/ miércoles 19 de febrero de 2020

Terrorismo de cárteles

Hay días polvorientos... que nadie quisiera haber vivido. Menos, claro, la secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía.

Fue el lunes 10 de enero. En Las Choapas, una mujer asesinada en un tiroteo en una cantina en la congregación Cerro Nanchital, y en donde un par de hombres también fue ejecutado.

En Coatepec, en el poblado La Laguna, hallan el cuerpo de una mujer sin vida (María Antonieta M. M., de 55 años de edad) desaparecida tres días antes.

Pero en Xalapa, la capital, la sede de los tres poderes, la Atenas Veracruzana, el diablo se metió con todo... casi casi en el corazón urbano.

En el cerro de Macuiltépetl, el cadáver de un hombre fue colgado de un árbol. Un desconocido, se dijo. Pero colgado ahí para que los xalapeños habituados al ejercicio físico y los peatones lo vieran y llenaran de miedo y terror el corazón.

Por fortuna, el góber jarocho de AMLO anunció que pronto, pronto, pronto, antes de que el gallito cante tres veces, descubrirán a los asesinos físicos e intelectuales del diputado local priista y presidente de la Liga de Comunidades Agrarias, Juan Carlos Molina, ocurrido el 9 de diciembre del 2019.

Dijo: "Tenemos avances sustanciales". Sustanciales, eh, sustanciales.

Hosanna, hosanna. La fe y la esperanza y la confianza están renaciendo. Que la Catedral toque las campanas.

En la guerra de Independencia, los realistas colgaban de los árboles a orilla de los caminos de terracería los cadáveres de campesinos para intimidar a la población y evitar, según ellos, que más compitas siguieran uniéndose al padre Miguel Hidalgo.

En la guerra de Vietnam con Richard Nixon en la presidencia de Estados Unidos, los soldados norteamericanos colgaban cadáveres de vietnamitas, una gran población heroica y tenaz en su lucha insurgente, para sembrar miedo y "miedo al miedo".

Los cárteles y cartelitos han reproducido en Veracruz la misma estrategia. Y en el sexenio de Morena que caminan empezaron en Tuxpan y ahora se metieron a Xalapa, además de las cabezas decapitadas tiradas en la vía pública y acomodadas en las mesas de bares y antros.

"Fuchi... caca", diría AMLO.

Los cárteles se han recrudecido con el terrorismo. Cadáveres colgados de los árboles. Cabezas decapitadas. Parejas clandestinas asaltadas en moteles. Feligreses asaltados cuando rezaban el rosario en la iglesia. Feligreses secuestrados en el interior de una iglesia un domingo en la misa de doce.

Personas asesinadas un domingo en el balneario popular. Personas secuestradas, desaparecidas, cobrando el rescate millonario y ejecutadas. Ancianas plagiadas y a quienes cortan los dedos y uno por uno los van enviando a los familiares como medidas de presión. Cortinazos, primero, y luego tumbar la pared de un negocio para robar. El terrorismo telefónico avisando del secuestro (muchas veces irreal) de un familiar.

La vida en Veracruz un infierno.

Hay días polvorientos... que nadie quisiera haber vivido. Menos, claro, la secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía.

Fue el lunes 10 de enero. En Las Choapas, una mujer asesinada en un tiroteo en una cantina en la congregación Cerro Nanchital, y en donde un par de hombres también fue ejecutado.

En Coatepec, en el poblado La Laguna, hallan el cuerpo de una mujer sin vida (María Antonieta M. M., de 55 años de edad) desaparecida tres días antes.

Pero en Xalapa, la capital, la sede de los tres poderes, la Atenas Veracruzana, el diablo se metió con todo... casi casi en el corazón urbano.

En el cerro de Macuiltépetl, el cadáver de un hombre fue colgado de un árbol. Un desconocido, se dijo. Pero colgado ahí para que los xalapeños habituados al ejercicio físico y los peatones lo vieran y llenaran de miedo y terror el corazón.

Por fortuna, el góber jarocho de AMLO anunció que pronto, pronto, pronto, antes de que el gallito cante tres veces, descubrirán a los asesinos físicos e intelectuales del diputado local priista y presidente de la Liga de Comunidades Agrarias, Juan Carlos Molina, ocurrido el 9 de diciembre del 2019.

Dijo: "Tenemos avances sustanciales". Sustanciales, eh, sustanciales.

Hosanna, hosanna. La fe y la esperanza y la confianza están renaciendo. Que la Catedral toque las campanas.

En la guerra de Independencia, los realistas colgaban de los árboles a orilla de los caminos de terracería los cadáveres de campesinos para intimidar a la población y evitar, según ellos, que más compitas siguieran uniéndose al padre Miguel Hidalgo.

En la guerra de Vietnam con Richard Nixon en la presidencia de Estados Unidos, los soldados norteamericanos colgaban cadáveres de vietnamitas, una gran población heroica y tenaz en su lucha insurgente, para sembrar miedo y "miedo al miedo".

Los cárteles y cartelitos han reproducido en Veracruz la misma estrategia. Y en el sexenio de Morena que caminan empezaron en Tuxpan y ahora se metieron a Xalapa, además de las cabezas decapitadas tiradas en la vía pública y acomodadas en las mesas de bares y antros.

"Fuchi... caca", diría AMLO.

Los cárteles se han recrudecido con el terrorismo. Cadáveres colgados de los árboles. Cabezas decapitadas. Parejas clandestinas asaltadas en moteles. Feligreses asaltados cuando rezaban el rosario en la iglesia. Feligreses secuestrados en el interior de una iglesia un domingo en la misa de doce.

Personas asesinadas un domingo en el balneario popular. Personas secuestradas, desaparecidas, cobrando el rescate millonario y ejecutadas. Ancianas plagiadas y a quienes cortan los dedos y uno por uno los van enviando a los familiares como medidas de presión. Cortinazos, primero, y luego tumbar la pared de un negocio para robar. El terrorismo telefónico avisando del secuestro (muchas veces irreal) de un familiar.

La vida en Veracruz un infierno.

martes 31 de marzo de 2020

Un curita en la torre

martes 31 de marzo de 2020

Gobierno violento

domingo 29 de marzo de 2020

Revolución pedagógica

domingo 29 de marzo de 2020

El dueño del poder

miércoles 25 de marzo de 2020

Covid-19 y el desempleo

lunes 23 de marzo de 2020

Infierno en el Uxpanapa

domingo 22 de marzo de 2020

Mujeres, adelante

miércoles 18 de marzo de 2020

La Bamba del siglo XXI

lunes 16 de marzo de 2020

Niños huérfanos por feminicidios

Cargar Más