/ domingo 9 de junio de 2019

Nepotismo en evidencia

Apenas pudo defenderse y brincar la cerca el gobernador Cuitláhuac García Jiménez frente a los misiles que le enviaron, vengan de donde viniesen, para ponerlo en evidencia en la escena nacional por casos de nepotismo. El cuestionamiento lanzado por el reportero veracruzano José Sobrevilla al presidente de la República en la conferencia mañanera del pasado jueves, iba con toda la intención de infligir daño al “hombre honesto” al que se ha referido Andrés Manuel López Obrador en infinidad de ocasiones. ¿Qué acciones seguirá su gobierno ante los casos de nepotismo que se registran en el gobierno morenista de Cuitláhuac García, en Veracruz? ¿Cuáles serían las medidas que su gobierno tomaría en este caso, que es una demanda de los veracruzanos?, fueron las preguntas, seguida de los nombres de Eleazar Guerrero Pérez, a quien se identifica como primo del mandatario, subsecretario de Finanzas, y los hijos de éste, Eleazar, director de Vinculación Ciudadana de la Secretaría de Seguridad, y Nytzia Aracely, directora de Atención a la Población Vulnerable del DIF estatal; y otros familiares del funcionario de la Sefiplan, con cargos en el Consejo Estatal de Seguridad Pública y en Patrimonio del Estado. La respuesta del presidente, rápido en hacer lecturas, fue de que la recomendación (a quienes forman parte de la 4T) “es de que no haya nepotismo; que no se le dé trabajo a familiares, que no pase lo que sucedía antes, por ejemplo, en Veracruz que el papá era gobernador, el hijo presidente (municipal), el otro hijo senador, o sea, ya no. Basta de nepotismo”, y entonces dictó las siguientes palabras: “Que la autoridad competente actúe, ya hizo la denuncia, y estoy seguro que Cuitláhuac, que es un hombre honesto, íntegro, nada que ver con los gobernadores anteriores, va a tomar en cuenta tu planteamiento y tiene que dar una explicación”. Y eso, precisamente, cumplió a duras penas el mandatario. El viernes ofreció una conferencia de prensa en la que no pudo ser claro, aunque sí admitió que el subsecretario es familiar lejano, por algunos vínculos de su abuela, ya fallecida, y mandó el asunto a la Contraloría, para que ésta determine si el nombramiento de Eleazar Guerrero cae en el supuesto del nepotismo, aunque no se refirió a los familiares que este funcionario ha colocado en otras dependencias. El balón fue colocado entonces en la cancha de la Contraloría, de su titular Leslie Mónica Garibo Puga, quien tiene la responsabilidad de determinar tal situación, cumplir con su responsabilidad o ajustarse a los dictados de sus jefes, en este caso con el riesgo de tener consecuencias legales en su contra. Esperemos.

EL PVEM TEJE ALIANZAS CON MORENA EN VERACRUZ

El reciente caso de la elección en Puebla merece atención para Veracruz, no sólo por la vecindad, sino por el papel que jugó el Partido Verde al aportar 8.5% de los votos a Morena para ganarle al PAN ese estado; es decir, el PVEM se convirtió en factor de triunfo para Miguel Barbosa sobre el cacicazgo que implantó el extinto Rafael Moreno Valle. En la elección intermedia de 2021, en Veracruz, los dirigentes estatal, Carlos Marcelo Ruiz Sánchez, y nacional, Javier Herrera Borunda, ya operan una coalición entre Morena-PVEM, y la posibilidad de lograrlo es amplia, por lo que se observa con la presencia de este último en eventos de la 4a. Transformación donde asiste el presidente Andrés Manuel López Obrador, eventos a los que no se puede llegar sin invitación. La habilidad de los verdes es real, y más ahora que el partido en el poder comprobó la utilidad de los votos del PVEM que, además, lo legitiman por la integración de gobiernos plurales.

Escriba a opedro2006@gmail.com

Apenas pudo defenderse y brincar la cerca el gobernador Cuitláhuac García Jiménez frente a los misiles que le enviaron, vengan de donde viniesen, para ponerlo en evidencia en la escena nacional por casos de nepotismo. El cuestionamiento lanzado por el reportero veracruzano José Sobrevilla al presidente de la República en la conferencia mañanera del pasado jueves, iba con toda la intención de infligir daño al “hombre honesto” al que se ha referido Andrés Manuel López Obrador en infinidad de ocasiones. ¿Qué acciones seguirá su gobierno ante los casos de nepotismo que se registran en el gobierno morenista de Cuitláhuac García, en Veracruz? ¿Cuáles serían las medidas que su gobierno tomaría en este caso, que es una demanda de los veracruzanos?, fueron las preguntas, seguida de los nombres de Eleazar Guerrero Pérez, a quien se identifica como primo del mandatario, subsecretario de Finanzas, y los hijos de éste, Eleazar, director de Vinculación Ciudadana de la Secretaría de Seguridad, y Nytzia Aracely, directora de Atención a la Población Vulnerable del DIF estatal; y otros familiares del funcionario de la Sefiplan, con cargos en el Consejo Estatal de Seguridad Pública y en Patrimonio del Estado. La respuesta del presidente, rápido en hacer lecturas, fue de que la recomendación (a quienes forman parte de la 4T) “es de que no haya nepotismo; que no se le dé trabajo a familiares, que no pase lo que sucedía antes, por ejemplo, en Veracruz que el papá era gobernador, el hijo presidente (municipal), el otro hijo senador, o sea, ya no. Basta de nepotismo”, y entonces dictó las siguientes palabras: “Que la autoridad competente actúe, ya hizo la denuncia, y estoy seguro que Cuitláhuac, que es un hombre honesto, íntegro, nada que ver con los gobernadores anteriores, va a tomar en cuenta tu planteamiento y tiene que dar una explicación”. Y eso, precisamente, cumplió a duras penas el mandatario. El viernes ofreció una conferencia de prensa en la que no pudo ser claro, aunque sí admitió que el subsecretario es familiar lejano, por algunos vínculos de su abuela, ya fallecida, y mandó el asunto a la Contraloría, para que ésta determine si el nombramiento de Eleazar Guerrero cae en el supuesto del nepotismo, aunque no se refirió a los familiares que este funcionario ha colocado en otras dependencias. El balón fue colocado entonces en la cancha de la Contraloría, de su titular Leslie Mónica Garibo Puga, quien tiene la responsabilidad de determinar tal situación, cumplir con su responsabilidad o ajustarse a los dictados de sus jefes, en este caso con el riesgo de tener consecuencias legales en su contra. Esperemos.

EL PVEM TEJE ALIANZAS CON MORENA EN VERACRUZ

El reciente caso de la elección en Puebla merece atención para Veracruz, no sólo por la vecindad, sino por el papel que jugó el Partido Verde al aportar 8.5% de los votos a Morena para ganarle al PAN ese estado; es decir, el PVEM se convirtió en factor de triunfo para Miguel Barbosa sobre el cacicazgo que implantó el extinto Rafael Moreno Valle. En la elección intermedia de 2021, en Veracruz, los dirigentes estatal, Carlos Marcelo Ruiz Sánchez, y nacional, Javier Herrera Borunda, ya operan una coalición entre Morena-PVEM, y la posibilidad de lograrlo es amplia, por lo que se observa con la presencia de este último en eventos de la 4a. Transformación donde asiste el presidente Andrés Manuel López Obrador, eventos a los que no se puede llegar sin invitación. La habilidad de los verdes es real, y más ahora que el partido en el poder comprobó la utilidad de los votos del PVEM que, además, lo legitiman por la integración de gobiernos plurales.

Escriba a opedro2006@gmail.com

viernes 19 de julio de 2019

Los Yunes, ¿se van o se quedan?

miércoles 17 de julio de 2019

Las vaciladas como cortina de humo

jueves 11 de julio de 2019

Mixtla no se apaga

martes 09 de julio de 2019

Duarte y las complicidades del poder

domingo 07 de julio de 2019

Gobierno estatal, enemigo del deporte

jueves 04 de julio de 2019

La disputa por la hemodiálisis

domingo 30 de junio de 2019

Bienvenida la Guardia Nacional

jueves 27 de junio de 2019

Ediles y parientes exhiben a Hérviz

domingo 23 de junio de 2019

Taxis, tarifas decorativas… ¿y Uber?

Cargar Más