/ sábado 29 de mayo de 2021

80 años y muy activa: psicóloga y escritora

Luego de 47 años en el Sector Salud se jubiló en 2010 y presentó su novela Eternamente y continuó escribiendo cuentos, relatos, obras y poemas

Xalapa, Ver.- A la par de su carrera como enfermera e higienista dental, Piedad Hernández Bueno desarrolló desde 1963 la facilidad que tenía para abordar problemas de salud en sus cuentos y obras de teatro. A sus 80 años, está a punto de publicar una novela de corte romántico, basada en hechos reales, y se vislumbra como “Abuela cuentacuentos”, labor que ya desarrolló en las ferias del Libro Infantil y Juvenil de Xalapa.

Trabajadora del sector salud, donde ingresó como auxiliar de enfermera y concluyó su vida laboral de 47 años como psicóloga, la también escritora xalapeña ha publicado dos obras y está por dar a conocer la novela Rosas y aves.

En su primer trabajo que tuvo en Rinconada, Veracruz como enfermera, escribió una obra de teatro, así como cuentos en los que abordaba temas como la transmisión de enfermedades vía sexual, la prevención de la caries y también escribió el Monólogo de un Médico con VIH.

Fue directora de teatro con grupos infantiles con los que montó obras propias y de otros autores, y a través de cuentos, juegos y títeres informó los temas de salud en los que trabajaba en el sector de salud de San Andrés Tuxtla, hasta que sus jefes descubrieron su forma de trabajar y la trajeron a Xalapa y como sus hijas ya eran mayores estuvo en condiciones de ingresar a la Facultad de Psicología de la Universidad Veracruzana.

A los 46 años tuvo la oportunidad de ser actriz de la Compañía Titular de Teatro de la UV, pues ingresó a los talleres de Teatro en La Caja y fue seleccionada para actuar en la obra Las Ubarry de Óscar Liera, que llevaron a diversos municipios del estado. Asimismo fue dirigida por Guillermo Argüelles y Carlos Bracho en la Ciudad de México, donde representó al sindicato de Trabajadores del Sector Salud y al estado de Veracruz con el cuento de su autoría El sueño de Lily.

En esa época terminó su matrimonio, pues su esposo le dio a escoger entre el teatro y él, a lo que ella respondió “el teatro es mi vida”, por lo que siguió creando grupos de teatro a donde fuera como sucedió en el Consejo Tutelar de Menores que estaba en Banderilla y en Alto Lucero, épocas de las que le quedan bellos recuerdos de sus alumnos.

A través del taller de teatro que impartió en el Tutelar, donde hizo su servicio social como psicóloga, se fue ganando poco a poco la confianza de los muchachos y muchachas que al principio le hacían travesuras y cuando se fue hasta le lloraron.

Luego de 47 años en el Sector Salud se jubiló en 2010 y presentó su novela Eternamente y continuó escribiendo cuentos, relatos, obras y poemas. En 2014 actuó en un cortometraje donde hizo el papel de abuelita para promocionar la leche Liconsa.

En 2018 fue presidenta del Club de Escritoras de Xalapa, donde también montó su obra La niña desobediente, en la que actuaron Tere Camarena y Blanquita Amezcua. Asimismo participó en el Festival de Teatro Universitario con la obra de su autoría La visita inesperada, la que se presentó en el Teatro del Estado.

Foto: Cortesía | Piedad Hernández Bueno

Durante la pandemia provocada por el Covid-19 Piedad Hernández Bueno se puso a escribir la novela Aves y rosas, basada en hechos reales, a lo que ella agregó imaginación y creatividad, asimismo se dedicó a bordar verdaderas obras de arte en punto de cruz, lo que no le permitió aburrirse. A finales del año pasado se contagió de Covid-19 y a pesar de que la enfermedad le afectó, ya se encuentra lista para presentar su novela y ya tiene en mente otra.

A sus 80 años, Piedad Hernández Bueno se ve como una Abuelita cuentacuentos, lo que ya ha hecho durante varias ediciones de la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Xalapa, donde lo mismo narra los de su autoría que los de otros autores y seguirá haciéndolo pero para ir con la época lo hará en algunas plataformas digitales para llegar a muchas más personas y sobre todo niños, luego de que ya lo hizo de manera presencial en Oaxaca, Jalisco, Morelia y Puebla, como parte del Sector Salud de Veracruz.

La también maestra en sexualidad, dice que como psicóloga aún atiende a algunos pacientes, pues ya no es su interés ganar dinero sino disfrutar su vida, por lo que su próxima obra se basa en las distracciones que tuvo como psicóloga, a la cual le imprime un tono chusco para que los lectores se rían, concluye Piedad, entre sonrisas picarescas.

Xalapa, Ver.- A la par de su carrera como enfermera e higienista dental, Piedad Hernández Bueno desarrolló desde 1963 la facilidad que tenía para abordar problemas de salud en sus cuentos y obras de teatro. A sus 80 años, está a punto de publicar una novela de corte romántico, basada en hechos reales, y se vislumbra como “Abuela cuentacuentos”, labor que ya desarrolló en las ferias del Libro Infantil y Juvenil de Xalapa.

Trabajadora del sector salud, donde ingresó como auxiliar de enfermera y concluyó su vida laboral de 47 años como psicóloga, la también escritora xalapeña ha publicado dos obras y está por dar a conocer la novela Rosas y aves.

En su primer trabajo que tuvo en Rinconada, Veracruz como enfermera, escribió una obra de teatro, así como cuentos en los que abordaba temas como la transmisión de enfermedades vía sexual, la prevención de la caries y también escribió el Monólogo de un Médico con VIH.

Fue directora de teatro con grupos infantiles con los que montó obras propias y de otros autores, y a través de cuentos, juegos y títeres informó los temas de salud en los que trabajaba en el sector de salud de San Andrés Tuxtla, hasta que sus jefes descubrieron su forma de trabajar y la trajeron a Xalapa y como sus hijas ya eran mayores estuvo en condiciones de ingresar a la Facultad de Psicología de la Universidad Veracruzana.

A los 46 años tuvo la oportunidad de ser actriz de la Compañía Titular de Teatro de la UV, pues ingresó a los talleres de Teatro en La Caja y fue seleccionada para actuar en la obra Las Ubarry de Óscar Liera, que llevaron a diversos municipios del estado. Asimismo fue dirigida por Guillermo Argüelles y Carlos Bracho en la Ciudad de México, donde representó al sindicato de Trabajadores del Sector Salud y al estado de Veracruz con el cuento de su autoría El sueño de Lily.

En esa época terminó su matrimonio, pues su esposo le dio a escoger entre el teatro y él, a lo que ella respondió “el teatro es mi vida”, por lo que siguió creando grupos de teatro a donde fuera como sucedió en el Consejo Tutelar de Menores que estaba en Banderilla y en Alto Lucero, épocas de las que le quedan bellos recuerdos de sus alumnos.

A través del taller de teatro que impartió en el Tutelar, donde hizo su servicio social como psicóloga, se fue ganando poco a poco la confianza de los muchachos y muchachas que al principio le hacían travesuras y cuando se fue hasta le lloraron.

Luego de 47 años en el Sector Salud se jubiló en 2010 y presentó su novela Eternamente y continuó escribiendo cuentos, relatos, obras y poemas. En 2014 actuó en un cortometraje donde hizo el papel de abuelita para promocionar la leche Liconsa.

En 2018 fue presidenta del Club de Escritoras de Xalapa, donde también montó su obra La niña desobediente, en la que actuaron Tere Camarena y Blanquita Amezcua. Asimismo participó en el Festival de Teatro Universitario con la obra de su autoría La visita inesperada, la que se presentó en el Teatro del Estado.

Foto: Cortesía | Piedad Hernández Bueno

Durante la pandemia provocada por el Covid-19 Piedad Hernández Bueno se puso a escribir la novela Aves y rosas, basada en hechos reales, a lo que ella agregó imaginación y creatividad, asimismo se dedicó a bordar verdaderas obras de arte en punto de cruz, lo que no le permitió aburrirse. A finales del año pasado se contagió de Covid-19 y a pesar de que la enfermedad le afectó, ya se encuentra lista para presentar su novela y ya tiene en mente otra.

A sus 80 años, Piedad Hernández Bueno se ve como una Abuelita cuentacuentos, lo que ya ha hecho durante varias ediciones de la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Xalapa, donde lo mismo narra los de su autoría que los de otros autores y seguirá haciéndolo pero para ir con la época lo hará en algunas plataformas digitales para llegar a muchas más personas y sobre todo niños, luego de que ya lo hizo de manera presencial en Oaxaca, Jalisco, Morelia y Puebla, como parte del Sector Salud de Veracruz.

La también maestra en sexualidad, dice que como psicóloga aún atiende a algunos pacientes, pues ya no es su interés ganar dinero sino disfrutar su vida, por lo que su próxima obra se basa en las distracciones que tuvo como psicóloga, a la cual le imprime un tono chusco para que los lectores se rían, concluye Piedad, entre sonrisas picarescas.

Local

Desde niña, Alejandra lucha para conservar el medio ambiente

Alejandra sigue firme en seguir creando proyectos en beneficio del medio ambiente, haciendo alianzas con más asociaciones

Salud

¿Sabes qué es la esclerosis múltiple? Dra. Abigail te explica

En México, se estima que hay alrededor de 20 mil pacientes con esclerosis múltiple

Cultura

¿Qué hacer en Xalapa? El cine y teatro te esperan

Hoy tenemos  para ti algunas recomendaciones para pasar un domingo divertido

Salud

¿Sabes qué es la esclerosis múltiple? Dra. Abigail te explica

En México, se estima que hay alrededor de 20 mil pacientes con esclerosis múltiple

Local

Desde niña, Alejandra lucha para conservar el medio ambiente

Alejandra sigue firme en seguir creando proyectos en beneficio del medio ambiente, haciendo alianzas con más asociaciones

Cultura

¿Qué hacer en Xalapa? El cine y teatro te esperan

Hoy tenemos  para ti algunas recomendaciones para pasar un domingo divertido

Local

¿Sabes cuántos crímenes de odio se han cometido?; exigen Fiscalía

La propuesta fue presentada en noviembre de 2021 por el diputado del PT, Ramón Díaz Ávila

Mundo

Ante anulación del aborto, EU teme actividad extremista

Activistas marchan por segundo día contra la anulación a la protección de la interrupción del embarazo

Política

Adán Augusto López niega estar en campaña: “Aún falta, no son tiempos”

Adán Augusto López, una de las corcholatas de Morena a la candidatura a la Presidencia