/ miércoles 22 de septiembre de 2021

Que Fidel no tiene dinero para pagar

El problema de Fidel N, detenido esta semana por presuntamente haber cometido un millonario fraude, es más fuerte de lo que muchos suponen, nos dicen personajes que han tenido o han estado por tener tratos comerciales con el ahora interno en penal de Almoloya.

Déjense que el presunto fraude es en contra de una televisora que tiene cobertura nacional y que, se dice, tiene influencia en la actualidad. Eso de por sí ya es un problema fuerte, pero todo se complica, nos dicen estos personajes, por lo siguiente:

Fidel N en realidad no tendría tanto dinero como alardea, lo que se traduciría en que tampoco tiene el dinero como para pagar los alrededor de 139 millones de pesos, cantidad que se afirma defraudó.

Conocidos de él también afirman que el exdiputado local y federal es muy dado al bluff y que mucha gente se hizo a la idea de que el empresario disponía de una gran cantidad de recursos, lo que algunos empezaron a poner en duda cuando le correspondió hacerse cargo, solo, del equipo profesional de futbol Tiburones Rojos.

Cuando estuvo de gobernador Javier Duarte, nos recuerdan, dispuso que el conjunto escuela fuera apoyado (se afirma que se le exentaba del pago de impuesto y que se le ayudaba con la nómina) pero al acabar ese gobierno, entonces empezaron los problemas para mantener al equipo, se endeudó con un pesado crédito y su mundo empezó a caerse.

A ver en qué termina este caso que es otro escándalo para los veracruzanos.

Porque son muy constantes los accidentes, prácticamente cada vez que llueve, la atención es acaparada por el bulevar Xalapa-Coatepec, pero lectores y vecinos nos hacen ver que los percances más fuertes, que provocan que haya muertos, ocurren en otro bulevar de esta zona, el Xalapa-Banderilla.

Ya se vio lo que acaba de suceder el martes por la mañana, cuando un autobús supuestamente se quedó sin frenos (los resultados de la investigación deben ser muy claros, para que reciban el castigo legal todos los involucrados) y chocó contra varios vehículos provocando la muerte de tres personas y que otras 15 resultaran lesionadas.

Ante esa situación las autoridades deben hacer caso al llamado que hacen vecinos de esa zona, que exigen haya presencia constante de agentes de Tránsito, pues por ahí circulan camiones pesados a gran velocidad, independientemente de que sean colocados reductores de velocidad y mejores señales que adviertan lo peligrosa que es esa vía, sobre todo en la zona conocida como la curva del Gallito.

En el bulevar Xalapa-Coatepec de vez en vez hay operativos para obligar a los conductores a manejar una velocidad moderada y las señales de advertencia son claras. Algo así es lo que es exigido para la otra vía.

Panistas veracruzanos que desde hacen años han dado muestras de que son muy aguerridos y quieren a su partido nos expresan su decepción porque Marko Cortés será otra vez presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN.

Eso quiere decir, nos dicen estos panistas, que de nueva cuenta Acción Nacional contará con un dirigente que no es capaz de enfrentar como debiera al presidente López Obrador y que está perdiendo posiciones.

Cortés, nos señalan estos panistas, al ser candidato único a la presidencia del PAN, ya aseguró dirigir a su partido de noviembre de este año a noviembre de 2024, lo que debe leerse como quien representará al panismo en las elecciones presidenciales de ese año, pero también como quien repartirá el pastel de las candidaturas a las gubernaturas, diputaciones locales y federales, senadurías y alcaldías, lo que es de suman importancia para quienes saben el teje y maneje de estas cuestiones.

El problema de Fidel N, detenido esta semana por presuntamente haber cometido un millonario fraude, es más fuerte de lo que muchos suponen, nos dicen personajes que han tenido o han estado por tener tratos comerciales con el ahora interno en penal de Almoloya.

Déjense que el presunto fraude es en contra de una televisora que tiene cobertura nacional y que, se dice, tiene influencia en la actualidad. Eso de por sí ya es un problema fuerte, pero todo se complica, nos dicen estos personajes, por lo siguiente:

Fidel N en realidad no tendría tanto dinero como alardea, lo que se traduciría en que tampoco tiene el dinero como para pagar los alrededor de 139 millones de pesos, cantidad que se afirma defraudó.

Conocidos de él también afirman que el exdiputado local y federal es muy dado al bluff y que mucha gente se hizo a la idea de que el empresario disponía de una gran cantidad de recursos, lo que algunos empezaron a poner en duda cuando le correspondió hacerse cargo, solo, del equipo profesional de futbol Tiburones Rojos.

Cuando estuvo de gobernador Javier Duarte, nos recuerdan, dispuso que el conjunto escuela fuera apoyado (se afirma que se le exentaba del pago de impuesto y que se le ayudaba con la nómina) pero al acabar ese gobierno, entonces empezaron los problemas para mantener al equipo, se endeudó con un pesado crédito y su mundo empezó a caerse.

A ver en qué termina este caso que es otro escándalo para los veracruzanos.

Porque son muy constantes los accidentes, prácticamente cada vez que llueve, la atención es acaparada por el bulevar Xalapa-Coatepec, pero lectores y vecinos nos hacen ver que los percances más fuertes, que provocan que haya muertos, ocurren en otro bulevar de esta zona, el Xalapa-Banderilla.

Ya se vio lo que acaba de suceder el martes por la mañana, cuando un autobús supuestamente se quedó sin frenos (los resultados de la investigación deben ser muy claros, para que reciban el castigo legal todos los involucrados) y chocó contra varios vehículos provocando la muerte de tres personas y que otras 15 resultaran lesionadas.

Ante esa situación las autoridades deben hacer caso al llamado que hacen vecinos de esa zona, que exigen haya presencia constante de agentes de Tránsito, pues por ahí circulan camiones pesados a gran velocidad, independientemente de que sean colocados reductores de velocidad y mejores señales que adviertan lo peligrosa que es esa vía, sobre todo en la zona conocida como la curva del Gallito.

En el bulevar Xalapa-Coatepec de vez en vez hay operativos para obligar a los conductores a manejar una velocidad moderada y las señales de advertencia son claras. Algo así es lo que es exigido para la otra vía.

Panistas veracruzanos que desde hacen años han dado muestras de que son muy aguerridos y quieren a su partido nos expresan su decepción porque Marko Cortés será otra vez presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN.

Eso quiere decir, nos dicen estos panistas, que de nueva cuenta Acción Nacional contará con un dirigente que no es capaz de enfrentar como debiera al presidente López Obrador y que está perdiendo posiciones.

Cortés, nos señalan estos panistas, al ser candidato único a la presidencia del PAN, ya aseguró dirigir a su partido de noviembre de este año a noviembre de 2024, lo que debe leerse como quien representará al panismo en las elecciones presidenciales de ese año, pero también como quien repartirá el pastel de las candidaturas a las gubernaturas, diputaciones locales y federales, senadurías y alcaldías, lo que es de suman importancia para quienes saben el teje y maneje de estas cuestiones.