/ miércoles 17 de marzo de 2021

Miles de policías, sin certificación

El pasado 10 de marzo, o sea hace una semana, venció el plazo de la prórroga para dar cumplimiento al Certificado Único Policial (CUP), que abarca a los policías estatales, ministeriales y municipales de todo el país.

El CUP, nos hacen notar especialistas en temas de seguridad, es el documento que acredita a los policías como aptos para ingresar o permanecer en las instituciones de seguridad pública, por lo que son éstas las responsables de que las policías, cada uno de sus elementos pues, obtengan y actualicen el CUP.

Para la obtención del CUP, nos precisan, los policías deben aprobar temas clasificados como Formación Inicial, Evaluación del Desempeño, Evaluación de Competencias Básicas y la Evaluación de Control de Confianza.

En ese sentido, conocedores en temas de seguridad nos apuntan que, en Veracruz, aún persiste rezago en el proceso de certificación, principalmente en la Policía Estatal y, más preocupante y grave aún, en las policías municipales.

Los datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), indican que, al 31 de diciembre de 2020, el estado de fuerza en Veracruz es de 6 mil 404 policías estatales, 3 mil 537 policías municipales y 712 policías ministeriales.

También nos apuntan que, según los avances en la emisión del Certificado Único Policial, en la entidad apenas el 44. 5 por ciento del total de elementos de la Policía Estatal ha cumplido con su certificación (sólo 2 847 cuentan con el CUP); en la Policía Ministerial, tienen un avance de 76.6 por ciento con la certificación de 546 elementos; mientras que los resultados para la Policía Municipal son menos alentadores, pues apenas registran un avance del 12.9 por ciento (sólo 455 policías locales han cumplido con ese requisito).

Sobre este tema nos indican que aunque la pandemia representó para diversas áreas gubernamentales la suspensión de labores, las dependencias de Seguridad Pública, de los tres órdenes de gobierno, no vieron interrumpidas sus actividades, al considerarse esenciales, por lo que no habría pretexto para dar cumplimiento en tiempo y forma con la certificación policial.

Cabe mencionar que han transcurrido cinco años desde que el Consejo Nacional de Seguridad Pública estableció este acuerdo para la Certificación Única Policial.

Según los expertos en el tema, el SESNSP está haciendo cumplir la fecha límite para la obtención del CUP, así que quien no tenga el CUP no puede portar armar ni uniforme.

Los especialistas nos dicen que aún se desconoce si, aquí en Veracruz, habrá esquemas para suplir en su labor a aquellos policías que, se supone, estarían en búsqueda de obtener su acreditación. El gobernador Cuitláhuac García declaró ayer que tienen información de que podría existir algún involucramiento entre gobiernos municipales y la delincuencia organizada. Esto lo declaró al término de la Mesa Estatal para la Construcción de la Paz, realizada en Soconusco, municipio que forma parte de una de las zonas más azotadas por la delincuencia.

Al respecto, observadores de la política estatal nos hacen esta observación-pregunta: ¿qué estarán pensando, tras lo expresado por el Gobernador, los alcaldes de esa región?

Nos comentan que mucho se ha señalado cómo los grupos criminales han logrado imponer ediles en Veracruz, prácticamente de todos los colores y sabores, en el sur, centro y norte de Veracruz.

¿Caerán algunos antes de que arranquen las campañas?, preguntan estos observadores.

El pasado 10 de marzo, o sea hace una semana, venció el plazo de la prórroga para dar cumplimiento al Certificado Único Policial (CUP), que abarca a los policías estatales, ministeriales y municipales de todo el país.

El CUP, nos hacen notar especialistas en temas de seguridad, es el documento que acredita a los policías como aptos para ingresar o permanecer en las instituciones de seguridad pública, por lo que son éstas las responsables de que las policías, cada uno de sus elementos pues, obtengan y actualicen el CUP.

Para la obtención del CUP, nos precisan, los policías deben aprobar temas clasificados como Formación Inicial, Evaluación del Desempeño, Evaluación de Competencias Básicas y la Evaluación de Control de Confianza.

En ese sentido, conocedores en temas de seguridad nos apuntan que, en Veracruz, aún persiste rezago en el proceso de certificación, principalmente en la Policía Estatal y, más preocupante y grave aún, en las policías municipales.

Los datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), indican que, al 31 de diciembre de 2020, el estado de fuerza en Veracruz es de 6 mil 404 policías estatales, 3 mil 537 policías municipales y 712 policías ministeriales.

También nos apuntan que, según los avances en la emisión del Certificado Único Policial, en la entidad apenas el 44. 5 por ciento del total de elementos de la Policía Estatal ha cumplido con su certificación (sólo 2 847 cuentan con el CUP); en la Policía Ministerial, tienen un avance de 76.6 por ciento con la certificación de 546 elementos; mientras que los resultados para la Policía Municipal son menos alentadores, pues apenas registran un avance del 12.9 por ciento (sólo 455 policías locales han cumplido con ese requisito).

Sobre este tema nos indican que aunque la pandemia representó para diversas áreas gubernamentales la suspensión de labores, las dependencias de Seguridad Pública, de los tres órdenes de gobierno, no vieron interrumpidas sus actividades, al considerarse esenciales, por lo que no habría pretexto para dar cumplimiento en tiempo y forma con la certificación policial.

Cabe mencionar que han transcurrido cinco años desde que el Consejo Nacional de Seguridad Pública estableció este acuerdo para la Certificación Única Policial.

Según los expertos en el tema, el SESNSP está haciendo cumplir la fecha límite para la obtención del CUP, así que quien no tenga el CUP no puede portar armar ni uniforme.

Los especialistas nos dicen que aún se desconoce si, aquí en Veracruz, habrá esquemas para suplir en su labor a aquellos policías que, se supone, estarían en búsqueda de obtener su acreditación. El gobernador Cuitláhuac García declaró ayer que tienen información de que podría existir algún involucramiento entre gobiernos municipales y la delincuencia organizada. Esto lo declaró al término de la Mesa Estatal para la Construcción de la Paz, realizada en Soconusco, municipio que forma parte de una de las zonas más azotadas por la delincuencia.

Al respecto, observadores de la política estatal nos hacen esta observación-pregunta: ¿qué estarán pensando, tras lo expresado por el Gobernador, los alcaldes de esa región?

Nos comentan que mucho se ha señalado cómo los grupos criminales han logrado imponer ediles en Veracruz, prácticamente de todos los colores y sabores, en el sur, centro y norte de Veracruz.

¿Caerán algunos antes de que arranquen las campañas?, preguntan estos observadores.