imagotipo

Arsenio Acosta expone Imágenes del subconsciente

  • Maribel Sánchez
  • en Cultura

El entorno de violencia que en distintos niveles se ha posicionado en la cotidianidad de nuestro país evidencia cada vez más la falta de nuevos planteamientos intelectuales que propongan vías para alcanzar la paz y la justicia.

Arsenio Acosta es una de esas personas propositivas tan necesarias hoy en día. Él, además de desempeñarse como funcionario público en el municipio de Úrsulo Galván, ha dedicado buena parte de su tiempo a fotografiar con su celular las acciones cotidianas, los paisajes veracruzanos, los sitios que le han posibilitado un diálogo personal, donde expresa su rebeldía interna ante la corrupción que impera en la sociedad capitalista.

En entrevista para Diario de Xalapa, el fotógrafo aficionado comparte su convicción en torno a la valía que tiene el trabajo individual para poder lograr un cambio social, para eliminar lo negativo, la explotación del hombre por el hombre…

Arsenio Acosta declara que en su trabajo —en la medida de lo posible— ayuda a que este ideal se cumpla, y en el área de la fotografía, ha hecho una selección de las fotos que ha captado para conformar Imágenes del subconsciente,  que hoy a las 17 horas será inaugurada en el Congreso del Estado.

En esta exposición fotografía en negativo a una sociedad con expresiones negativas, y con este juego de palabras, acepta que  muestra sus pensamientos de manera gráfica y le da  color a este mundo que ha ido redescubriendo en su cotidianeidad, a la par que combate su frustración y enajenación.

Expresa que decidió compartir este proceso de lucha interior porque ha hallado muchas cosas bellas de esta actual sociedad negativa, a la que pinta con luces de colores.

Imágenes del subconsciente,  conformada por 22 fotografías de 50 x 60 centímetros, tiene como constante la palabra cambio, así como  darle color a lo negativo; invita también a transformar a la sociedad.

Para conocer este trabajo visual, acuda a la galería ubicada en Encanto esquina con Lázaro Cárdenas. La entrada es libre.