en el corazón ciudadano.

Y dos, el diputado local Bingen Rementería, a quien su padre, el senador Julen Rementería del Puerto, abrió la puerta desde que marcó su raya con Yunes Linares y se activó en el equipo electoral del Chapito... para derrotar al yunista Pepe Mancha.

Se ignora, por lo pronto, si habría más panistas jarochos con el corazón encendido y la esperanza que suele, dice el clásico, perderse al último.

Pero Indira ya "tiró su espada en prenda" y ha agitado a la gallera, y/o como decía el priista Rubén Figueroa Figueroa, la caballada que para él, entonces, estaba flaca. En el caso, todo indica, la caballada de Indira, Marijose y Bingen está más que gorda.

La fuerza de Indira es la fuerza estrujante de la dinastía Kennedy de Boca del Río. La fuerza de Marijose es también la fuerza de los Yunes azules. Y la fuerza de Bingen es la fuerza de su padre, el senador.

En medio del trío, el Chapito, el cacique que llegó del norte de Veracruz a la capital con su experiencia de tres alcaldías y tres diputaciones y una secretaría de Desarrollo Agropecuario, de tal forma que hay quienes lo miran como inminente candidato panista a gobernador en 2024.

martes 31 de marzo de 2020

Un curita en la torre

martes 31 de marzo de 2020

Gobierno violento

domingo 29 de marzo de 2020

Revolución pedagógica

domingo 29 de marzo de 2020

El dueño del poder

miércoles 25 de marzo de 2020

Covid-19 y el desempleo

lunes 23 de marzo de 2020

Infierno en el Uxpanapa

domingo 22 de marzo de 2020

Mujeres, adelante

miércoles 18 de marzo de 2020

La Bamba del siglo XXI

lunes 16 de marzo de 2020

Niños huérfanos por feminicidios

Cargar Más