/ jueves 27 de mayo de 2021

Taxistas; unos víctimas, otros son cómplices

En Veracruz y otros estados, prácticamente en todos los del país, la delincuencia organizada busca en forma sistemática controlar organizaciones de taxistas y éstos se han convertido en objetivos del crimen, ya sea para desempeñar funciones de “halcones”, o sea de “espías” o para involucrarlos en otras vertientes delictivas tales como transporte o distribución de sustancias ilícitas (narcomenudeo), nos hacen ver analistas en temas de seguridad.

También nos indican que los taxistas suelen ser víctimas de extorsión y coacción por parte de los grupos criminales, así como de secuestros y homicidios, al no querer participar en acciones ilícitas o porque sus unidades son robadas para cometer delitos a bordo de éstas.

Desde enero a abril de este año, en diversos medios regionales se han dado a conocer casos de taxistas asesinados en municipios como Agua Dulce, Chinameca, Coatzacoalcos, Coatzintla, Misantla y Papantla, pero esto desgraciadamente ocurre en muchos otros lugares, nos apuntan estos especialistas.

En municipios como Nanchital, nos indican que los taxistas son víctimas del llamado “cobro de piso” y que en varios casos les han quitado sus unidades. Nadie puede trabajar tranquilamente y la policía municipal ha sido rebasada, nos dicen.

Sobre esto, nos señalan que en un análisis sobre los taxistas como víctimas letales del crimen organizado, la consultora Lantia Intelligence señala que se trata de un problema particularmente grave en los estados de Guerrero y Veracruz, donde conductores son forzados a ser cómplices y sus unidades utilizadas en ilícitos.

Veracruz se ubica en segundo lugar, luego de Guerrero, con mayor número de asesinatos de taxistas, refiere el informe.

De enero de 2012 a abril de 2021, el 45 por ciento de los taxistas que han sido víctimas del crimen organizado se concentraron en Guerrero,27%, y Veracruz 18 %, apunta Lantia Intelligence.

En Veracruz este tipo de violencia se encuentra más dispersa, pues el 65 por ciento de las víctimas se identifica en 20 municipios; los que presentan los niveles más altos de taxistas víctimas son Coatzacoalcos (8.4%), Papantla (8.1%), Minatitlán (6.2%) y Córdoba (5.4%), indica la consultora referida.

Los grupos delincuenciales están en lo suyo, al acecho de los más distintos sectores de la sociedad, como es el de los taxistas y como lo vemos en estos días, donde candidatos a cargos de elección popular son presionados, atacados, desaparecidos o asesinados por los cárteles.

La sucesión en la rectoría de la Universidad Veracruzana ha despertado ya a varios universitarios, que sienten tener posibilidades de poder quedar en lugar de Sara Ladrón de Guevara.

El proceso de nombramiento no tarda en hacerse oficial, así que hoy por la mañana la doctora Ana Beatriz Lira Rocas hará la presentación de su proyecto “Inclusión, igualdad y sostenibilidad universitaria”, rumbo a la rectoría de la Universidad Veracruzana.

La doctora Beatriz Lira es una universitaria con reconocimiento por parte de la comunidad de la UV.

En Veracruz y otros estados, prácticamente en todos los del país, la delincuencia organizada busca en forma sistemática controlar organizaciones de taxistas y éstos se han convertido en objetivos del crimen, ya sea para desempeñar funciones de “halcones”, o sea de “espías” o para involucrarlos en otras vertientes delictivas tales como transporte o distribución de sustancias ilícitas (narcomenudeo), nos hacen ver analistas en temas de seguridad.

También nos indican que los taxistas suelen ser víctimas de extorsión y coacción por parte de los grupos criminales, así como de secuestros y homicidios, al no querer participar en acciones ilícitas o porque sus unidades son robadas para cometer delitos a bordo de éstas.

Desde enero a abril de este año, en diversos medios regionales se han dado a conocer casos de taxistas asesinados en municipios como Agua Dulce, Chinameca, Coatzacoalcos, Coatzintla, Misantla y Papantla, pero esto desgraciadamente ocurre en muchos otros lugares, nos apuntan estos especialistas.

En municipios como Nanchital, nos indican que los taxistas son víctimas del llamado “cobro de piso” y que en varios casos les han quitado sus unidades. Nadie puede trabajar tranquilamente y la policía municipal ha sido rebasada, nos dicen.

Sobre esto, nos señalan que en un análisis sobre los taxistas como víctimas letales del crimen organizado, la consultora Lantia Intelligence señala que se trata de un problema particularmente grave en los estados de Guerrero y Veracruz, donde conductores son forzados a ser cómplices y sus unidades utilizadas en ilícitos.

Veracruz se ubica en segundo lugar, luego de Guerrero, con mayor número de asesinatos de taxistas, refiere el informe.

De enero de 2012 a abril de 2021, el 45 por ciento de los taxistas que han sido víctimas del crimen organizado se concentraron en Guerrero,27%, y Veracruz 18 %, apunta Lantia Intelligence.

En Veracruz este tipo de violencia se encuentra más dispersa, pues el 65 por ciento de las víctimas se identifica en 20 municipios; los que presentan los niveles más altos de taxistas víctimas son Coatzacoalcos (8.4%), Papantla (8.1%), Minatitlán (6.2%) y Córdoba (5.4%), indica la consultora referida.

Los grupos delincuenciales están en lo suyo, al acecho de los más distintos sectores de la sociedad, como es el de los taxistas y como lo vemos en estos días, donde candidatos a cargos de elección popular son presionados, atacados, desaparecidos o asesinados por los cárteles.

La sucesión en la rectoría de la Universidad Veracruzana ha despertado ya a varios universitarios, que sienten tener posibilidades de poder quedar en lugar de Sara Ladrón de Guevara.

El proceso de nombramiento no tarda en hacerse oficial, así que hoy por la mañana la doctora Ana Beatriz Lira Rocas hará la presentación de su proyecto “Inclusión, igualdad y sostenibilidad universitaria”, rumbo a la rectoría de la Universidad Veracruzana.

La doctora Beatriz Lira es una universitaria con reconocimiento por parte de la comunidad de la UV.