/ domingo 2 de junio de 2019

Valores

Buen día apreciado lector: En estos tiempos convulsos, de cambios y transformaciones, todavía atascados en la confusión política, es importante recordar y hablar de personas que pasarán a la historia por su trayectoria siempre fiel a sus convicciones.

Es bueno por ello aprovechar los espacios de los medios de comunicación para destacar el trabajo de personas que hacen el bien y contribuyen al desarrollo armónico de la vida cotidiana.

Por ello viene a mi memoria el nombre de Carlos Francisco Mora Domínguez, excelente ser humano, un hombre honesto, de grandes valores y convicciones al servicio de la sociedad veracruzana y de sus semejantes, como lo demostró a su paso como buen alcalde de su pueblo natal Alto Lucero, Veracruz y también como director de los centros de Readaptación Social del estado, como subsecretario de Seguridad Pública y muchas tareas más en las que nunca perdió su esencia impregnada de generosidad, rectitud, probidad y lealtad a sus ideales.

Pancho Mora, como es conocido por sus innumerables amigos, es ahora un destacado notario público, donde ha aplicado los valores inculcados por sus antepasados. Hablar de Pancho Mora es reconocer que existen humanos que se han conducido con dignidad y respeto a sus semejantes sin importar ideologías, raza o diversidad, hombre ameno, inteligente y amante de la naturaleza.

Nuestro Estado, nuestro México necesita recobrar el rumbo con hombres probos como nuestro amigo Pancho, congruentes en su decir y hacer, sin el menor temor a la adversidad.

Con él, allí en la Notaría Pública Número Ocho de Coatepec donde es titular, colabora como notaria adscrita otra profesional del Derecho, Aracely Blanco Pozos, respetada y apreciada en el gremio.

La licenciada Blanco fue colaboradora del muy conocido notario Antonio Armando Limón Alonso, hombre muy querido y respetado por la sociedad xalapeña que a lo largo de su vida ejemplar ha sabido hacer el bien a sus semejantes.

Y DE OTROS ASUNTOS: Ha trascendido que tras la renuncia del comisionado Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y la posterior publicación de la convocatoria, se registró como aspirante para ocupar dicho cargo el abogado Víctor Manuel Peña Olavarrieta, quien ha desempeñado diversos cargos dentro del gobierno estatal y quien, dicen, cuenta con experiencia en la administración pública y temas jurídicos, además de tener compromiso y encontrarse viviendo en carne propia el flagelo que ocupa a esa oficina. A ver qué pasa en estos tiempos de la Cuarta Transformación…

Tenga el lector paz y armonía en su hogar. Cuidemos el agua.

gustavocadenamathey@hotmail.com


Buen día apreciado lector: En estos tiempos convulsos, de cambios y transformaciones, todavía atascados en la confusión política, es importante recordar y hablar de personas que pasarán a la historia por su trayectoria siempre fiel a sus convicciones.

Es bueno por ello aprovechar los espacios de los medios de comunicación para destacar el trabajo de personas que hacen el bien y contribuyen al desarrollo armónico de la vida cotidiana.

Por ello viene a mi memoria el nombre de Carlos Francisco Mora Domínguez, excelente ser humano, un hombre honesto, de grandes valores y convicciones al servicio de la sociedad veracruzana y de sus semejantes, como lo demostró a su paso como buen alcalde de su pueblo natal Alto Lucero, Veracruz y también como director de los centros de Readaptación Social del estado, como subsecretario de Seguridad Pública y muchas tareas más en las que nunca perdió su esencia impregnada de generosidad, rectitud, probidad y lealtad a sus ideales.

Pancho Mora, como es conocido por sus innumerables amigos, es ahora un destacado notario público, donde ha aplicado los valores inculcados por sus antepasados. Hablar de Pancho Mora es reconocer que existen humanos que se han conducido con dignidad y respeto a sus semejantes sin importar ideologías, raza o diversidad, hombre ameno, inteligente y amante de la naturaleza.

Nuestro Estado, nuestro México necesita recobrar el rumbo con hombres probos como nuestro amigo Pancho, congruentes en su decir y hacer, sin el menor temor a la adversidad.

Con él, allí en la Notaría Pública Número Ocho de Coatepec donde es titular, colabora como notaria adscrita otra profesional del Derecho, Aracely Blanco Pozos, respetada y apreciada en el gremio.

La licenciada Blanco fue colaboradora del muy conocido notario Antonio Armando Limón Alonso, hombre muy querido y respetado por la sociedad xalapeña que a lo largo de su vida ejemplar ha sabido hacer el bien a sus semejantes.

Y DE OTROS ASUNTOS: Ha trascendido que tras la renuncia del comisionado Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y la posterior publicación de la convocatoria, se registró como aspirante para ocupar dicho cargo el abogado Víctor Manuel Peña Olavarrieta, quien ha desempeñado diversos cargos dentro del gobierno estatal y quien, dicen, cuenta con experiencia en la administración pública y temas jurídicos, además de tener compromiso y encontrarse viviendo en carne propia el flagelo que ocupa a esa oficina. A ver qué pasa en estos tiempos de la Cuarta Transformación…

Tenga el lector paz y armonía en su hogar. Cuidemos el agua.

gustavocadenamathey@hotmail.com


lunes 22 de julio de 2019

Igual que hace 39 años

domingo 14 de julio de 2019

Magistrado a toda ley

jueves 11 de julio de 2019

Qué dice el Ejecutivo

domingo 07 de julio de 2019

“Que sólo los caminos…

jueves 04 de julio de 2019

Cuitláhuac, a paso que dure

martes 02 de julio de 2019

El valor de la gratitud

domingo 30 de junio de 2019

Renovar el poder Judicial

jueves 27 de junio de 2019

Sucursal del Paraíso

martes 25 de junio de 2019

Xalapa, infartada y en venta

domingo 23 de junio de 2019

Cultura del desorden

Cargar Más