/ martes 22 de octubre de 2019

Sobrevivir al cáncer de mama

Ayer 15 mexicanas murieron de cáncer de mama, así es a diario.

En el estado de Veracruz detectan un caso cada día. De 144 mujeres afectadas, sólo hay un varón. Según la incidencia actual, de cada ocho mujeres, una desarrollará la enfermedad en algún momento de su vida. Las cifras son demoledoras, pero reales.

El cáncer de mama, enfermedad en la cual las células de la mama se multiplican sin control, representa la primera causa de muerte en mujeres mayores de 25 años, un verdadero problema de salud pública en Veracruz, México y en todo el mundo.

El 60% de los casos los detecta la misma paciente, pero cuando lo hace, en muchas ocasiones, los tumores alcanzan los 6 centímetros; es decir, ya son grandes, requerirán cirugía y tratamiento.

Un total de 700 casos nuevos se tratan actualmente en el Centro de Cancerología, donde este tipo de cáncer representa el primer lugar, dicho por su director Jorge Ortiz González. El 63% de ellos son localmente avanzados y el 31% son menores. Además, atendieron a tres mujeres de zonas indígenas y marginadas, quienes presentaban etapas muy avanzadas de cáncer por una falta de diagnóstico oportuno, por lo que médicos y enfermeras de ese hospital especializado solo pudieron dar un poco de mejoría en su calidad de vida.

Otro factor que tenemos en contra las mexicanas es la edad en que se manifiesta el cáncer, la mayor incidencia es entre mujeres de 40 a 50 años, cuando en otros países se presenta después de las cinco décadas. Lo más preocupante es que cada vez hay más casos en jóvenes que no llegan a los 30 años. A esa edad no se pueden practicar mastografías, solo queda la autoexploración, pero falta dirigir los esfuerzos a ese grupo de la población.

Todos y todas conocemos a alguien que ha padecido o está enfrentando la enfermedad, alguna amiga, familiar cercano, compañera de trabajo. En muchos artículos se ha definido como “la enfermedad del sigo XXI”, “el desafío médico del siglo”, pero quizás deberías considerarlo el reto de toda una sociedad para involucrarnos y tratar, en lo posible, identificarlo “a tiempo”.

El diagnóstico precoz da posibilidades de supervivencia, superior al 90%, pero también hay otras recomendaciones que dan los especialistas para tratar de prevenirlo, como amamantar al menos seis meses a cada hijo, no tomar hormonas por más de cinco años continuos, realizar ejercicio de moderado a intenso, cinco veces a la semana (al menos media hora), llevar una dieta balanceada y rica en nutrientes y fibra, además de autoexplorarse cada mes, sin importar el día, a partir de los 20 años, y practicarse la mastografía bianual, después de los 40.

Sobrevivientes y profesionistas dan otras recomendaciones que les han ayudado a llevar la enfermedad y vencerla, además de seguir opciones sanas de salud, como abordarlo desde la psicología y la belleza interna y externa. Desde hace tres años, de la inquietud de Michelle Martínez y Vane Villanueva, surgió la jornada “Embelleciéndome Durante el Cáncer”, transmitida en vivo en multiplataformas, la cual se extiende hacia una nueva postura de vida con la misión especial cambiar la percepción de esta enfermedad, el cáncer, de cualquier tipo.

Un grupo de profesionales, expertas en diferentes áreas, se reunirán este miércoles 23 de octubre, desde las 9 horas, en Radio Televisión de Veracruz, con la finalidad de proporcionar a las mujeres información y herramientas de cuidados que pueden realizar durante su tratamiento. Además de las conferencias, habrá un panel de sobrevivientes de cáncer, dos de ellas muy jóvenes, y se contará con la participación del compositor Manuel Monferte, integrante del grupo Los Aguas Aguas, quien presentará e interpretará la canción oficial de la jornada.

Twitter @ydlan

Transparencia3.0@hotmail.com

Ayer 15 mexicanas murieron de cáncer de mama, así es a diario.

En el estado de Veracruz detectan un caso cada día. De 144 mujeres afectadas, sólo hay un varón. Según la incidencia actual, de cada ocho mujeres, una desarrollará la enfermedad en algún momento de su vida. Las cifras son demoledoras, pero reales.

El cáncer de mama, enfermedad en la cual las células de la mama se multiplican sin control, representa la primera causa de muerte en mujeres mayores de 25 años, un verdadero problema de salud pública en Veracruz, México y en todo el mundo.

El 60% de los casos los detecta la misma paciente, pero cuando lo hace, en muchas ocasiones, los tumores alcanzan los 6 centímetros; es decir, ya son grandes, requerirán cirugía y tratamiento.

Un total de 700 casos nuevos se tratan actualmente en el Centro de Cancerología, donde este tipo de cáncer representa el primer lugar, dicho por su director Jorge Ortiz González. El 63% de ellos son localmente avanzados y el 31% son menores. Además, atendieron a tres mujeres de zonas indígenas y marginadas, quienes presentaban etapas muy avanzadas de cáncer por una falta de diagnóstico oportuno, por lo que médicos y enfermeras de ese hospital especializado solo pudieron dar un poco de mejoría en su calidad de vida.

Otro factor que tenemos en contra las mexicanas es la edad en que se manifiesta el cáncer, la mayor incidencia es entre mujeres de 40 a 50 años, cuando en otros países se presenta después de las cinco décadas. Lo más preocupante es que cada vez hay más casos en jóvenes que no llegan a los 30 años. A esa edad no se pueden practicar mastografías, solo queda la autoexploración, pero falta dirigir los esfuerzos a ese grupo de la población.

Todos y todas conocemos a alguien que ha padecido o está enfrentando la enfermedad, alguna amiga, familiar cercano, compañera de trabajo. En muchos artículos se ha definido como “la enfermedad del sigo XXI”, “el desafío médico del siglo”, pero quizás deberías considerarlo el reto de toda una sociedad para involucrarnos y tratar, en lo posible, identificarlo “a tiempo”.

El diagnóstico precoz da posibilidades de supervivencia, superior al 90%, pero también hay otras recomendaciones que dan los especialistas para tratar de prevenirlo, como amamantar al menos seis meses a cada hijo, no tomar hormonas por más de cinco años continuos, realizar ejercicio de moderado a intenso, cinco veces a la semana (al menos media hora), llevar una dieta balanceada y rica en nutrientes y fibra, además de autoexplorarse cada mes, sin importar el día, a partir de los 20 años, y practicarse la mastografía bianual, después de los 40.

Sobrevivientes y profesionistas dan otras recomendaciones que les han ayudado a llevar la enfermedad y vencerla, además de seguir opciones sanas de salud, como abordarlo desde la psicología y la belleza interna y externa. Desde hace tres años, de la inquietud de Michelle Martínez y Vane Villanueva, surgió la jornada “Embelleciéndome Durante el Cáncer”, transmitida en vivo en multiplataformas, la cual se extiende hacia una nueva postura de vida con la misión especial cambiar la percepción de esta enfermedad, el cáncer, de cualquier tipo.

Un grupo de profesionales, expertas en diferentes áreas, se reunirán este miércoles 23 de octubre, desde las 9 horas, en Radio Televisión de Veracruz, con la finalidad de proporcionar a las mujeres información y herramientas de cuidados que pueden realizar durante su tratamiento. Además de las conferencias, habrá un panel de sobrevivientes de cáncer, dos de ellas muy jóvenes, y se contará con la participación del compositor Manuel Monferte, integrante del grupo Los Aguas Aguas, quien presentará e interpretará la canción oficial de la jornada.

Twitter @ydlan

Transparencia3.0@hotmail.com

miércoles 26 de febrero de 2020

Las Brujas del Mar

martes 11 de febrero de 2020

Las rutas del acoso sexual

domingo 12 de enero de 2020

 #Niñode11 y los medios 

viernes 20 de diciembre de 2019

La culpa no era mía

sábado 30 de noviembre de 2019

Contra la brecha salarial

sábado 02 de noviembre de 2019

Tic tac, Tik Tok

martes 22 de octubre de 2019

Sobrevivir al cáncer de mama

sábado 21 de septiembre de 2019

La publicidad y medios

Cargar Más