/ miércoles 4 de mayo de 2022

Los que representan en Veracruz a Ebrard

Panistas nos hacen llegar sus comentarios en torno a la decisión final, judicial, que da el triunfo a la planilla que encabeza Federico Salomón Molina para que dirija el Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional, exponiendo principalmente que es hora de trabajar.

También nos señalan que Joaquín Guzmán Avilés, quien tuvo todo para conservar la dirigencia, tendrá tiempo para meditar en qué falló, tanto en el tiempo de buscar el voto entre los azules como cuando se aventuró a llevar un proceso interno partidista a los tribunales.

A partir de ahora, por decisión de los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el presidente del CDE del PAN es Federico Salomón Molina y la secretaria general es la senadora Indira Rosales Román, por lo que es otro round más ganado por los Yunes azules.

Su antiguo aliado, nos dicen estos panistas de cepa que están atentos a lo que sucede en su organización, Guzmán Avilés, ni con un gran respaldo que tuvo, fuera de su partido, pudo seguir al frente de Acción Nacional.

También debe estar triste, nos indican los referidos panistas, el senador Julen Rementería, quien apoyó con todo a Joaquín Guzmán, pues igualmente, de ser aliado de los Yunes, pasó a ser su acérrimo rival.

Ya será para otra ocasión en la que intenten regresar a sus manos la dirigencia del PAN, que la tuvieron, pero no supieron conservarla, pese a tener varios factores a su favor, como las decisiones del Tribunal Electoral de Veracruz.

Los panistas dicen que a Guzmán y a Julen les pueden aplicar lo que en algunos partidos de futbol grita el conocido lucutor Enrique Bermúdez: ¡la tenía, era suya y…la dejó ir!

Militantes del partido Morena nos comentan que luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador le volvió a dar oxígeno, en sus aspiraciones presidenciales, a su secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, seguramente él y sus seguidores redoblarán esfuerzos en los estados para tratar de hacer crecer la imagen del canciller.

Nos indican además que desde hace tiempo el canciller está con un ojo al gato y otro al garabato, es decir, que no ha dejado se suspirar y trabajar en sus pretensión de ganar la candidatura presidencial en el Movimiento de Regeneración Nacional.

Así que lo mismo tiene comités de apoyo en el norte del país, que en el occidente, centro y sur. No generan gran ruido, pero tampoco realizan su labor en secreto, nos hacen ver esos militantes de Morena.

Por eso es sabido, nos indican, que hay un par de conocidos exmilitantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que en Veracruz están a la orden de lo que indique el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Uno es el cardiólogo y exsenador Elías Miguel Moreno Brizuela, muy conocido en su región, que es Los Tuxtlas, y el otro es el exdirigente estatal del PRD, Enrique Romero Aquino. ¿Cómo la ven, qué les parece?, preguntan estos morenistas.

Estudiantes, egresados y maestros de tecnológicos estatales nos hacen llegar datos en el sentido de que desde hace años esas instituciones están en el ojo del huracán, por los malos manejos que son detectados en las auditorías de la ASF.

Y todo indica, nos afirman, que los problemas continúan, pues de nueva cuenta varios Tecnológicos han resultado con severas observaciones por el supuesto mal manejo de los recursos.

Tan es así que ahora se informa que fue cesado el director del Tecnológico de Perote y quien fungía como subdirectora administrativa, por supuestas anomalías en el manejo de recursos federales.

Esos estudiantes, egresados y maestros nos dicen que varios de los los directores de los Tecnológicos deben andar con cuidado, pues las anomalías que por ahora han sido detectadas pudieran conducir a cuestiones más grandes que podrían ser motivo de escándalos.

No deben olvidar, agregan, que a la hora de que hay problemas y los escándalos amenazan con explotar, sea en asuntos privados o de instituciones, el hilo siempre se revienta por lo más delgado.

Panistas nos hacen llegar sus comentarios en torno a la decisión final, judicial, que da el triunfo a la planilla que encabeza Federico Salomón Molina para que dirija el Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional, exponiendo principalmente que es hora de trabajar.

También nos señalan que Joaquín Guzmán Avilés, quien tuvo todo para conservar la dirigencia, tendrá tiempo para meditar en qué falló, tanto en el tiempo de buscar el voto entre los azules como cuando se aventuró a llevar un proceso interno partidista a los tribunales.

A partir de ahora, por decisión de los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el presidente del CDE del PAN es Federico Salomón Molina y la secretaria general es la senadora Indira Rosales Román, por lo que es otro round más ganado por los Yunes azules.

Su antiguo aliado, nos dicen estos panistas de cepa que están atentos a lo que sucede en su organización, Guzmán Avilés, ni con un gran respaldo que tuvo, fuera de su partido, pudo seguir al frente de Acción Nacional.

También debe estar triste, nos indican los referidos panistas, el senador Julen Rementería, quien apoyó con todo a Joaquín Guzmán, pues igualmente, de ser aliado de los Yunes, pasó a ser su acérrimo rival.

Ya será para otra ocasión en la que intenten regresar a sus manos la dirigencia del PAN, que la tuvieron, pero no supieron conservarla, pese a tener varios factores a su favor, como las decisiones del Tribunal Electoral de Veracruz.

Los panistas dicen que a Guzmán y a Julen les pueden aplicar lo que en algunos partidos de futbol grita el conocido lucutor Enrique Bermúdez: ¡la tenía, era suya y…la dejó ir!

Militantes del partido Morena nos comentan que luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador le volvió a dar oxígeno, en sus aspiraciones presidenciales, a su secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, seguramente él y sus seguidores redoblarán esfuerzos en los estados para tratar de hacer crecer la imagen del canciller.

Nos indican además que desde hace tiempo el canciller está con un ojo al gato y otro al garabato, es decir, que no ha dejado se suspirar y trabajar en sus pretensión de ganar la candidatura presidencial en el Movimiento de Regeneración Nacional.

Así que lo mismo tiene comités de apoyo en el norte del país, que en el occidente, centro y sur. No generan gran ruido, pero tampoco realizan su labor en secreto, nos hacen ver esos militantes de Morena.

Por eso es sabido, nos indican, que hay un par de conocidos exmilitantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que en Veracruz están a la orden de lo que indique el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Uno es el cardiólogo y exsenador Elías Miguel Moreno Brizuela, muy conocido en su región, que es Los Tuxtlas, y el otro es el exdirigente estatal del PRD, Enrique Romero Aquino. ¿Cómo la ven, qué les parece?, preguntan estos morenistas.

Estudiantes, egresados y maestros de tecnológicos estatales nos hacen llegar datos en el sentido de que desde hace años esas instituciones están en el ojo del huracán, por los malos manejos que son detectados en las auditorías de la ASF.

Y todo indica, nos afirman, que los problemas continúan, pues de nueva cuenta varios Tecnológicos han resultado con severas observaciones por el supuesto mal manejo de los recursos.

Tan es así que ahora se informa que fue cesado el director del Tecnológico de Perote y quien fungía como subdirectora administrativa, por supuestas anomalías en el manejo de recursos federales.

Esos estudiantes, egresados y maestros nos dicen que varios de los los directores de los Tecnológicos deben andar con cuidado, pues las anomalías que por ahora han sido detectadas pudieran conducir a cuestiones más grandes que podrían ser motivo de escándalos.

No deben olvidar, agregan, que a la hora de que hay problemas y los escándalos amenazan con explotar, sea en asuntos privados o de instituciones, el hilo siempre se revienta por lo más delgado.