/ martes 25 de febrero de 2020

Los nuevos partidos

Cuando a principios de enero de 2019 se abrió la puerta para el registro de las asociaciones políticas que buscaban convertirse en partidos nacionales, se preveía la llegada al INE de una avalancha de solicitudes.

Así ocurrió: entre el 7 y el 31 de enero el órgano electoral recibió 106 notificaciones de intención de organizaciones que expresaron su interés en constituirse como nuevos partidos.

De ese universo, 13 recibieron la notificación de no procedencia; y en la etapa previa, cuatro más se desistieron, de tal manera que en el primer filtro sólo se mantuvieron 89 solicitudes.

Una vez iniciado el proceso, 46 organizaciones procedentes se desistieron, dejando la cifra nacional en 43; ese es el número que permanecía vigente hasta el corte del 13 de febrero pasado, expone el Informe de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE.

De esas 43 organizaciones, 11 no tuvieron actividad; un número similar corresponde a las que no presentaron agenda ante la autoridad electoral, por lo que fueron excluidas del proceso; en tanto que 8 no concretaron las asambleas programadas.

La cifra final, al corte del 20 de febrero, consigna que 13 organizaciones cuentan con la posibilidad de reunir las afiliaciones y asambleas mínimas requeridas.

En dicho documento se detalla que las 13 organizaciones son: Ciudadanos Unidos, Encuentro Solidario, Frente por la Cuarta Transformación, Fuerza Social por México, Fundación Alternativa, Grupo Social Promotor de México, Gubernatura Indígena Nacional, Libertad y Responsabilidad Democrática, México Blanco, Movimiento Ambientalista Social por México, Organización de Ciudadanos Federalista Vanguardista, Redes Sociales Progresistas y Súmate a Nosotros.

De esas 13 organizaciones que se mantienen, digamos, con vida en el proceso, sólo cuatro o cinco tendrían altas probabilidades de aparecer en las boletas de las elecciones de 2021: Libertad y Responsabilidad Democrática, que se convertiría en “México Libre”, la opción que impulsa el expresidente Felipe Calderón; Redes Sociales Progresistas, vinculada a la maestra Elba Esther Gordillo Morales; Encuentro Solidario, que sería la continuidad del Partido Encuentro Social, que en las pasadas elecciones presidenciales fue en alianza con Morena; Fundación Alternativa, impulsada por el expriista César Augusto Santiago.

De todas ellas probablemente las más avanzadas en su trámite sean Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas, y Libertad y Responsabilidad Democrática, que realizaron sus asambleas nacionales constitutivas los días 11, 22 y 23 de febrero, respectivamente.

Por cierto, entre las organizaciones que todavía están con vida en este proceso se encuentra el Frente por la Cuarta Transformación, que impulsa el exsenador perredista veracruzano Elías Miguel Moreno Brizuela.

La ruta establecida por el INE indica que en junio próximo se determinará cuáles de esas organizaciones cumplieron con todos los requisitos y están en posibilidad de que el primero de julio comiencen a operar como partidos.

En Veracruz se espera que en 2021 cuatro organizaciones se estrenen como nuevos partidos políticos locales: Podemos, Unidad Ciudadana, Bienestar y Justicia Social (Partido Cardenista) y Todos por Veracruz; en el caso de que así sea, éstas tendrán que contender sin alianzas y lograr al menos el 3% de los votos totales, para lo cual serán determinantes sus respectivos procesos de selección de candidatos.

Cuando a principios de enero de 2019 se abrió la puerta para el registro de las asociaciones políticas que buscaban convertirse en partidos nacionales, se preveía la llegada al INE de una avalancha de solicitudes.

Así ocurrió: entre el 7 y el 31 de enero el órgano electoral recibió 106 notificaciones de intención de organizaciones que expresaron su interés en constituirse como nuevos partidos.

De ese universo, 13 recibieron la notificación de no procedencia; y en la etapa previa, cuatro más se desistieron, de tal manera que en el primer filtro sólo se mantuvieron 89 solicitudes.

Una vez iniciado el proceso, 46 organizaciones procedentes se desistieron, dejando la cifra nacional en 43; ese es el número que permanecía vigente hasta el corte del 13 de febrero pasado, expone el Informe de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE.

De esas 43 organizaciones, 11 no tuvieron actividad; un número similar corresponde a las que no presentaron agenda ante la autoridad electoral, por lo que fueron excluidas del proceso; en tanto que 8 no concretaron las asambleas programadas.

La cifra final, al corte del 20 de febrero, consigna que 13 organizaciones cuentan con la posibilidad de reunir las afiliaciones y asambleas mínimas requeridas.

En dicho documento se detalla que las 13 organizaciones son: Ciudadanos Unidos, Encuentro Solidario, Frente por la Cuarta Transformación, Fuerza Social por México, Fundación Alternativa, Grupo Social Promotor de México, Gubernatura Indígena Nacional, Libertad y Responsabilidad Democrática, México Blanco, Movimiento Ambientalista Social por México, Organización de Ciudadanos Federalista Vanguardista, Redes Sociales Progresistas y Súmate a Nosotros.

De esas 13 organizaciones que se mantienen, digamos, con vida en el proceso, sólo cuatro o cinco tendrían altas probabilidades de aparecer en las boletas de las elecciones de 2021: Libertad y Responsabilidad Democrática, que se convertiría en “México Libre”, la opción que impulsa el expresidente Felipe Calderón; Redes Sociales Progresistas, vinculada a la maestra Elba Esther Gordillo Morales; Encuentro Solidario, que sería la continuidad del Partido Encuentro Social, que en las pasadas elecciones presidenciales fue en alianza con Morena; Fundación Alternativa, impulsada por el expriista César Augusto Santiago.

De todas ellas probablemente las más avanzadas en su trámite sean Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas, y Libertad y Responsabilidad Democrática, que realizaron sus asambleas nacionales constitutivas los días 11, 22 y 23 de febrero, respectivamente.

Por cierto, entre las organizaciones que todavía están con vida en este proceso se encuentra el Frente por la Cuarta Transformación, que impulsa el exsenador perredista veracruzano Elías Miguel Moreno Brizuela.

La ruta establecida por el INE indica que en junio próximo se determinará cuáles de esas organizaciones cumplieron con todos los requisitos y están en posibilidad de que el primero de julio comiencen a operar como partidos.

En Veracruz se espera que en 2021 cuatro organizaciones se estrenen como nuevos partidos políticos locales: Podemos, Unidad Ciudadana, Bienestar y Justicia Social (Partido Cardenista) y Todos por Veracruz; en el caso de que así sea, éstas tendrán que contender sin alianzas y lograr al menos el 3% de los votos totales, para lo cual serán determinantes sus respectivos procesos de selección de candidatos.

viernes 27 de marzo de 2020

Empresarios lanzan un S.O.S

miércoles 25 de marzo de 2020

Winckler y la nueva época en la FGE

lunes 23 de marzo de 2020

Secuestro y feminicidio en Veracruz

viernes 20 de marzo de 2020

Covid-19, histeria de masa

miércoles 18 de marzo de 2020

Antonio Tarek, oportunismo y traición

viernes 13 de marzo de 2020

¿Campaña contra Rogelio Franco?

miércoles 11 de marzo de 2020

La lealtad en los tiempos de la 4T

Cargar Más