/ jueves 13 de mayo de 2021

Para los que sepan gobernar será el voto razonado

Del temperamento y la imagen que proyecte un candidato durante el proceso electoral dependerá “el triunfo o la derrota” para alcanzar el poder político.

Por ende, la decisión del aspirante para presentar sus ofertas de campaña ante los electores dependerá de la “preparación, autocontrol y disciplina” con que cuente.

El partido político que lo registre ante instancias electorales, además de procurar el triunfo de su candidato, debe asegurar la suma de votos que le garanticen mantener su registro ante el órgano electoral correspondiente.

El pensador y filósofo chino Confucio aseguraba que “el que no sepa gobernarse a sí mismo, ¿cómo podrá gobernar a los demás? Este filósofo bondadoso, quien se condujo siempre dentro de los principios de la moralidad y el respeto a sus congéneres, combatió el caos y desorden que existieron en su época y destacó como un importante educador de su pueblo.

Para la elección del próximo 6 de junio, los impreparados e improvisados, carentes de capacidad y experiencia, no tendrán oportunidad de engañar más al pueblo. En la capital veracruzana se sabrá por fin ¿quién es la máscara?, que porta el audaz candidato que con un falso disfraz ha logrado escalar a base de traiciones puestos públicos, con el único afán de acaparar una inmensa fortuna.

Mucho trabajo tiene ya la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), pero seguramente con el cúmulo de denuncias por el daño patrimonial a la hacienda pública, del que se acusa a varios candidatos que buscan seguir protegidos por el fuero constitucional que acompaña a la función pública, se habrán de judicializar.

Los resultados de la elección, donde la compra de votos y de autoridades electorales ya se conocen, se podrán revertir y reconocer en favor de los elegidos democráticamente por el pueblo.

Del temperamento y la imagen que proyecte un candidato durante el proceso electoral dependerá “el triunfo o la derrota” para alcanzar el poder político.

Por ende, la decisión del aspirante para presentar sus ofertas de campaña ante los electores dependerá de la “preparación, autocontrol y disciplina” con que cuente.

El partido político que lo registre ante instancias electorales, además de procurar el triunfo de su candidato, debe asegurar la suma de votos que le garanticen mantener su registro ante el órgano electoral correspondiente.

El pensador y filósofo chino Confucio aseguraba que “el que no sepa gobernarse a sí mismo, ¿cómo podrá gobernar a los demás? Este filósofo bondadoso, quien se condujo siempre dentro de los principios de la moralidad y el respeto a sus congéneres, combatió el caos y desorden que existieron en su época y destacó como un importante educador de su pueblo.

Para la elección del próximo 6 de junio, los impreparados e improvisados, carentes de capacidad y experiencia, no tendrán oportunidad de engañar más al pueblo. En la capital veracruzana se sabrá por fin ¿quién es la máscara?, que porta el audaz candidato que con un falso disfraz ha logrado escalar a base de traiciones puestos públicos, con el único afán de acaparar una inmensa fortuna.

Mucho trabajo tiene ya la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), pero seguramente con el cúmulo de denuncias por el daño patrimonial a la hacienda pública, del que se acusa a varios candidatos que buscan seguir protegidos por el fuero constitucional que acompaña a la función pública, se habrán de judicializar.

Los resultados de la elección, donde la compra de votos y de autoridades electorales ya se conocen, se podrán revertir y reconocer en favor de los elegidos democráticamente por el pueblo.