/ miércoles 27 de octubre de 2021

Quieren otra planta nucleoeléctrica

Como veracruzana me inquietan las versiones de que no hay un mantenimiento adecuado a los reactores (de la planta electronuclear de Laguna Verde), soltó desde la tribuna de la Cámara de Diputados la legisladora veracruzana Lorena Piñón Rivera, al director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett.

El controvertido Bartlett, que al comparecer ante los diputados este martes y entre otras cosas dijo que la caída del sistema electoral tras las votaciones de 1988 fue consecuencia del amasiato existente entre el candidato priista Carlos Salinas de Gortari y el PAN, le respondió de esta manera a la diputada priista veracruzana:

“No hay ninguna razón para señalar que hay riesgos en Laguna Verde”.

Ojalá sea así, porque –nos dicen pobladores que viven en los alrededores de la citada planta- no quieren imaginarse que ocurra un accidente que los afecte directamente a ellos y a otros miles de veracruzanos más.

Al respecto, esos vecinos a Laguna Verde nos recuerdan que la primera planta generadora de electricidad empezó a operar en 1990 y la segunda, cinco años después y que durante todo ese tiempo no se ha sabido de algún accidente de magnitud que traspase las instalaciones electronucleares.

Lo que sí ha habido, nos destacan, son múltiples versiones de problemas al interior de LV, versiones que se han quedado en eso, pues la Comisión Federal de Electricidad, que tiene a su cargo la operación siempre ha sido muy hermética en cuanto al manejo de la información.

El director de la CFE, Bartlett, fue escueto en su respuesta y la diputada no insistió en su cuestionamiento, pero tanto la secretaria de Energía, Rocío Nahle, como especialistas de la propia CFE –nos hace ver personal de la Comisión Federal de Electricidad- han comentado que la intención del gobierno mexicano es que se construya otra planta nucleoeléctrica.

Este personal de la CFE, que conoce bien las entrañas de la CFE, nos apunta que dado que el actual gobierno ya está a la mitad de lo que será su periodo, lo más que podría hacer es dejar sentadas las bases para esa construcción.

Y nos indican que será interesante ver dónde quieren construirla, pues ese es otro asunto muy importante, dado que nadie, a la primera de cambios, desea ser vecino o quedar cerca de una planta nuclear.

Así que en una de esas, llegado el momento, si persiste la intención gubernamental de querer construir otra electronuclear –nos dice ese personal de la CFE- podrían lanzar la propuesta de que estuviera…junto a la actual de Laguna Verde.

El tiempo vuela, nos dicen políticos veracruzanos a propósito de que en casi dos semanas el gobernador Cuitláhuac García Jiménez dirigirá un mensaje con motivo de su tercer informe de gobierno.

Nos recuerdan que todo lo que tiene que ver con cifras, dinero, obras y demás acciones de gobierno, realizadas en su tercer año de mandato, se expone en un documento que se hace llegar a los diputados locales, para que estos lo examinen.

Ya no hay obligación legal de que lo entregue directamente a los diputados y ese mismo día exponga y justifique ante los legisladores, pero se acostumbra que haya una ceremonia en la que el gobernador en turno dirige un mensaje a los veracruzanos.

En esta ocasión ese mensaje, el 15 de noviembre ya muy próximo, lo dirigirá el Gobernador en el Teatro Netzahualcóyotl de Tlacotalpan, no en Xalapa, como ha sido una tradición.

A ver qué mensaje da Cuitláhuac García y a ver cómo le va en los tres años que le restan de mandato.

Como veracruzana me inquietan las versiones de que no hay un mantenimiento adecuado a los reactores (de la planta electronuclear de Laguna Verde), soltó desde la tribuna de la Cámara de Diputados la legisladora veracruzana Lorena Piñón Rivera, al director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett.

El controvertido Bartlett, que al comparecer ante los diputados este martes y entre otras cosas dijo que la caída del sistema electoral tras las votaciones de 1988 fue consecuencia del amasiato existente entre el candidato priista Carlos Salinas de Gortari y el PAN, le respondió de esta manera a la diputada priista veracruzana:

“No hay ninguna razón para señalar que hay riesgos en Laguna Verde”.

Ojalá sea así, porque –nos dicen pobladores que viven en los alrededores de la citada planta- no quieren imaginarse que ocurra un accidente que los afecte directamente a ellos y a otros miles de veracruzanos más.

Al respecto, esos vecinos a Laguna Verde nos recuerdan que la primera planta generadora de electricidad empezó a operar en 1990 y la segunda, cinco años después y que durante todo ese tiempo no se ha sabido de algún accidente de magnitud que traspase las instalaciones electronucleares.

Lo que sí ha habido, nos destacan, son múltiples versiones de problemas al interior de LV, versiones que se han quedado en eso, pues la Comisión Federal de Electricidad, que tiene a su cargo la operación siempre ha sido muy hermética en cuanto al manejo de la información.

El director de la CFE, Bartlett, fue escueto en su respuesta y la diputada no insistió en su cuestionamiento, pero tanto la secretaria de Energía, Rocío Nahle, como especialistas de la propia CFE –nos hace ver personal de la Comisión Federal de Electricidad- han comentado que la intención del gobierno mexicano es que se construya otra planta nucleoeléctrica.

Este personal de la CFE, que conoce bien las entrañas de la CFE, nos apunta que dado que el actual gobierno ya está a la mitad de lo que será su periodo, lo más que podría hacer es dejar sentadas las bases para esa construcción.

Y nos indican que será interesante ver dónde quieren construirla, pues ese es otro asunto muy importante, dado que nadie, a la primera de cambios, desea ser vecino o quedar cerca de una planta nuclear.

Así que en una de esas, llegado el momento, si persiste la intención gubernamental de querer construir otra electronuclear –nos dice ese personal de la CFE- podrían lanzar la propuesta de que estuviera…junto a la actual de Laguna Verde.

El tiempo vuela, nos dicen políticos veracruzanos a propósito de que en casi dos semanas el gobernador Cuitláhuac García Jiménez dirigirá un mensaje con motivo de su tercer informe de gobierno.

Nos recuerdan que todo lo que tiene que ver con cifras, dinero, obras y demás acciones de gobierno, realizadas en su tercer año de mandato, se expone en un documento que se hace llegar a los diputados locales, para que estos lo examinen.

Ya no hay obligación legal de que lo entregue directamente a los diputados y ese mismo día exponga y justifique ante los legisladores, pero se acostumbra que haya una ceremonia en la que el gobernador en turno dirige un mensaje a los veracruzanos.

En esta ocasión ese mensaje, el 15 de noviembre ya muy próximo, lo dirigirá el Gobernador en el Teatro Netzahualcóyotl de Tlacotalpan, no en Xalapa, como ha sido una tradición.

A ver qué mensaje da Cuitláhuac García y a ver cómo le va en los tres años que le restan de mandato.