/ domingo 26 de mayo de 2019

Rebelión en puerta del empresariado

Acaso no lo vean desde las cómodas oficinas de Palacio de Gobierno, pero es cuestión de tiempo para que los organismos empresariales tomen el acuerdo de unirse en un solo frente, como lo consideran necesario, para exigir ser escuchados por los actuales mandos políticos del estado que no los ven, ni escuchan, ni atienden. Ayer, los miembros directivos nacional y estatal de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) deslizaron la iniciativa para que los organismos privados tomen el acuerdo unirse para demandar trato justo del gobierno estatal, sin privilegios, para ser tomados en cuenta en la contratación de servicios y adquisición de bienes a empresas veracruzanas que dan empleo a miles de trabajadores, lo que en sí mismo sería suficiente, con el agregado de que generan impuestos para fortalecer las finanzas del estado. ¿Cuál es la queja del empresariado veracruzano?... que las inversiones de la administración pública estatal han estado beneficiando a empresas foráneas, que no es ilícito, pero por razones desconocidas se ha realizado por asignación directa, sin un proceso de licitación pública como correspondería a un gobierno transparente, lo que da lugar a sospechas de posibles actos de corrupción. Eso ha sido, por ejemplo, con las adquisiciones recientes de patrullas y, ahora también, de ambulancias, que no se sabe a quién se les compró, pero no se hizo en agencias distribuidoras de automotores del estado de Veracruz. El director general de la AMDA, Guillermo Rosales Zárate, ayer en el puerto señaló que a los empresarios veracruzanos les asiste el derecho de participar con sus propuestas de lo que vaya a contratarse, y están de acuerdo en que gane la mejor opción, pero eso no ha pasado, inexplicablemente han sido relegados. Hasta donde se sabe, el problema no sólo afecta a este ramo empresarial que sufre de una importante caída en sus ventas y debido a eso ha ido reduciendo su personal, sino también en otros sectores. El asunto, como se señala al inicio de este texto, es la negativa del gobierno estatal para atender a los directivos de esta Asociación, aún cuando hay solicitud de audiencia con el titular del jefe del Ejecutivo estatal desde inicios de este mes e insistencia diario para obtenerla, sin que hasta ahora puedan lograrlo, en virtud de lo cual iniciarán acuerdos con el resto de los organismos empresariales veracruzanos a fin de plantear un reclamo conjunto, además de que podrían llevarlo ante el propio presidente de la República.

AHUED, EN LA ANTESALA… DE LO QUE SE OFREZCA

+++Pocos observan que Ricardo Ahued Bardahuil pudiera estar colocado en la antesala de una oportunidad mayor desde el cargo de Director General de Aduanas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Ha sido observado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y aunque no es de su círculo íntimo, evidentemente le tiene respeto y reconocimiento por su desempeño en la Cámara de Senadores y su buena fama. Él se encargará de una dependencia por demás importante, y la representación de Veracruz también lo es, lo que puede darle brillo en lo que también es lo suyo, la administración, como exitoso empresario, que es. Hay quienes opinan que Andrés Manuel López Obrador lo sacó de la jugada política en Veracruz, lo cual dista mucho de la realidad. El ex alcalde xalapeño podrá estar las veces que lo considere necesario en esta tierra donde ha hecho una exitosa trayectoria pública, y nadie dude que seguirá haciéndolo. Cuestión de tiempo.


Escriba a opedro2006@gmail.com

Acaso no lo vean desde las cómodas oficinas de Palacio de Gobierno, pero es cuestión de tiempo para que los organismos empresariales tomen el acuerdo de unirse en un solo frente, como lo consideran necesario, para exigir ser escuchados por los actuales mandos políticos del estado que no los ven, ni escuchan, ni atienden. Ayer, los miembros directivos nacional y estatal de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) deslizaron la iniciativa para que los organismos privados tomen el acuerdo unirse para demandar trato justo del gobierno estatal, sin privilegios, para ser tomados en cuenta en la contratación de servicios y adquisición de bienes a empresas veracruzanas que dan empleo a miles de trabajadores, lo que en sí mismo sería suficiente, con el agregado de que generan impuestos para fortalecer las finanzas del estado. ¿Cuál es la queja del empresariado veracruzano?... que las inversiones de la administración pública estatal han estado beneficiando a empresas foráneas, que no es ilícito, pero por razones desconocidas se ha realizado por asignación directa, sin un proceso de licitación pública como correspondería a un gobierno transparente, lo que da lugar a sospechas de posibles actos de corrupción. Eso ha sido, por ejemplo, con las adquisiciones recientes de patrullas y, ahora también, de ambulancias, que no se sabe a quién se les compró, pero no se hizo en agencias distribuidoras de automotores del estado de Veracruz. El director general de la AMDA, Guillermo Rosales Zárate, ayer en el puerto señaló que a los empresarios veracruzanos les asiste el derecho de participar con sus propuestas de lo que vaya a contratarse, y están de acuerdo en que gane la mejor opción, pero eso no ha pasado, inexplicablemente han sido relegados. Hasta donde se sabe, el problema no sólo afecta a este ramo empresarial que sufre de una importante caída en sus ventas y debido a eso ha ido reduciendo su personal, sino también en otros sectores. El asunto, como se señala al inicio de este texto, es la negativa del gobierno estatal para atender a los directivos de esta Asociación, aún cuando hay solicitud de audiencia con el titular del jefe del Ejecutivo estatal desde inicios de este mes e insistencia diario para obtenerla, sin que hasta ahora puedan lograrlo, en virtud de lo cual iniciarán acuerdos con el resto de los organismos empresariales veracruzanos a fin de plantear un reclamo conjunto, además de que podrían llevarlo ante el propio presidente de la República.

AHUED, EN LA ANTESALA… DE LO QUE SE OFREZCA

+++Pocos observan que Ricardo Ahued Bardahuil pudiera estar colocado en la antesala de una oportunidad mayor desde el cargo de Director General de Aduanas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Ha sido observado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y aunque no es de su círculo íntimo, evidentemente le tiene respeto y reconocimiento por su desempeño en la Cámara de Senadores y su buena fama. Él se encargará de una dependencia por demás importante, y la representación de Veracruz también lo es, lo que puede darle brillo en lo que también es lo suyo, la administración, como exitoso empresario, que es. Hay quienes opinan que Andrés Manuel López Obrador lo sacó de la jugada política en Veracruz, lo cual dista mucho de la realidad. El ex alcalde xalapeño podrá estar las veces que lo considere necesario en esta tierra donde ha hecho una exitosa trayectoria pública, y nadie dude que seguirá haciéndolo. Cuestión de tiempo.


Escriba a opedro2006@gmail.com

miércoles 18 de septiembre de 2019

Senado, sin facultades; sólo ruido mediático

domingo 15 de septiembre de 2019

Yunes contra el Chapito, Parte II

miércoles 11 de septiembre de 2019

Veracruz, “de alto riesgo” para los periodistas

lunes 09 de septiembre de 2019

Golpeteo, las verdades y mentiras de Duarte

miércoles 04 de septiembre de 2019

Proyectan a una 4T sin contrapesos

lunes 02 de septiembre de 2019

Los grandes abusos de Grupo MAS

miércoles 21 de agosto de 2019

Un inquietante mensaje de la SSP

Cargar Más