/ martes 12 de marzo de 2019

La buena vida / Primavera china

Tiempo de veneración a las divinidades y los ancestros

En China, cuando era conocida como Catay —hace muchos milenios atrás— se les llamaba “ChunJie” a las fiestas de primavera, durante las cuales se veneraba a las divinidades y los ancestros.

También a estas fiestas, obedeciendo a una leyenda, se les identificaba como “Guonian”, o sobrevivir a “Nian”. Leyenda: “en la vieja Catay, existía un feroz monstruo llamado Nian, que iba de aldea en aldea, de casa en casa, buscando personas para comérselas y saciar su hambre. Una de esas noches, “Nian” encontró a dos pastorcitos jugando con látigos.

Al oír sus chasquidos, huyó aterrorizado y se fue a otro pueblo donde al ver una prenda de ropa roja tendida, se echó a correr despavorido.

Al llegar a la tercera aldea, la luz de los faroles lo deslumbraron y el monstruo volvió a escapar aterrorizado. Así fue como los aldeanos se enteraron que Nian le tenía miedo a los chasquidos, al color rojo, a los faroles. Desde entonces para ahuyentarlo y protegerse de él, en los pueblos se empezaron a tirar petardos, colgar tiras de papel rojo y encender faroles.

Poco a poco esta prevención se convirtió en costumbre y luego tradición para celebrar el comienzo del Año Nuevo Lunar. Con el tiempo, algunas leyendas y celebraciones se diversificaron o desaparecieron, pero prevalece una, muy divertida, como es el caso del Dios de la Cocina, Patrono del Hogar e informador del Emperador de Jade.

Según se cuenta, el Dios de la Cocina año con año, al terminar la primavera, va directo a “chismearle” al Emperador de Jade sobre el comportamiento de las familias de las cuales es su Patrono para que el Emperador de Jade decida sobre la buena o mala suerte de los hogares, durante el año lunar.

No le importa a esta Deidad si las familias, para obtener sus favores, arreglaran mesas en su honor, le colocaran varillas de incienso en el nicho donde se eleva su imagen de papel, le pusieran flores, o le ofrecieran una gran diversidad de platillos con carnes, vegetales, deliciosos pasteles y dulces de arroz.

No, para nada, a él nadie lo soborna, solo cumple la encomienda de su “alto mando”, con quien pasa varias lunas sentado platicándole hasta el último detalle de lo que hicieron o dejaron de hacer los personajes que lo mantienen en sus casas, como su Dios de la Cocina, Patrón de su Hogar.

Por esta misma razón las familias molestas y resentidas lo desprenden de su nicho y lo queman. Otras solo le tapan la boca untándole azúcar, para que se calle y no les ponga en su contra, con el Emperador de Jade, que está en el cielo.

taca.campos@gmail.com

En China, cuando era conocida como Catay —hace muchos milenios atrás— se les llamaba “ChunJie” a las fiestas de primavera, durante las cuales se veneraba a las divinidades y los ancestros.

También a estas fiestas, obedeciendo a una leyenda, se les identificaba como “Guonian”, o sobrevivir a “Nian”. Leyenda: “en la vieja Catay, existía un feroz monstruo llamado Nian, que iba de aldea en aldea, de casa en casa, buscando personas para comérselas y saciar su hambre. Una de esas noches, “Nian” encontró a dos pastorcitos jugando con látigos.

Al oír sus chasquidos, huyó aterrorizado y se fue a otro pueblo donde al ver una prenda de ropa roja tendida, se echó a correr despavorido.

Al llegar a la tercera aldea, la luz de los faroles lo deslumbraron y el monstruo volvió a escapar aterrorizado. Así fue como los aldeanos se enteraron que Nian le tenía miedo a los chasquidos, al color rojo, a los faroles. Desde entonces para ahuyentarlo y protegerse de él, en los pueblos se empezaron a tirar petardos, colgar tiras de papel rojo y encender faroles.

Poco a poco esta prevención se convirtió en costumbre y luego tradición para celebrar el comienzo del Año Nuevo Lunar. Con el tiempo, algunas leyendas y celebraciones se diversificaron o desaparecieron, pero prevalece una, muy divertida, como es el caso del Dios de la Cocina, Patrono del Hogar e informador del Emperador de Jade.

Según se cuenta, el Dios de la Cocina año con año, al terminar la primavera, va directo a “chismearle” al Emperador de Jade sobre el comportamiento de las familias de las cuales es su Patrono para que el Emperador de Jade decida sobre la buena o mala suerte de los hogares, durante el año lunar.

No le importa a esta Deidad si las familias, para obtener sus favores, arreglaran mesas en su honor, le colocaran varillas de incienso en el nicho donde se eleva su imagen de papel, le pusieran flores, o le ofrecieran una gran diversidad de platillos con carnes, vegetales, deliciosos pasteles y dulces de arroz.

No, para nada, a él nadie lo soborna, solo cumple la encomienda de su “alto mando”, con quien pasa varias lunas sentado platicándole hasta el último detalle de lo que hicieron o dejaron de hacer los personajes que lo mantienen en sus casas, como su Dios de la Cocina, Patrón de su Hogar.

Por esta misma razón las familias molestas y resentidas lo desprenden de su nicho y lo queman. Otras solo le tapan la boca untándole azúcar, para que se calle y no les ponga en su contra, con el Emperador de Jade, que está en el cielo.

taca.campos@gmail.com

Policiaca

Dos ejecutados atrás de hotel de la colonia Modelo

Hasta el momento no hay un móvil del crimen pero presumen que se trató de un asalto

Local

No a la delincuencia, gritan en Oteapan; habrá más protestas

Hasta ayer, las autoridades municipales ni estatales habían dado respuesta 

Local

Genera invasión severo daño ambiental en reserva ecológica

Basta con recorrer unos metros de los terrenos para comprobar que decenas de árboles han sido talados y que las características del suelo han sido modificadas

Local

No a la delincuencia, gritan en Oteapan; habrá más protestas

Hasta ayer, las autoridades municipales ni estatales habían dado respuesta 

Local

Genera invasión severo daño ambiental en reserva ecológica

Basta con recorrer unos metros de los terrenos para comprobar que decenas de árboles han sido talados y que las características del suelo han sido modificadas

Local

En 19 estados ya hay bodas gay; tarde o temprano también habrá en Veracruz, dice activista

La postura de la comunidad LGBTTTI es de todos los derechos para todas las personas, independientemente de su orientación sexual

Local

Por desidia muchas mujeres desatienden su salud, dijo Martha González

La jefa de la unidad de género de CAEV, llamó a la población femenina a amarse, cuidarse, tocarse y conocerse para evitar o atender oportunamente sus padecimientos

Local

Cuidado con medicamentos contra el cáncer de mama, pueden causar daños al corazón

Se estima que entre el 10 y 30% de pacientes con cáncer de mama desarrollan enfermedad cardiaca

Local

Habría más de 5 mil agentes municipales en Veracruz; cada uno recibiría $3 mil a la quincena

Pendiente la armonización de la Ley del Municipio Libre para garantizar el pago; a la fecha sólo 707 agentes y subagentes municipales tiene derecho al cobro de un salario