/ miércoles 13 de mayo de 2020

La reforma constitucional y su saldo

El saldo de la reforma constitucional aprobada por el Congreso local el martes pasado fue, entre otras cosas, de tres diputados expulsados de sus bancadas.

Uno, el priista Antonio García Reyes; otro, el panista Rodrigo García Escalante y, el tercero, Alexis Sánchez de MC.

Claro que también evidencia que Morena ya está aprendiendo, al menos en el Congreso, a negociar con personajes de oposición, como es el caso. Esto aunque le haya costado trabajo, pues apenas reunió los 34 votos reglamentarios que requería para lograr la mayoría calificada.

Por lo pronto, la bancada del PAN anunció ayer mismo el proceso de exclusión de Rodrigo como miembro del grupo albiazul.

El PRI fue más allá y de plano turnó el caso de la expulsión de García Reyes a su comisión respectiva que ayer mismo inició el proceso.

Movimiento Ciudadano también dio a conocer su proceso de expulsión de ese partido de Alexis, porque “El voto de Sánchez García, no representa el sentir de este instituto político …”.

Estas expulsiones dejan otro saldo, la reducción, otra vez, de la bancada PRI-Verde, que coordina Érika Ayala Ríos.

Este grupo ya había sufrido su primera baja cuando fungía como legislador el asesinado Carlos Molina, quien decidió declararse diputado independiente sin renunciar al PRI.

Reaccionó así en protesta porque veía que estaba cerca su relevo en la dirigencia de la Liga de Comunidades Agrarias y desde México se perfilaba Anabel Ponce, quien recién se había incorporado a una cartera en el CEN de la CNC y está plenamente identificada con Érika Ayala.

Pasó el tiempo y Molina Palacios no fue relevado de la Liga, pero sí lo asesinaron, lo que hizo que su suplente Antonio García lo relevara en el Congreso local y entre los priistas se comentaba que también estaba perfilado para dirigir la Liga de Comunidades Agrarias.

Hoy García Reyes está con un pie fuera del PRI y sin posibilidad alguna de ser dirigente del sector campesino, dejando además al grupo mixto con sólo tres miembros: Érika, Andrea Yunes y Jorge Moreno Salinas.

EL CASO DE LA DIPUTADA ANDREA Yunes, hija del diputado federal priista Héctor Yunes Landa, se explica aparte, porque el Partido Verde, por el que llegó a la curul, es aliado de Morena.

No deja de comentarse en los pasillos del Palacio Legislativo que, por supuesto, detrás de ella estaría la mano de su padre moviendo hilos y haciendo acuerdos.

POR CIERTO QUE AL PRI, al PAN y al PRD les sirvió de ensayo el bloque que formaron los dirigentes nacionales y estatales contra la polémica reforma constitucional que finalmente logró aprobar Morena.

Ese acuerdo fue sólo el inicio de lo que seguramente consolidarán los tres partidos con miras a las elecciones de 2021.

¿ESTARÁ MIDIENDO BIEN EL PAN sus decisiones para enfrentar lo que viene el próximo año? El grupo al que pertenece el diputado Rodrigo García Escalante en el norte del estado es fuerte.

En el pasado proceso electoral ganaron la elección federal con el hermano legislador, Ricardo García Escalante, la local con Rodrigo y el Ayuntamiento de Pánuco con Fernando Molina Hernández, y nos cuentan que ninguno de ellos ha dejado de hacer trabajo político y social a nivel de tierra en toda la zona.

Opine, comente e informe.

Redes:

rvalle@diariodexalapa.com.mx

www.diariodexalapa.com.mx

El saldo de la reforma constitucional aprobada por el Congreso local el martes pasado fue, entre otras cosas, de tres diputados expulsados de sus bancadas.

Uno, el priista Antonio García Reyes; otro, el panista Rodrigo García Escalante y, el tercero, Alexis Sánchez de MC.

Claro que también evidencia que Morena ya está aprendiendo, al menos en el Congreso, a negociar con personajes de oposición, como es el caso. Esto aunque le haya costado trabajo, pues apenas reunió los 34 votos reglamentarios que requería para lograr la mayoría calificada.

Por lo pronto, la bancada del PAN anunció ayer mismo el proceso de exclusión de Rodrigo como miembro del grupo albiazul.

El PRI fue más allá y de plano turnó el caso de la expulsión de García Reyes a su comisión respectiva que ayer mismo inició el proceso.

Movimiento Ciudadano también dio a conocer su proceso de expulsión de ese partido de Alexis, porque “El voto de Sánchez García, no representa el sentir de este instituto político …”.

Estas expulsiones dejan otro saldo, la reducción, otra vez, de la bancada PRI-Verde, que coordina Érika Ayala Ríos.

Este grupo ya había sufrido su primera baja cuando fungía como legislador el asesinado Carlos Molina, quien decidió declararse diputado independiente sin renunciar al PRI.

Reaccionó así en protesta porque veía que estaba cerca su relevo en la dirigencia de la Liga de Comunidades Agrarias y desde México se perfilaba Anabel Ponce, quien recién se había incorporado a una cartera en el CEN de la CNC y está plenamente identificada con Érika Ayala.

Pasó el tiempo y Molina Palacios no fue relevado de la Liga, pero sí lo asesinaron, lo que hizo que su suplente Antonio García lo relevara en el Congreso local y entre los priistas se comentaba que también estaba perfilado para dirigir la Liga de Comunidades Agrarias.

Hoy García Reyes está con un pie fuera del PRI y sin posibilidad alguna de ser dirigente del sector campesino, dejando además al grupo mixto con sólo tres miembros: Érika, Andrea Yunes y Jorge Moreno Salinas.

EL CASO DE LA DIPUTADA ANDREA Yunes, hija del diputado federal priista Héctor Yunes Landa, se explica aparte, porque el Partido Verde, por el que llegó a la curul, es aliado de Morena.

No deja de comentarse en los pasillos del Palacio Legislativo que, por supuesto, detrás de ella estaría la mano de su padre moviendo hilos y haciendo acuerdos.

POR CIERTO QUE AL PRI, al PAN y al PRD les sirvió de ensayo el bloque que formaron los dirigentes nacionales y estatales contra la polémica reforma constitucional que finalmente logró aprobar Morena.

Ese acuerdo fue sólo el inicio de lo que seguramente consolidarán los tres partidos con miras a las elecciones de 2021.

¿ESTARÁ MIDIENDO BIEN EL PAN sus decisiones para enfrentar lo que viene el próximo año? El grupo al que pertenece el diputado Rodrigo García Escalante en el norte del estado es fuerte.

En el pasado proceso electoral ganaron la elección federal con el hermano legislador, Ricardo García Escalante, la local con Rodrigo y el Ayuntamiento de Pánuco con Fernando Molina Hernández, y nos cuentan que ninguno de ellos ha dejado de hacer trabajo político y social a nivel de tierra en toda la zona.

Opine, comente e informe.

Redes:

rvalle@diariodexalapa.com.mx

www.diariodexalapa.com.mx

miércoles 01 de julio de 2020

4T. Está bien festejar, ¿y los resultados?

lunes 29 de junio de 2020

Siguen asesinatos de mujeres

miércoles 24 de junio de 2020

  ¿Y la oposición en Veracruz?

lunes 22 de junio de 2020

La cuatroté sí pidió préstamos

domingo 21 de junio de 2020

Frente de Morena vs BOA

miércoles 17 de junio de 2020

Niño pobre de 10 años, fue secuestrado

viernes 12 de junio de 2020

Seguidores de AMLO lo imitan ¡Cuidado!

miércoles 10 de junio de 2020

BOA, otro distractor de Andrés Manuel

Cargar Más