/ martes 14 de diciembre de 2021

MC le quita alcaldes a Morena

El poder es muy atractivo, es un imán, nos dicen políticos que se han dedicado toda su vida a esa actividad.

Al respecto, nos hacen ver que en Nuevo León acaba de suceder que Movimiento Ciudadano le arrebató a Morena un alcalde de la zona rural, el cual abandonó las filas guindas para sumarse “con carácter de inmediato” al nuevo partido en el poder en Nuevo León, que no es otro que el de Movimiento Ciudadano (MC).

Se trata, nos dicen, de Juan Arturo Guevara Soto, alcalde de General Zaragoza, población ubicada a unos 200 kilómetros al sur de Monterrey.

Con éste son 13 los presidentes municipales que acumula el partido del exgobernador de Veracruz, Dante Delgado Rannauro, en Nuevo León. Y nos dan el dato que el MC, tras la elección, solo tenía ocho alcaldías, es decir, han sido cinco los presidentes municipales que se han unido al movimiento naranja tras haber llegado al poder por otro partido.

Aquí en Veracruz, nos indican estos políticos de toda la vida, ya hemos visto cómo las diputadas locales Perla Eufemia Romero Rodríguez y Lidia Irma Mezhua Campos, inicialmente representantes plurinominales del Partido de la Revolución Democrática (PRD), renunciaron a su afiliación política para adherirse a Morena.

También se sabe que alcaldes electos han comenzado a negociar con este partido para unirse a sus filas, tal como sucede en Nuevo León.

Cuestiones prácticas de estar muy cerca del calor protector que emana del poder, nos dicen los referidos políticos que más saben por viejos que por diablos, aunque dicen sus pares que también son eso. Nos comentan que en la reunión anual de la organización política Alianza Generacional, su presidente Hector Yunes Landa, pronunció un discurso interesante que llamó la atención.

El también excandidato a la gubernatura en el 2016 consideró necesario volver a unir, en el 2024, al PRI, al PAN y al PRD para armar una coalición que termine con lo que él calificó de autoritarismo en Veracruz.

Aunque nos hacen ver que PRD y PAN, a nivel cupular, ya expresaron que de forma individual quiere negociar con la Cuarta Transformación, lo que puede llevar a la separación de esa alianza. Así que ese llamado, por esa razón y otras, podría no fructificar.

Nos hacen ver que otro personaje que anda muy atento de la vida política de Veracruz es el senador Ricardo Monreal Ávila, quien tiene en la mira a Veracruz debido al peso político que tiene la entidad. Fue así como hace unos días, el coordinador de los senadores morenistas grabó un video a las afueras del penal de Pacho Viejo, en Coatepec, para señalar que hay al menos seis jóvenes detenidos en este sitio debido al delito de ultrajes a la autoridad. “Creí que el Poder Judicial local corregiría la injusticia que mantiene presos a seis jóvenes y otros más por el ominoso delito de ultrajes a la autoridad. No, la injusticia sigue, con complicidad del juez de control. Debemos seguir luchando, sin desistir”.

El exgobernador de Zacatecas fue más allá y refirió que el juez de control tiene todo para resolver la libertad de los jóvenes; también la Comisión Nacional de Derechos Humanos y también la justicia federal. “Yo quiero mucho a Veracruz, por eso he venido de México en mi propio vehículo, para visitarlos y darles aliento, para decirles que la justicia llegará. Estoy seguro de ello”.

¿Qué quiere Monreal aparte de la libertad de esos jóvenes?, nos preguntan.

El poder es muy atractivo, es un imán, nos dicen políticos que se han dedicado toda su vida a esa actividad.

Al respecto, nos hacen ver que en Nuevo León acaba de suceder que Movimiento Ciudadano le arrebató a Morena un alcalde de la zona rural, el cual abandonó las filas guindas para sumarse “con carácter de inmediato” al nuevo partido en el poder en Nuevo León, que no es otro que el de Movimiento Ciudadano (MC).

Se trata, nos dicen, de Juan Arturo Guevara Soto, alcalde de General Zaragoza, población ubicada a unos 200 kilómetros al sur de Monterrey.

Con éste son 13 los presidentes municipales que acumula el partido del exgobernador de Veracruz, Dante Delgado Rannauro, en Nuevo León. Y nos dan el dato que el MC, tras la elección, solo tenía ocho alcaldías, es decir, han sido cinco los presidentes municipales que se han unido al movimiento naranja tras haber llegado al poder por otro partido.

Aquí en Veracruz, nos indican estos políticos de toda la vida, ya hemos visto cómo las diputadas locales Perla Eufemia Romero Rodríguez y Lidia Irma Mezhua Campos, inicialmente representantes plurinominales del Partido de la Revolución Democrática (PRD), renunciaron a su afiliación política para adherirse a Morena.

También se sabe que alcaldes electos han comenzado a negociar con este partido para unirse a sus filas, tal como sucede en Nuevo León.

Cuestiones prácticas de estar muy cerca del calor protector que emana del poder, nos dicen los referidos políticos que más saben por viejos que por diablos, aunque dicen sus pares que también son eso. Nos comentan que en la reunión anual de la organización política Alianza Generacional, su presidente Hector Yunes Landa, pronunció un discurso interesante que llamó la atención.

El también excandidato a la gubernatura en el 2016 consideró necesario volver a unir, en el 2024, al PRI, al PAN y al PRD para armar una coalición que termine con lo que él calificó de autoritarismo en Veracruz.

Aunque nos hacen ver que PRD y PAN, a nivel cupular, ya expresaron que de forma individual quiere negociar con la Cuarta Transformación, lo que puede llevar a la separación de esa alianza. Así que ese llamado, por esa razón y otras, podría no fructificar.

Nos hacen ver que otro personaje que anda muy atento de la vida política de Veracruz es el senador Ricardo Monreal Ávila, quien tiene en la mira a Veracruz debido al peso político que tiene la entidad. Fue así como hace unos días, el coordinador de los senadores morenistas grabó un video a las afueras del penal de Pacho Viejo, en Coatepec, para señalar que hay al menos seis jóvenes detenidos en este sitio debido al delito de ultrajes a la autoridad. “Creí que el Poder Judicial local corregiría la injusticia que mantiene presos a seis jóvenes y otros más por el ominoso delito de ultrajes a la autoridad. No, la injusticia sigue, con complicidad del juez de control. Debemos seguir luchando, sin desistir”.

El exgobernador de Zacatecas fue más allá y refirió que el juez de control tiene todo para resolver la libertad de los jóvenes; también la Comisión Nacional de Derechos Humanos y también la justicia federal. “Yo quiero mucho a Veracruz, por eso he venido de México en mi propio vehículo, para visitarlos y darles aliento, para decirles que la justicia llegará. Estoy seguro de ello”.

¿Qué quiere Monreal aparte de la libertad de esos jóvenes?, nos preguntan.