/ viernes 12 de abril de 2019

Amanet, escultura transgeneracional y transnacional

La exposición, construida a partir de herencias, coincidencias y contrastes, incluye obras de Jovana Petkovic, Milena Milosevic, Andrija Vasiljevic y Uros Uscebrka

Hoy a las 19 horas será inaugurada la exposición Amanet (palabra serbia de origen otomano, que puede traducirse como “herencia”), de los escultores Jovana Petkovic, Andrija Vasiljevic, Milena Milosevic y Uros Uscebrka, en la Galería Mezzanine del Museo de Antropología de Xalapa.

Con 20 años de diferencia, Petkovic, Vasiljevic, Milosevic y Uscebrka estudiaron en la Facultad de Artes Aplicadas de Belgrado, Serbia. Los cuatro fueron alumnos de Miroljub Stamenkovic, una de las figuras más respetadas de la escultura contemporánea de ese país.

Si bien los cuatro artistas tienen como punto en común su origen serbio y su paso por los talleres de Stamenkovic, su trayectoria –tanto profesional como personal– es distinta, lo que hace de Amanet una exposición no sólo transgeneracional sino también transnacional.

“La exposición ha resultado un proceso muy espontáneo, casi por azar coincidimos en Xalapa cuatro escultores de la misma escuela, con casi 20 años de diferencia. Milena y yo estuvimos en una de las primeras generaciones a las que Stamenkovic le dio clases, mientras que Joana y Andrija estuvieron en una de las últimas.

“Y a pesar del origen común, somos artistas muy distintos; por la brecha generacional, pero también por los intereses de cada uno de los cuatro. Entonces, justo por el contraste entre el origen común y las diferencias particulares, creemos que es una exhibición interesante”, aseguró Uros Uscebrka, académico de la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana y miembro del Sistema Nacional de Creadores.

Por su parte, Jovana Petkovic –colaboradora del simposio de escultura Jasenovo en Serbia y que realiza una estancia artística en el Taller de Escultura de la Facultad de Artes Plásticas de la UV–, aseguró que si bien tienen poco más de dos meses de estancia en México, ella y Andrija Vasiljevic no sienten que su obra pueda ser etiquetada como “escultura serbia”, ya que su formación y trayectoria profesional se ha dado en un contexto global, con influencias de muchos lugares y escuelas distintas.

“En nuestras obras hay elementos que pueden considerarse absolutamente serbios, pero incluso con poco tiempo de vivir y trabajar en México, sabemos que recogeremos elementos de aquí para integrarlos a nuestro trabajo artístico en lo sucesivo”, sostuvo la escultora.

Andrija Vasiljevic –artista independiente que también realiza una estancia artística en Xalapa–, dijo que en las obras que se exhibirán, es notorio el carácter de cada uno de los participantes, por ejemplo: él es el más joven de los cuatro y quizá el menos experimentado en lo que respecta a la escultura. “He trabajado en diferentes expresiones artísticas, incluso el grafiti urbano, por lo que acercarme a la escultura es un reto, pero al mismo tiempo una experiencia que enriquece no sólo el currículum, sino la manera de expresarme como artista”, sostuvo.

Otro de los contrastes que ofrece Amanet, aseguró Vasiljevic, es que Uros Uscebrka y Jovana Petkovic se han dedicado casi de tiempo completo a la escultura y son muy tradicionales y severos en sus procesos, mientras que él y Milena Milosevic se han desarrollado en otras expresiones artísticas y tienen procesos creativos más lúdicos y libres.

Para Milena Milosevic –académica de los Talleres Libres de Arte de la UV en Coatepec–, que durante muchos años ha trabajado con pintura y obras de técnica mixta, volver a la escultura es algo más cercano al juego que un desafío técnico.

“El volver a trabajar con piedra me gusta porque mi aproximación es muy diferente a la que tenía hace años. Las piezas con las que contribuyo a la exposición están hechas con piedras del río La Antigua, que es muy dura, con mucho carácter, que se resiste mucho al intento de modificarla. Yo entiendo el proceso como encontrar un idioma común entre la personalidad de la piedra y lo que yo quiero decir. He conservado la mayor parte de la forma original de la piedra y la intervención es sólo en algunos ángulos y añadiendo símbolos que tienen que ver con el desarrollo de la vida”, sostuvo.

Jovana Petkovic aseguró que para ella y para Andrija Vasiljevic, exponer en el MAX es un desafío muy grande. “Tener nuestras obras compartiendo espacio con cientos de años de cultura mexicana es abrumador. Exponer junto a piezas de incalculable valor cultural e histórico para México, es un honor y un privilegio para nosotros”, sostuvo.

Para Uros Uscebrka y Milena Milosevic, además de una oportunidad de compartir espacio con colegas de una generación diferente, Amanet es una oportunidad de entablar un diálogo artístico entre ellos, que siendo compañeros desde hace más de 30 años no habían expuesto juntos desde hace por lo menos 15 años.

Uscebrka aseguró que si bien sería muy fácil etiquetar la exposición como “escultura serbia”, la realidad es que aunque hay un origen y forma parte de la formación de los cuatro expositores, el trabajo de todos tiene influencias de muchas fuentes y no encaja en una definición clara.

Miroljub Stamenkovic nació en 1950 en la ciudad de Nis, al este de la entonces República Federativa Socialista de Yugoslavia. En 1976 inició su trabajo como escultor en el Museo Nacional y desde 1991 es profesor de escultura aplicada y de conservación y restauración de objetos arquitectónicos en la Facultad de Artes Aplicadas de Belgrado.

Stamenkovic es una de las figuras más respetadas de la escultura en Serbia y en 2000 participó en un simposio escultórico realizado en el Jardín de las Esculturas de Xalapa.

Hoy a las 19 horas será inaugurada la exposición Amanet (palabra serbia de origen otomano, que puede traducirse como “herencia”), de los escultores Jovana Petkovic, Andrija Vasiljevic, Milena Milosevic y Uros Uscebrka, en la Galería Mezzanine del Museo de Antropología de Xalapa.

Con 20 años de diferencia, Petkovic, Vasiljevic, Milosevic y Uscebrka estudiaron en la Facultad de Artes Aplicadas de Belgrado, Serbia. Los cuatro fueron alumnos de Miroljub Stamenkovic, una de las figuras más respetadas de la escultura contemporánea de ese país.

Si bien los cuatro artistas tienen como punto en común su origen serbio y su paso por los talleres de Stamenkovic, su trayectoria –tanto profesional como personal– es distinta, lo que hace de Amanet una exposición no sólo transgeneracional sino también transnacional.

“La exposición ha resultado un proceso muy espontáneo, casi por azar coincidimos en Xalapa cuatro escultores de la misma escuela, con casi 20 años de diferencia. Milena y yo estuvimos en una de las primeras generaciones a las que Stamenkovic le dio clases, mientras que Joana y Andrija estuvieron en una de las últimas.

“Y a pesar del origen común, somos artistas muy distintos; por la brecha generacional, pero también por los intereses de cada uno de los cuatro. Entonces, justo por el contraste entre el origen común y las diferencias particulares, creemos que es una exhibición interesante”, aseguró Uros Uscebrka, académico de la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana y miembro del Sistema Nacional de Creadores.

Por su parte, Jovana Petkovic –colaboradora del simposio de escultura Jasenovo en Serbia y que realiza una estancia artística en el Taller de Escultura de la Facultad de Artes Plásticas de la UV–, aseguró que si bien tienen poco más de dos meses de estancia en México, ella y Andrija Vasiljevic no sienten que su obra pueda ser etiquetada como “escultura serbia”, ya que su formación y trayectoria profesional se ha dado en un contexto global, con influencias de muchos lugares y escuelas distintas.

“En nuestras obras hay elementos que pueden considerarse absolutamente serbios, pero incluso con poco tiempo de vivir y trabajar en México, sabemos que recogeremos elementos de aquí para integrarlos a nuestro trabajo artístico en lo sucesivo”, sostuvo la escultora.

Andrija Vasiljevic –artista independiente que también realiza una estancia artística en Xalapa–, dijo que en las obras que se exhibirán, es notorio el carácter de cada uno de los participantes, por ejemplo: él es el más joven de los cuatro y quizá el menos experimentado en lo que respecta a la escultura. “He trabajado en diferentes expresiones artísticas, incluso el grafiti urbano, por lo que acercarme a la escultura es un reto, pero al mismo tiempo una experiencia que enriquece no sólo el currículum, sino la manera de expresarme como artista”, sostuvo.

Otro de los contrastes que ofrece Amanet, aseguró Vasiljevic, es que Uros Uscebrka y Jovana Petkovic se han dedicado casi de tiempo completo a la escultura y son muy tradicionales y severos en sus procesos, mientras que él y Milena Milosevic se han desarrollado en otras expresiones artísticas y tienen procesos creativos más lúdicos y libres.

Para Milena Milosevic –académica de los Talleres Libres de Arte de la UV en Coatepec–, que durante muchos años ha trabajado con pintura y obras de técnica mixta, volver a la escultura es algo más cercano al juego que un desafío técnico.

“El volver a trabajar con piedra me gusta porque mi aproximación es muy diferente a la que tenía hace años. Las piezas con las que contribuyo a la exposición están hechas con piedras del río La Antigua, que es muy dura, con mucho carácter, que se resiste mucho al intento de modificarla. Yo entiendo el proceso como encontrar un idioma común entre la personalidad de la piedra y lo que yo quiero decir. He conservado la mayor parte de la forma original de la piedra y la intervención es sólo en algunos ángulos y añadiendo símbolos que tienen que ver con el desarrollo de la vida”, sostuvo.

Jovana Petkovic aseguró que para ella y para Andrija Vasiljevic, exponer en el MAX es un desafío muy grande. “Tener nuestras obras compartiendo espacio con cientos de años de cultura mexicana es abrumador. Exponer junto a piezas de incalculable valor cultural e histórico para México, es un honor y un privilegio para nosotros”, sostuvo.

Para Uros Uscebrka y Milena Milosevic, además de una oportunidad de compartir espacio con colegas de una generación diferente, Amanet es una oportunidad de entablar un diálogo artístico entre ellos, que siendo compañeros desde hace más de 30 años no habían expuesto juntos desde hace por lo menos 15 años.

Uscebrka aseguró que si bien sería muy fácil etiquetar la exposición como “escultura serbia”, la realidad es que aunque hay un origen y forma parte de la formación de los cuatro expositores, el trabajo de todos tiene influencias de muchas fuentes y no encaja en una definición clara.

Miroljub Stamenkovic nació en 1950 en la ciudad de Nis, al este de la entonces República Federativa Socialista de Yugoslavia. En 1976 inició su trabajo como escultor en el Museo Nacional y desde 1991 es profesor de escultura aplicada y de conservación y restauración de objetos arquitectónicos en la Facultad de Artes Aplicadas de Belgrado.

Stamenkovic es una de las figuras más respetadas de la escultura en Serbia y en 2000 participó en un simposio escultórico realizado en el Jardín de las Esculturas de Xalapa.

Policiaca

Apuñalan a dos xalapeñas; a una de ellas en pleno centro de la ciudad

La otra víctima asegura haber sido levantada en Banderilla y abandonada en Jilotepec; presenta lesiones en cráneo y posible fractura en costillas

Local

Naolinco: llevan 20 días sin agua y podrían ser hasta 3 meses

Los drenajes de Miahuatlán colapsaron y el líquido se contaminó, de ahí que la toma principal de almacenamiento se suspendiera, generando el desabasto

Local

Sigue abuso de transportistas que no respetan tarifa preferencial en vacaciones

Mientras Tránsito del Estado ha recibido más de 30 quejas de usuarios señalando la falta de aplicación del descuento, choferes del transporte público señalan que son “órdenes de los patrones”

Deportes

Yami Palmeros, mujer de retos

La también maestra en Derecho ha enfrentado muchos desafíos que ha cumplido

Deportes

Pisan fuerte en Nacional

Se imponen a Quintana Roo y ya están en octavos de final en Toluca

Deportes

Reconoce Jurado frustración por no ganar

“Obviamente es algo frustrante y es algo que en algún momento te llega a desesperar, pero esto es parte del proceso, parte de la madurez y la experiencia que vas adquiriendo"

Deportes

Joe Abrigo espera término del torneo y regresar a Chile

“Creemos que esto es lo mejor, en lo personal lo mejor sería que esto ya termine y que empiece todo de nuevo de cero y poder hacerlo de la mejor forma y no el desastre que fue este torneo”

Local

Tuxpan, puerto idóneo para ser zona metropolitana: investigador

Este puerto podría encabezar la Novena Zona Metropolitana y acceder al Fondo Metropolitano

Local

Colocan señalética en Tres Valles

Además se pintaron las guarniciones, pasos peatonales, lugares prohibidos