/ sábado 2 de noviembre de 2019

Un año de gobierno; ¿otro plazo?

Dentro de un mes Morena va a cumplir su primer año de gobierno en México y en el estado de Veracruz.

Este primer año le ha servido a Andrés Manuel López Obrador para darse cuenta que necesitará más de un sexenio para cambiar las cosas.

Ya empezó a sentir la presión hasta de sus aliados, tanto de grupos políticos como de medios de comunicación que no ven ni sienten cambio alguno.

Lo que no ha aprendido el mandatario federal es que no debe dar plazos fatales para cumplir sus metas, como lo hizo cuando ofreció que en seis meses mejoraría la seguridad en el país.

Este error lo está repitiendo al pedir un año más de plazo para demostrar los verdaderos cambios en México y establecer las nuevas bases de la vida pública.

A 11 meses de estar al frente del país planteó: “Sólo pido un año más para que esto cambie por completo. Hemos avanzado. Hoy cumplimos 11 meses y se ha avanzando mucho, nada más en la creación del nuevo marco legal hablamos en los hechos de una nueva Constitución con todas las reformas que se han aprobado”.

Para él eso puede ser un cambio sustancial, pero la gente sigue padeciendo en las calles, en el taller, en la oficinas y hasta en su casa los secuestros, los feminicidios, las ejecuciones, las desapariciones y los asaltos.

Los mexicanos y por ende los veracruzanos seguimos pagando tarifas de luz caras, gasolina que no baja de precio, pasajes de autobuses que encarecen lo mismo que de los taxis y los costos de productos básicos que no disminuyen.

Los egresados de universidades, tanto de licenciaturas como de posgrados siguen enfrentando la cruda realidad de que no encuentran un empleo que les permita poner en práctica sus conocimientos.

Y muchos de los que logran emplearse son mal pagados e incluso explotados por patrones que además de que les pagan poco no les cumplen con las prestaciones de ley.

Seguimos viendo universitarios y normalistas desempeñando oficios que no corresponden a su formación académica.

Y en Veracruz ya hemos dado cuenta de los nuevos liderazgos que ha alcanzado la entidad con las mujeres asesinadas y los ejecutados, con los secuestros que siguen ocurriendo a pesar de que ya no está Jorge Winckler en la Fiscalía.

Ayer, por ejemplo, la Fiscalía Especializada en personas desaparecidas en la zona Córdoba-Orizaba retomó la investigación de otros tres comerciantes desaparecidos en esa región.

Ya eran siete y ahora suman diez. Esto ocurre luego de que los comerciantes supuestamente habían sido detenidos por elementos de la Policía Municipal de Ixtaczoquitlán.

Pero como se sabe, Córdoba-Orizaba no es la única zona en la que ocurren hechos violentos, pues Coatzacoalcos y Minatitlán siguen a la cabeza en el número de secuestros y ejecutados.

Pero también los vemos en la cuenca, en Xalapa, en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, en Poza Rica, en Tuxpan, en Martínez de la Torre, en Acayucan, en Misantla y por todos los rumbos de la geografía veracruzana.

Decía líneas arriba que en Veracruz tambiel año i r en en Misantlan Xalapa, en la zona conrdaoalcos y intitlapn én va a cumplir un año el gobierno de Morena y no se ven cambios sustanciales en el Estado, pues los niños con cáncer siguen padeciendo por falta de medicamentos, hay mujeres agredidas, vejadas y asesinadas, no se ha acabado la desaparición de jóvenes ni los secuestros.

En cambio, a la clase política se le ve divertida y entretenida disputándose cotos de poder dentro de su partido y dando la nota con ocurrencias.

Así está llegando Morena a su primer año como partido en el gobierno.

Opine, comente e informe a los correos electrónicos srdonrene@gmail.com y rvalle@diariodexalapa.com.mx. Y en twitter @renedelvalleb. También puede leernos en la web site www.diariodexalapa.com.mx.

Dentro de un mes Morena va a cumplir su primer año de gobierno en México y en el estado de Veracruz.

Este primer año le ha servido a Andrés Manuel López Obrador para darse cuenta que necesitará más de un sexenio para cambiar las cosas.

Ya empezó a sentir la presión hasta de sus aliados, tanto de grupos políticos como de medios de comunicación que no ven ni sienten cambio alguno.

Lo que no ha aprendido el mandatario federal es que no debe dar plazos fatales para cumplir sus metas, como lo hizo cuando ofreció que en seis meses mejoraría la seguridad en el país.

Este error lo está repitiendo al pedir un año más de plazo para demostrar los verdaderos cambios en México y establecer las nuevas bases de la vida pública.

A 11 meses de estar al frente del país planteó: “Sólo pido un año más para que esto cambie por completo. Hemos avanzado. Hoy cumplimos 11 meses y se ha avanzando mucho, nada más en la creación del nuevo marco legal hablamos en los hechos de una nueva Constitución con todas las reformas que se han aprobado”.

Para él eso puede ser un cambio sustancial, pero la gente sigue padeciendo en las calles, en el taller, en la oficinas y hasta en su casa los secuestros, los feminicidios, las ejecuciones, las desapariciones y los asaltos.

Los mexicanos y por ende los veracruzanos seguimos pagando tarifas de luz caras, gasolina que no baja de precio, pasajes de autobuses que encarecen lo mismo que de los taxis y los costos de productos básicos que no disminuyen.

Los egresados de universidades, tanto de licenciaturas como de posgrados siguen enfrentando la cruda realidad de que no encuentran un empleo que les permita poner en práctica sus conocimientos.

Y muchos de los que logran emplearse son mal pagados e incluso explotados por patrones que además de que les pagan poco no les cumplen con las prestaciones de ley.

Seguimos viendo universitarios y normalistas desempeñando oficios que no corresponden a su formación académica.

Y en Veracruz ya hemos dado cuenta de los nuevos liderazgos que ha alcanzado la entidad con las mujeres asesinadas y los ejecutados, con los secuestros que siguen ocurriendo a pesar de que ya no está Jorge Winckler en la Fiscalía.

Ayer, por ejemplo, la Fiscalía Especializada en personas desaparecidas en la zona Córdoba-Orizaba retomó la investigación de otros tres comerciantes desaparecidos en esa región.

Ya eran siete y ahora suman diez. Esto ocurre luego de que los comerciantes supuestamente habían sido detenidos por elementos de la Policía Municipal de Ixtaczoquitlán.

Pero como se sabe, Córdoba-Orizaba no es la única zona en la que ocurren hechos violentos, pues Coatzacoalcos y Minatitlán siguen a la cabeza en el número de secuestros y ejecutados.

Pero también los vemos en la cuenca, en Xalapa, en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, en Poza Rica, en Tuxpan, en Martínez de la Torre, en Acayucan, en Misantla y por todos los rumbos de la geografía veracruzana.

Decía líneas arriba que en Veracruz tambiel año i r en en Misantlan Xalapa, en la zona conrdaoalcos y intitlapn én va a cumplir un año el gobierno de Morena y no se ven cambios sustanciales en el Estado, pues los niños con cáncer siguen padeciendo por falta de medicamentos, hay mujeres agredidas, vejadas y asesinadas, no se ha acabado la desaparición de jóvenes ni los secuestros.

En cambio, a la clase política se le ve divertida y entretenida disputándose cotos de poder dentro de su partido y dando la nota con ocurrencias.

Así está llegando Morena a su primer año como partido en el gobierno.

Opine, comente e informe a los correos electrónicos srdonrene@gmail.com y rvalle@diariodexalapa.com.mx. Y en twitter @renedelvalleb. También puede leernos en la web site www.diariodexalapa.com.mx.

sábado 16 de noviembre de 2019

El PAN y su grupo legislativo, más divididos

viernes 15 de noviembre de 2019

¿Y la respuesta a la tan anhelada paz social?

jueves 14 de noviembre de 2019

Alcaldes contra síndicos y viceversa

jueves 14 de noviembre de 2019

Alcaldes contra síndicos y viceversa

miércoles 13 de noviembre de 2019

Veracruz, más violaciones y desapariciones

miércoles 13 de noviembre de 2019

Veracruz, más violaciones y desapariciones

sábado 09 de noviembre de 2019

Por inseguridad, menos estudiantes extranjeros

viernes 08 de noviembre de 2019

Rafael Delgado, como Coatza; los dos de Morena

Cargar Más