/ lunes 16 de abril de 2018

Veracruz, un secuestro cada tercer día

Alto al Secuestro, organización no gubernamental que encabeza Isabel Miranda de Wallace, dio a conocer las estadísticas correspondientes a marzo del presente año.

La activista social lanzó una voz de alerta debido a que el número de casos durante el sexenio del presidente Peña Nieto se ha disparado en 95% con relación al periodo de Felipe Calderón.

Son 10 mil 890 secuestros durante el presente sexenio, con lo que casi se duplica la cifra del sexenio anterior, cuando se registraron en el país 5 mil 379 casos.

Alto al Secuestro apunta que no sólo el gobierno federal ha fracasado en el combate a este ilícito; los estados tampoco han podido con el problema.

De igual manera, Miranda de Wallace acusó que existe una gran irresponsabilidad por parte de algunos gobiernos estatales en el combate a este delito.

Lo lamentable, en el caso de Veracruz, es que la entidad aparece como una de las que registran las cifras más altas del país.

20 son los casos que durante marzo reporta para Veracruz Alto al Secuestro, por lo que la entidad se ubica en el segundo lugar en cuanto a la incidencia; a pesar de ello, Veracruz no aparece entre los estados con la mayor tasa por cada cien mil habitantes.

Como siempre ocurre, los datos que presentan las organizaciones no gubernamentales son diferentes a los que registran las instancias gubernamentales; el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública no tiene los datos actualizados a marzo; el reporte más reciente es de febrero, cuando se registraron en Veracruz 11 casos, número igual al de enero.

En el primer bimestre, de acuerdo con dicha fuente, que retoma los datos aportados por la Fiscalía General del Estado, son 22 los casos de secuestro.

El año pasado, también datos oficiales, fueron 172 casos de privación ilegal de la libertad.

En 2017 Veracruz superó a entidades como Tamaulipas, que tuvo 140 en todo el año; sin embargo, otros estados, como el de México por ejemplo, registraron peores números, 173.

Entre esas tres entidades, Tamaulipas, Estado de México y Veracruz acumularon 42 de cada 100 secuestros ocurridos en todo el país durante 2017.

Por otro lado, durante la presente administración estatal veracruzana, la del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, se denunciaron ante la Fiscalía 17 secuestros en diciembre de 2016, 172 en 2017 y 22 entre enero y febrero del presente año, por lo que se puede hablar de 211 casos en 15 meses, para un promedio de 14 cada mes.

Durante el gobierno de Yunes Linares se ha denunciado casi un secuestro cada tercer día. Sin embargo, tomando en cuenta que la cifra negra, los delitos que se cometen y no son denunciados por parte de las víctimas o sus familiares, es considerablemente mayor, podemos tener una idea de la magnitud del problema.

Habrá quien diga, con mucha razón, que lo importante en la revisión de las estadísticas no es la incidencia, sino la tasa por cada 100 mil habitantes; y que en esa medición Veracruz no aparece entre los estados punteros; sin embargo, el hecho de que se registre en territorio estatal un secuestro cada tercer día no deja de representar un escenario dramático, que deja mal parada a la estrategia gubernamental de seguridad.

Índice delictivo e inseguridad, por cierto, son temas que serán abordados cada vez con mayor frecuencia por parte de partidos políticos y candidatos conforme avancen las campañas; y, sin duda, el asunto se convertirá en un argumento constante de la oposición al gobierno estatal.

@luisromero85


Alto al Secuestro, organización no gubernamental que encabeza Isabel Miranda de Wallace, dio a conocer las estadísticas correspondientes a marzo del presente año.

La activista social lanzó una voz de alerta debido a que el número de casos durante el sexenio del presidente Peña Nieto se ha disparado en 95% con relación al periodo de Felipe Calderón.

Son 10 mil 890 secuestros durante el presente sexenio, con lo que casi se duplica la cifra del sexenio anterior, cuando se registraron en el país 5 mil 379 casos.

Alto al Secuestro apunta que no sólo el gobierno federal ha fracasado en el combate a este ilícito; los estados tampoco han podido con el problema.

De igual manera, Miranda de Wallace acusó que existe una gran irresponsabilidad por parte de algunos gobiernos estatales en el combate a este delito.

Lo lamentable, en el caso de Veracruz, es que la entidad aparece como una de las que registran las cifras más altas del país.

20 son los casos que durante marzo reporta para Veracruz Alto al Secuestro, por lo que la entidad se ubica en el segundo lugar en cuanto a la incidencia; a pesar de ello, Veracruz no aparece entre los estados con la mayor tasa por cada cien mil habitantes.

Como siempre ocurre, los datos que presentan las organizaciones no gubernamentales son diferentes a los que registran las instancias gubernamentales; el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública no tiene los datos actualizados a marzo; el reporte más reciente es de febrero, cuando se registraron en Veracruz 11 casos, número igual al de enero.

En el primer bimestre, de acuerdo con dicha fuente, que retoma los datos aportados por la Fiscalía General del Estado, son 22 los casos de secuestro.

El año pasado, también datos oficiales, fueron 172 casos de privación ilegal de la libertad.

En 2017 Veracruz superó a entidades como Tamaulipas, que tuvo 140 en todo el año; sin embargo, otros estados, como el de México por ejemplo, registraron peores números, 173.

Entre esas tres entidades, Tamaulipas, Estado de México y Veracruz acumularon 42 de cada 100 secuestros ocurridos en todo el país durante 2017.

Por otro lado, durante la presente administración estatal veracruzana, la del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, se denunciaron ante la Fiscalía 17 secuestros en diciembre de 2016, 172 en 2017 y 22 entre enero y febrero del presente año, por lo que se puede hablar de 211 casos en 15 meses, para un promedio de 14 cada mes.

Durante el gobierno de Yunes Linares se ha denunciado casi un secuestro cada tercer día. Sin embargo, tomando en cuenta que la cifra negra, los delitos que se cometen y no son denunciados por parte de las víctimas o sus familiares, es considerablemente mayor, podemos tener una idea de la magnitud del problema.

Habrá quien diga, con mucha razón, que lo importante en la revisión de las estadísticas no es la incidencia, sino la tasa por cada 100 mil habitantes; y que en esa medición Veracruz no aparece entre los estados punteros; sin embargo, el hecho de que se registre en territorio estatal un secuestro cada tercer día no deja de representar un escenario dramático, que deja mal parada a la estrategia gubernamental de seguridad.

Índice delictivo e inseguridad, por cierto, son temas que serán abordados cada vez con mayor frecuencia por parte de partidos políticos y candidatos conforme avancen las campañas; y, sin duda, el asunto se convertirá en un argumento constante de la oposición al gobierno estatal.

@luisromero85


jueves 20 de septiembre de 2018

El big brother del Poder Judicial de Veracruz

martes 18 de septiembre de 2018

La inseguridad durante el gobierno de Yunes

domingo 16 de septiembre de 2018

Veracruz y su medalla de bronce en secuestro

viernes 14 de septiembre de 2018

Martínez y el negocio de las luminarias

martes 11 de septiembre de 2018

El infierno papanteco

domingo 09 de septiembre de 2018

Los desaparecidos y las fosas de Veracruz

Cargar Más