/ jueves 3 de octubre de 2019

Una secuestrada al día en Veracruz

Veracruz no sobresale únicamente por el alto número de feminicidios ocurridos en septiembre, mes en el que la cifra llegó a 17, uno cada dos días.

La entidad también destaca porque en los primeros ocho meses de este año han sido secuestradas 242 mujeres.

Los datos son del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que ubica a Veracruz en el primer lugar a nivel nacional en ese delito.

El estado, de acuerdo con el SESNSP, está por encima de Ciudad de México y el Estado de México, que han registrado 151 y 152 víctimas, respectivamente.

En el comparativo, el Secretariado Ejecutivo detalla que en 2018 se reportaron 113 secuestros de mujeres, mientras que en 2017 fueron 134 y en el año 2016 se registraron 92.

Los números reflejan el desmedido aumento de secuestradas en Veracruz en tan solo 3 años y ocho meses, lo que evidencia que hay fallas severas y preocupantes en los sistemas de seguridad en el estado.

La seguridad no sólo implica la acción preventiva de vigilancia con policías capacitados, bien armados y bien pagados, sino que también deben implementarse programas de eviten la proliferación de delincuentes.

Lo que ha sobresalido hasta ahora del gobierno actual y de los pasados es la inversión en más policías, más armas, nuevas corporaciones, es decir, medidas de confrontación para combatir a los delincuentes.

Nadie está en contra de que haya más y mejores policías, pero esto no será suficiente para terminar con los delincuentes y menos con las bandas organizadas si no hay acciones que eviten que la gente delinca.

En la medida que sean generados empleos bien pagados, que la gente tenga para comer y que cuente con un lugar digno para vivir, se estará evitando que haya más delincuentes.

Pero también es necesario que todas las calles estén iluminadas, pavimentadas y en buen estado; que los parques y jardines cuenten con la infraestructura para el esparcimiento familiar y que las escuelas estén equipadas y con la plantilla docente completa.

En la medida que la acción del gobierno siga siendo sólo reactiva y deje de lado la prevención, sólo hará que las bandas delictivas se fortalezcan para enfrentar la acción policiaca.

Los delincuentes generalmente rebasan a las corporaciones en armamento y en estrategias y su actuación va siempre adelante de la del gobierno y sus policías.

Y como no se ve que la estrategia vaya a cambiar vamos a seguir viendo asaltos, secuestros, embolsados, ejecutados, descuartizados, desaparecidos y personas atacadas en fiestas particulares, en templos religiosos, en restaurantes y en talleres mecánicos.

Seguramente vamos a ver transcurrir otro plazo de seis meses sin que disminuyan los índices delictivos.

Como recordamos, los asesinatos violentos de mujeres durante septiembre ocurrieron en distintas partes del estado. El primero fue en el norte, en la ciudad de Tuxpan, donde fue asesinada Elvira “N” de 40 puñaladas.

El 2 de septiembre pasado Karina“N”, quien presuntamente desapareció en Veracruz en marzo al salir de su municipio, Coscomatepec, fue encontrada sin vida en Tamaulipas.

El 5 del mismo mes, en Fortín, Diana “N” fue asesinada por arma de fuego por presuntos sicarios que intentaron robarle su camioneta.

Y así continúa la lista de feminicidios y secuestradas, delitos en los que Veracruz sigue destacando a pesar de las declaraciones oficiales y oficiosas de que el gobierno no va a tolerar lo que ocurre.

Triste y lamentable situación.

Opine, comente e informe a los correos electrónicos srdonrene@gmail.com yrvalle@diariodexalapa.com.mx. Y en twitter @renedelvalleb. También puede leernos en la web site www.diariodexalapa.com.mx.

Veracruz no sobresale únicamente por el alto número de feminicidios ocurridos en septiembre, mes en el que la cifra llegó a 17, uno cada dos días.

La entidad también destaca porque en los primeros ocho meses de este año han sido secuestradas 242 mujeres.

Los datos son del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que ubica a Veracruz en el primer lugar a nivel nacional en ese delito.

El estado, de acuerdo con el SESNSP, está por encima de Ciudad de México y el Estado de México, que han registrado 151 y 152 víctimas, respectivamente.

En el comparativo, el Secretariado Ejecutivo detalla que en 2018 se reportaron 113 secuestros de mujeres, mientras que en 2017 fueron 134 y en el año 2016 se registraron 92.

Los números reflejan el desmedido aumento de secuestradas en Veracruz en tan solo 3 años y ocho meses, lo que evidencia que hay fallas severas y preocupantes en los sistemas de seguridad en el estado.

La seguridad no sólo implica la acción preventiva de vigilancia con policías capacitados, bien armados y bien pagados, sino que también deben implementarse programas de eviten la proliferación de delincuentes.

Lo que ha sobresalido hasta ahora del gobierno actual y de los pasados es la inversión en más policías, más armas, nuevas corporaciones, es decir, medidas de confrontación para combatir a los delincuentes.

Nadie está en contra de que haya más y mejores policías, pero esto no será suficiente para terminar con los delincuentes y menos con las bandas organizadas si no hay acciones que eviten que la gente delinca.

En la medida que sean generados empleos bien pagados, que la gente tenga para comer y que cuente con un lugar digno para vivir, se estará evitando que haya más delincuentes.

Pero también es necesario que todas las calles estén iluminadas, pavimentadas y en buen estado; que los parques y jardines cuenten con la infraestructura para el esparcimiento familiar y que las escuelas estén equipadas y con la plantilla docente completa.

En la medida que la acción del gobierno siga siendo sólo reactiva y deje de lado la prevención, sólo hará que las bandas delictivas se fortalezcan para enfrentar la acción policiaca.

Los delincuentes generalmente rebasan a las corporaciones en armamento y en estrategias y su actuación va siempre adelante de la del gobierno y sus policías.

Y como no se ve que la estrategia vaya a cambiar vamos a seguir viendo asaltos, secuestros, embolsados, ejecutados, descuartizados, desaparecidos y personas atacadas en fiestas particulares, en templos religiosos, en restaurantes y en talleres mecánicos.

Seguramente vamos a ver transcurrir otro plazo de seis meses sin que disminuyan los índices delictivos.

Como recordamos, los asesinatos violentos de mujeres durante septiembre ocurrieron en distintas partes del estado. El primero fue en el norte, en la ciudad de Tuxpan, donde fue asesinada Elvira “N” de 40 puñaladas.

El 2 de septiembre pasado Karina“N”, quien presuntamente desapareció en Veracruz en marzo al salir de su municipio, Coscomatepec, fue encontrada sin vida en Tamaulipas.

El 5 del mismo mes, en Fortín, Diana “N” fue asesinada por arma de fuego por presuntos sicarios que intentaron robarle su camioneta.

Y así continúa la lista de feminicidios y secuestradas, delitos en los que Veracruz sigue destacando a pesar de las declaraciones oficiales y oficiosas de que el gobierno no va a tolerar lo que ocurre.

Triste y lamentable situación.

Opine, comente e informe a los correos electrónicos srdonrene@gmail.com yrvalle@diariodexalapa.com.mx. Y en twitter @renedelvalleb. También puede leernos en la web site www.diariodexalapa.com.mx.

sábado 16 de noviembre de 2019

El PAN y su grupo legislativo, más divididos

viernes 15 de noviembre de 2019

¿Y la respuesta a la tan anhelada paz social?

jueves 14 de noviembre de 2019

Alcaldes contra síndicos y viceversa

jueves 14 de noviembre de 2019

Alcaldes contra síndicos y viceversa

miércoles 13 de noviembre de 2019

Veracruz, más violaciones y desapariciones

miércoles 13 de noviembre de 2019

Veracruz, más violaciones y desapariciones

sábado 09 de noviembre de 2019

Por inseguridad, menos estudiantes extranjeros

viernes 08 de noviembre de 2019

Rafael Delgado, como Coatza; los dos de Morena

Cargar Más