/ jueves 3 de octubre de 2019

Sobre la orden de aprehensión vs Yunes Linares

Hace algunos días corrió la versión (y circuló fuerte) de que la Fiscalía General de la República habría conseguido una orden de aprehensión contra el exgobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares. Se dijo incluso, en ese momento, que podrían detenerlo en horas. No ocurrió.

Fuentes allegadas a la FGR me dijeron que no tenían órdenes de aprehensión contra Yunes Linares, tanto por investigaciones antiguas como nuevas, pero que en algún momento podrían existir, es decir (y esto es mera lógica), el rumor podría convertirse en un hecho en caso de “ser necesario”.

Deslizar la existencia o no de una orden de aprehensión contra Yunes Linares podría ser (en realidad y como ocurre en las prácticas del poder) sólo una campaña de origen estatal o federal para medir la reacción del exgobernador y la opinión pública, pero cuando en la FGR me dicen que “podría haberla”, el tema se va al terreno de la conveniencia política.

Tomando en cuenta lo que se me dijo y el ambiente de confrontación que se vive en Veracruz, la existencia o no de órdenes de aprehensión contra Miguel Ángel Yunes Linares podrían depender de su actitud, y claro, referencias hacia el Gobierno del Estado.

Las investigaciones son ciertas, se están efectuando “en el sistema acusatorio viejo y nuevo”, es decir, tanto antes de 2016 como después de ese año, sin embargo, encaminarlas o no hacia una o varias órdenes de aprehensión podría estar supeditado al tipo de relación que los Yunes azules mantengan con los morenistas en Veracruz.

Mientras tanto, el “jaloneo” por la existencia de órdenes de aprehensión contra Yunes Linares y algunos excolaboradores continuará vigente, hasta que las circunstancias políticas en Veracruz sean suficientes para que “las suelten o no de allá arriba”.

Fuera de rumores, el único exyunista de renombre sobre el cual pesan (en este momento) más de una orden de aprehensión, según datos oficiales, es el aún fiscal suspendido, Jorge Winckler, de quien se desconoce su paradero, además del fiscal anticorrupción en funciones.

Así está y vive Veracruz, entre rumores y órdenes de aprehensión.

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Hace algunos días corrió la versión (y circuló fuerte) de que la Fiscalía General de la República habría conseguido una orden de aprehensión contra el exgobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares. Se dijo incluso, en ese momento, que podrían detenerlo en horas. No ocurrió.

Fuentes allegadas a la FGR me dijeron que no tenían órdenes de aprehensión contra Yunes Linares, tanto por investigaciones antiguas como nuevas, pero que en algún momento podrían existir, es decir (y esto es mera lógica), el rumor podría convertirse en un hecho en caso de “ser necesario”.

Deslizar la existencia o no de una orden de aprehensión contra Yunes Linares podría ser (en realidad y como ocurre en las prácticas del poder) sólo una campaña de origen estatal o federal para medir la reacción del exgobernador y la opinión pública, pero cuando en la FGR me dicen que “podría haberla”, el tema se va al terreno de la conveniencia política.

Tomando en cuenta lo que se me dijo y el ambiente de confrontación que se vive en Veracruz, la existencia o no de órdenes de aprehensión contra Miguel Ángel Yunes Linares podrían depender de su actitud, y claro, referencias hacia el Gobierno del Estado.

Las investigaciones son ciertas, se están efectuando “en el sistema acusatorio viejo y nuevo”, es decir, tanto antes de 2016 como después de ese año, sin embargo, encaminarlas o no hacia una o varias órdenes de aprehensión podría estar supeditado al tipo de relación que los Yunes azules mantengan con los morenistas en Veracruz.

Mientras tanto, el “jaloneo” por la existencia de órdenes de aprehensión contra Yunes Linares y algunos excolaboradores continuará vigente, hasta que las circunstancias políticas en Veracruz sean suficientes para que “las suelten o no de allá arriba”.

Fuera de rumores, el único exyunista de renombre sobre el cual pesan (en este momento) más de una orden de aprehensión, según datos oficiales, es el aún fiscal suspendido, Jorge Winckler, de quien se desconoce su paradero, además del fiscal anticorrupción en funciones.

Así está y vive Veracruz, entre rumores y órdenes de aprehensión.

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

jueves 21 de noviembre de 2019

Mi charla con Javier Sicilia 

martes 19 de noviembre de 2019

También hay presupuesto para Maduro 

jueves 14 de noviembre de 2019

Evo Morales: el plan con maña

martes 12 de noviembre de 2019

“Gobernícolas”

martes 05 de noviembre de 2019

AMLO ya estaba advertido. Caso Veracruz.

martes 29 de octubre de 2019

“El Cui y el Cuau”, así les dicen 

Cargar Más