/ miércoles 3 de julio de 2019

¿Prohibido nepotismo y amiguismo?                      

Los gobernadores de Morena tendrían que ser los primeros en dar el ejemplo al menos de lo que dicta el discurso del primer presidente de ese partido, Andrés Manuel López Obrador.

Así debería ser en tiempo y forma, sin regateos; por ello, llama la atención que se mantengan en puestos claves en la estructura administrativa estatal a los parientes directos del gobernador de Veracruz.

De hecho, Cuitláhuac García Jiménez junto con varios veracruzanos afines a su proyecto político, diputados y empleados de gobierno, acudieron en día hábil al llamado “Amlofest” para celebrar el triunfo del 1 de julio del 2018.

Ahí, el presidente López Obrador les recordó a todos “Ya no se tolera ni se permite la corrupción desde la Presidencia; están prohibidos el nepotismo, el amiguismo, el influyentismo y cualquier otra práctica del antiguo régimen”.

Y es que el presidente el pasado lunes presumió como logro de su incipiente gobierno, la lucha contra la corrupción y las medidas de austeridad; también resaltó que "la corrupción y el fraude electoral fueron reclasificados como delitos graves".

¿Entonces qué sigue? pues cumplir con el ejemplo, de arriba para abajo, si es que, quienes llegaron gracias a los votos que arrastró la imagen de López Obrador buscan no descarrilar el proyecto transexenal que tiene programado el llamado mesías de la izquierda, ó sea, su jefe.

Ágora

Contradicciones, al menos eso parece; y es que fue obvio el acarreo al “Amlofest” en la Ciudad de México. Por ejemplo, desde Veracruz se gastó y bien en llevar una muy buena representación, claro, espontánea y feliz.

Sin embargo, las cifras ya danzan, se habla de varios miles de pesos que chocan con la llamada austeridad republicana que tanto pregona la cuarta transformación.

@monicamarena

Los gobernadores de Morena tendrían que ser los primeros en dar el ejemplo al menos de lo que dicta el discurso del primer presidente de ese partido, Andrés Manuel López Obrador.

Así debería ser en tiempo y forma, sin regateos; por ello, llama la atención que se mantengan en puestos claves en la estructura administrativa estatal a los parientes directos del gobernador de Veracruz.

De hecho, Cuitláhuac García Jiménez junto con varios veracruzanos afines a su proyecto político, diputados y empleados de gobierno, acudieron en día hábil al llamado “Amlofest” para celebrar el triunfo del 1 de julio del 2018.

Ahí, el presidente López Obrador les recordó a todos “Ya no se tolera ni se permite la corrupción desde la Presidencia; están prohibidos el nepotismo, el amiguismo, el influyentismo y cualquier otra práctica del antiguo régimen”.

Y es que el presidente el pasado lunes presumió como logro de su incipiente gobierno, la lucha contra la corrupción y las medidas de austeridad; también resaltó que "la corrupción y el fraude electoral fueron reclasificados como delitos graves".

¿Entonces qué sigue? pues cumplir con el ejemplo, de arriba para abajo, si es que, quienes llegaron gracias a los votos que arrastró la imagen de López Obrador buscan no descarrilar el proyecto transexenal que tiene programado el llamado mesías de la izquierda, ó sea, su jefe.

Ágora

Contradicciones, al menos eso parece; y es que fue obvio el acarreo al “Amlofest” en la Ciudad de México. Por ejemplo, desde Veracruz se gastó y bien en llevar una muy buena representación, claro, espontánea y feliz.

Sin embargo, las cifras ya danzan, se habla de varios miles de pesos que chocan con la llamada austeridad republicana que tanto pregona la cuarta transformación.

@monicamarena

miércoles 14 de agosto de 2019

 ¿Perdón y olvido para Peña?

lunes 12 de agosto de 2019

Morena quiere con todos

miércoles 07 de agosto de 2019

Ahued sigue siendo el emergente

lunes 05 de agosto de 2019

Cobardes silencios

miércoles 31 de julio de 2019

Morena, la barbarie

miércoles 10 de julio de 2019

Duarte, la ansiada venganza contra Peña

lunes 08 de julio de 2019

¿Podrán con Yunes?

lunes 01 de julio de 2019

Recuento de daños

Cargar Más