/ martes 18 de junio de 2019

La sequía veracruzana y el recorte al Fonden

Los niveles alcanzados por la sequía en Veracruz han encendido los focos de alerta entre ganaderos, productores agrícolas y ambientalistas.

Si bien el problema comenzó a notarse desde el primer trimestre del año, en fechas recientes se ha vuelto cada vez más preocupante.

De forma reciente, algunos medios informativos consignaron las declaraciones de dirigentes ganaderos del norte veracruzano, quienes hablan de la pérdida de unas tres mil cabezas de ganado como consecuencia de las altas temperaturas.

Los productores pecuarios hablan de temperaturas de 38 a 50 grados en los municipios de Ozuluama, Tempoal y Pánuco.

Sin embargo, el problema no sólo se focaliza en la zona norte de la entidad; gente que se dedica al ganado de doble propósito en la zona cercana a Boca del Río, Medellín y Alvarado también se quejan por muerte de animales.

En días recientes platicaba con un ganadero de esa región, quien indicaba que en un mes había perdido tres animales como consecuencia de la sequía, una queja alarmante que se reproduce prácticamente en cada región, en cada rancho y en cada potrero del norte de la entidad.

En la tercera semana de marzo del presente año, la jefe de Proyecto Hidrometeorológico de Conagua, Jessica Luna Lagunas, informaba que el problema de la sequía alcanzaba a 69 municipios de Veracruz; y apuntaba que las precipitaciones estaban por debajo de los niveles normales en las cuencas de los ríos Pánuco, Tuxpan, Tecolutla, Nautla y Misantla.

Posteriormente, al iniciar mayo, la meteoróloga dio a conocer que la lista de los municipios veracruzanos que registraban algún grado de sequía, ya sea moderada o severa, se ubicaba en 74; de ellos, 52 registraban sequía severa.

Los municipios con mayores problemas son Acayucan, Alvarado, Angel R. Cabada; Benito Juárez, Catemaco, Cazones, Coatzacoalcos, Cosoleacaque, Coyutla, Chicontepec, Espinal, Jáltipan, Zontecomatlán, Tantoyuca, Tempoal, Tuxpan, Tlacotalpan, Soconusco, San Andrés, Pajapan, Pánuco y Uxpanapa, entre otros. Prácticamente en todas las regiones de la entidad hay problemas por falta de precipitaciones.

Esa situación provocó que el 21 de mayo se emitiera una declaratoria de emergencia para siete municipios veracruzanos, Espinal, Hidalgotitlán, Ixhuatlán del Sureste, Las Choapas, Papantla, Tecolutla y Tihuatlán, donde se acreditó que no se presentaron lluvias desde el 1 de mayo de 2018 al 30 de abril de 2019, un año sin precipitaciones.

La declaratoria, emitida por el Gobierno Federal, especifica que dichos municipios podrían disponer de los recursos del Fondo de Desastres Naturales, Fonden.

El problema es que a este paso, los recursos del Fonden podrían ser insuficientes en el futuro, sobre todo por el recorte a ese rubro. Este año, el Fondo dispone de 3 mil 466 millones de pesos, poco más la mitad de lo que ejerció hasta 2017, cuando tuvo 6 mil 35 millones de pesos.

Esa reducción presupuestal implicará de forma inevitable que se limite la aprobación de solicitudes de declaratorias de emergencia de los estados, porque de otra manera, no habrá dinero suficiente para atender las demandas de apoyo.

En el caso más reciente, por ejemplo, el Gobierno de Veracruz pidió la declaratoria para 51 municipios, pero sólo 7 pasaron el filtro de la Conagua.

Ante esta situación, algunas entidades comenzaron a crear fideicomisos para atender desastres naturales con recursos propios; y esa es la ruta que ante el recorte al Fonden tendrá que tomar Veracruz casi de forma obligada. @luisromero85

Los niveles alcanzados por la sequía en Veracruz han encendido los focos de alerta entre ganaderos, productores agrícolas y ambientalistas.

Si bien el problema comenzó a notarse desde el primer trimestre del año, en fechas recientes se ha vuelto cada vez más preocupante.

De forma reciente, algunos medios informativos consignaron las declaraciones de dirigentes ganaderos del norte veracruzano, quienes hablan de la pérdida de unas tres mil cabezas de ganado como consecuencia de las altas temperaturas.

Los productores pecuarios hablan de temperaturas de 38 a 50 grados en los municipios de Ozuluama, Tempoal y Pánuco.

Sin embargo, el problema no sólo se focaliza en la zona norte de la entidad; gente que se dedica al ganado de doble propósito en la zona cercana a Boca del Río, Medellín y Alvarado también se quejan por muerte de animales.

En días recientes platicaba con un ganadero de esa región, quien indicaba que en un mes había perdido tres animales como consecuencia de la sequía, una queja alarmante que se reproduce prácticamente en cada región, en cada rancho y en cada potrero del norte de la entidad.

En la tercera semana de marzo del presente año, la jefe de Proyecto Hidrometeorológico de Conagua, Jessica Luna Lagunas, informaba que el problema de la sequía alcanzaba a 69 municipios de Veracruz; y apuntaba que las precipitaciones estaban por debajo de los niveles normales en las cuencas de los ríos Pánuco, Tuxpan, Tecolutla, Nautla y Misantla.

Posteriormente, al iniciar mayo, la meteoróloga dio a conocer que la lista de los municipios veracruzanos que registraban algún grado de sequía, ya sea moderada o severa, se ubicaba en 74; de ellos, 52 registraban sequía severa.

Los municipios con mayores problemas son Acayucan, Alvarado, Angel R. Cabada; Benito Juárez, Catemaco, Cazones, Coatzacoalcos, Cosoleacaque, Coyutla, Chicontepec, Espinal, Jáltipan, Zontecomatlán, Tantoyuca, Tempoal, Tuxpan, Tlacotalpan, Soconusco, San Andrés, Pajapan, Pánuco y Uxpanapa, entre otros. Prácticamente en todas las regiones de la entidad hay problemas por falta de precipitaciones.

Esa situación provocó que el 21 de mayo se emitiera una declaratoria de emergencia para siete municipios veracruzanos, Espinal, Hidalgotitlán, Ixhuatlán del Sureste, Las Choapas, Papantla, Tecolutla y Tihuatlán, donde se acreditó que no se presentaron lluvias desde el 1 de mayo de 2018 al 30 de abril de 2019, un año sin precipitaciones.

La declaratoria, emitida por el Gobierno Federal, especifica que dichos municipios podrían disponer de los recursos del Fondo de Desastres Naturales, Fonden.

El problema es que a este paso, los recursos del Fonden podrían ser insuficientes en el futuro, sobre todo por el recorte a ese rubro. Este año, el Fondo dispone de 3 mil 466 millones de pesos, poco más la mitad de lo que ejerció hasta 2017, cuando tuvo 6 mil 35 millones de pesos.

Esa reducción presupuestal implicará de forma inevitable que se limite la aprobación de solicitudes de declaratorias de emergencia de los estados, porque de otra manera, no habrá dinero suficiente para atender las demandas de apoyo.

En el caso más reciente, por ejemplo, el Gobierno de Veracruz pidió la declaratoria para 51 municipios, pero sólo 7 pasaron el filtro de la Conagua.

Ante esta situación, algunas entidades comenzaron a crear fideicomisos para atender desastres naturales con recursos propios; y esa es la ruta que ante el recorte al Fonden tendrá que tomar Veracruz casi de forma obligada. @luisromero85

viernes 13 de diciembre de 2019

El pasivo ambiental en Veracruz

miércoles 11 de diciembre de 2019

Veracruz, las deudas con el Fonden

lunes 09 de diciembre de 2019

Perote, el informe municipal

lunes 09 de diciembre de 2019

Los problemas de movilidad en Xalapa

viernes 06 de diciembre de 2019

El récord veracruzano en feminicidios

jueves 05 de diciembre de 2019

SEV, inversión y combate a la corrupción

miércoles 04 de diciembre de 2019

Tiburones, con las horas contadas

martes 03 de diciembre de 2019

Gómez Cazarín en Tabasco

viernes 29 de noviembre de 2019

Las diferencias panistas en el Congreso

Cargar Más