/ jueves 21 de marzo de 2019

Nuevo récord veracruzano en secuestros

Era predecible el aumento en la incidencia delictiva de Veracruz; las cifras consignadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública revelan que la crisis en cuanto a la violencia está lejos de resolverse.

Si enero fue un mes terrible para la seguridad en la entidad, febrero lo fue todavía más, dado que Veracruz rompió todas sus marcas de secuestros: 40 casos en sólo 28 días, para un acumulado de 79 en los primeros dos meses del año.

Este jueves 21 de marzo, el SNSP difundió las cifras, que a su vez corresponden a los reportes de la Fiscalía General del Estado, basados en las carpetas de investigación.

En el ámbito nacional, hubo 156 mil 261 delitos durante febrero: 2 mil 374 homicidios dolosos, 14 mil 330 lesiones, 73 feminicidios, 128 secuestros y más de 59 mil robos.

Para Veracruz, en términos de seguridad pública febrero fue un verdadero desastre: 4 mil 33 delitos, 112 homicidios dolosos, cinco más que durante enero; 394 lesiones dolosas, 80 más que en el mes anterior; 11 feminicidios, uno más que en el primer mes del año; 40 secuestros, con lo que se rompió el récord estatal anterior, que era de 39; mil 635 robos, y 506 robos de autos.

Nunca la historia veracruzana había registrado tantos casos de secuestro, todos extorsivos; ni siquiera en la parte más violenta en la época contemporánea.

En el acumulado veracruzano de los delitos de alto impacto (cifras que corresponden a enero y febrero del presente año) hay 350 homicidios dolosos, 706 lesiones dolosas, 21 feminicidios, 79 secuestros, y 3 mil 365 robos.

Comparando las cifras del secuestro del primer bimestre de 2019 con el mismo periodo del año pasado se podría hablar de un incremento cercano al 400 por ciento; de hecho, a este paso al terminar abril se habrá igualado la cifra anual de los casos de este ilícito en 2018.

Sólo como dato: el año pasado terminó el mes de junio con 76 secuestros; este año, en dos meses Veracruz ya registra 79.

Otro delito de alto impacto, el homicidio doloso, también registra un repunte, aunque este no es tan elevado como el secuestro; aun así, desde agosto de 2018 no se observaban tantos casos de asesinato.

Basados en las cifras, se puede hablar en Veracruz de un repunte en la actividad delictiva durante los primeros dos meses del año; y con base en la información que consignan los medios en las primeras tres semanas de marzo, se puede anticipar que este mes, en incidencia, será todavía peor que los dos anteriores.

Este recrudecimiento reciente de la violencia se podría atribuir, desde una óptica superficial, a la ineficiencia de los cuerpos policiales veracruzanos; sin embargo, también habría que decir que en años anteriores eran menos frecuentes los enfrentamientos entre las fuerzas del orden y las bandas delincuenciales, que, por cierto, ahora no sólo se dedican al trasiego de droga, sino también a otras actividades ilícitas, como la trata, la extorsión y el secuestro.

El gobierno estatal ha manejado que la situación en materia de seguridad mejorará en un plazo de dos años; sin embargo, eso podría parecer demasiado tiempo para una sociedad cansada de que la entidad sea un campo de batalla y de que cada semana se registren hasta diez secuestros y 30 ejecuciones. @luisromero85


Era predecible el aumento en la incidencia delictiva de Veracruz; las cifras consignadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública revelan que la crisis en cuanto a la violencia está lejos de resolverse.

Si enero fue un mes terrible para la seguridad en la entidad, febrero lo fue todavía más, dado que Veracruz rompió todas sus marcas de secuestros: 40 casos en sólo 28 días, para un acumulado de 79 en los primeros dos meses del año.

Este jueves 21 de marzo, el SNSP difundió las cifras, que a su vez corresponden a los reportes de la Fiscalía General del Estado, basados en las carpetas de investigación.

En el ámbito nacional, hubo 156 mil 261 delitos durante febrero: 2 mil 374 homicidios dolosos, 14 mil 330 lesiones, 73 feminicidios, 128 secuestros y más de 59 mil robos.

Para Veracruz, en términos de seguridad pública febrero fue un verdadero desastre: 4 mil 33 delitos, 112 homicidios dolosos, cinco más que durante enero; 394 lesiones dolosas, 80 más que en el mes anterior; 11 feminicidios, uno más que en el primer mes del año; 40 secuestros, con lo que se rompió el récord estatal anterior, que era de 39; mil 635 robos, y 506 robos de autos.

Nunca la historia veracruzana había registrado tantos casos de secuestro, todos extorsivos; ni siquiera en la parte más violenta en la época contemporánea.

En el acumulado veracruzano de los delitos de alto impacto (cifras que corresponden a enero y febrero del presente año) hay 350 homicidios dolosos, 706 lesiones dolosas, 21 feminicidios, 79 secuestros, y 3 mil 365 robos.

Comparando las cifras del secuestro del primer bimestre de 2019 con el mismo periodo del año pasado se podría hablar de un incremento cercano al 400 por ciento; de hecho, a este paso al terminar abril se habrá igualado la cifra anual de los casos de este ilícito en 2018.

Sólo como dato: el año pasado terminó el mes de junio con 76 secuestros; este año, en dos meses Veracruz ya registra 79.

Otro delito de alto impacto, el homicidio doloso, también registra un repunte, aunque este no es tan elevado como el secuestro; aun así, desde agosto de 2018 no se observaban tantos casos de asesinato.

Basados en las cifras, se puede hablar en Veracruz de un repunte en la actividad delictiva durante los primeros dos meses del año; y con base en la información que consignan los medios en las primeras tres semanas de marzo, se puede anticipar que este mes, en incidencia, será todavía peor que los dos anteriores.

Este recrudecimiento reciente de la violencia se podría atribuir, desde una óptica superficial, a la ineficiencia de los cuerpos policiales veracruzanos; sin embargo, también habría que decir que en años anteriores eran menos frecuentes los enfrentamientos entre las fuerzas del orden y las bandas delincuenciales, que, por cierto, ahora no sólo se dedican al trasiego de droga, sino también a otras actividades ilícitas, como la trata, la extorsión y el secuestro.

El gobierno estatal ha manejado que la situación en materia de seguridad mejorará en un plazo de dos años; sin embargo, eso podría parecer demasiado tiempo para una sociedad cansada de que la entidad sea un campo de batalla y de que cada semana se registren hasta diez secuestros y 30 ejecuciones. @luisromero85


viernes 13 de septiembre de 2019

Gómez Cazarín y la Jucopo Camino al ORFIS

jueves 12 de septiembre de 2019

Yunes, derrotas y retornos

miércoles 11 de septiembre de 2019

Winckler, fobias y malos resultados

martes 10 de septiembre de 2019

Los números veracruzanos en seguridad

jueves 05 de septiembre de 2019

Las campañas negras de aspirantes al Orfis

miércoles 04 de septiembre de 2019

Coatepec, inseguridad y problemas de basura

martes 03 de septiembre de 2019

La anunciada derrota de Mancha en el PAN

viernes 30 de agosto de 2019

Caso Coatzacoalcos ¿Y el alcalde?

Cargar Más