/ miércoles 26 de diciembre de 2018

Babel y laberinto / El mal de la muerte de Marguerite Duras

Aunque Marguerite Duras solía decir: “Yo soy una escritora, no vale la pena decir nada más”

Sí que vale la pena decir, pues su vida fue una novela, como lo demostró la espléndida e insuperable biografía que escribiera Laure Adler sobre ella.

Nacida en el Saigón de la Primera Guerra Mundial, pasó su infancia en la parte francesa de Indochina y viajó a Francia hasta la edad de dieciocho años. Casi al llegar cambió su verdadero nombre, Marguerite Donnadieu, por el que ahora todos conocemos. En el país que le dio lengua, estudió matemáticas y ciencias políticas. Siempre fue una activista y estuvo, junto a François Miterrand y Robert Antelme (este último su esposo hasta que se divorciaron en 1946), en la Resistencia francesa durante la ocupación nazi.

La literatura de Duras es referencial, pero siempre se ha dicho que hay que dudar y pensar mejor en que son obras plenamente de ficción.

Tal vez su obra más conocida sea El amante, novela que alcanzó millones de ejemplares y que ha sido traducida a más de cuarenta idiomas.

Para muchos lectores el nombre de la Duras refiere inmediatamente a escenas de erotismo, países exóticos, amantes y la destrucción de la pareja.

Estilísticamente pasó de un tono sajón a uno confesional hasta llegar al estilo más puramente francés, el nouveau roman.

Por primera vez en español se reúnen dos relatos breves de la autora de Un dique contra el pacífico: El hombre sentado en el pasillo y El mal de la muerte. Fue la editorial Tusquets que puso a circular a esta autora en español desde hace más de cuatro décadas, es en esa casa en la que se puede encontrar toda la obra narrativa de Duras.

En El hombre sentado en el pasillo el narrador parece únicamente describir con cierta frialdad los escarceos y encuentros de un hombre sumido en un pasillo y una mujer que toma el sol en la playa; pero ya sabemos que esas escenas en Marguerite Duras no son otra cosa que un torrencial amor que terminará por autodestruirse, un amor que busca cumplir sus deseos y luego aniquilarse.

En El mal de la muerte, el protagonista, al punto de la muerte e imposibilitado para amar, contrata a una joven mujer para gozar de su compañía, sin embargo, lo que nos va contando el narrador no es lo que el hombre trata, al menos, de gozar con la mujer, sino lo que la mujer ve: la muerte inminente, con sus estertores, su pesadez, acaso su ya inmovilidad. Una obra insoslayable en la bibliografía de la gran francesa.

Sí que vale la pena decir, pues su vida fue una novela, como lo demostró la espléndida e insuperable biografía que escribiera Laure Adler sobre ella.

Nacida en el Saigón de la Primera Guerra Mundial, pasó su infancia en la parte francesa de Indochina y viajó a Francia hasta la edad de dieciocho años. Casi al llegar cambió su verdadero nombre, Marguerite Donnadieu, por el que ahora todos conocemos. En el país que le dio lengua, estudió matemáticas y ciencias políticas. Siempre fue una activista y estuvo, junto a François Miterrand y Robert Antelme (este último su esposo hasta que se divorciaron en 1946), en la Resistencia francesa durante la ocupación nazi.

La literatura de Duras es referencial, pero siempre se ha dicho que hay que dudar y pensar mejor en que son obras plenamente de ficción.

Tal vez su obra más conocida sea El amante, novela que alcanzó millones de ejemplares y que ha sido traducida a más de cuarenta idiomas.

Para muchos lectores el nombre de la Duras refiere inmediatamente a escenas de erotismo, países exóticos, amantes y la destrucción de la pareja.

Estilísticamente pasó de un tono sajón a uno confesional hasta llegar al estilo más puramente francés, el nouveau roman.

Por primera vez en español se reúnen dos relatos breves de la autora de Un dique contra el pacífico: El hombre sentado en el pasillo y El mal de la muerte. Fue la editorial Tusquets que puso a circular a esta autora en español desde hace más de cuatro décadas, es en esa casa en la que se puede encontrar toda la obra narrativa de Duras.

En El hombre sentado en el pasillo el narrador parece únicamente describir con cierta frialdad los escarceos y encuentros de un hombre sumido en un pasillo y una mujer que toma el sol en la playa; pero ya sabemos que esas escenas en Marguerite Duras no son otra cosa que un torrencial amor que terminará por autodestruirse, un amor que busca cumplir sus deseos y luego aniquilarse.

En El mal de la muerte, el protagonista, al punto de la muerte e imposibilitado para amar, contrata a una joven mujer para gozar de su compañía, sin embargo, lo que nos va contando el narrador no es lo que el hombre trata, al menos, de gozar con la mujer, sino lo que la mujer ve: la muerte inminente, con sus estertores, su pesadez, acaso su ya inmovilidad. Una obra insoslayable en la bibliografía de la gran francesa.

Policiaca

Localiza SSP fosa clandestina en Playa Vicente

En el lugar se encontraron fragmentos óseos, ropa y objetos punzocortantes

Local

Hallan muerta a joven desaparecida en Coatzacoalcos

Su cuerpo se encontraba junto al un hombre, envueltos en sábanas

Policiaca

Encuentran muerta a mujer que delincuentes se llevaron de una fonda en la Zapata, en Xalapa

Cerca de las ocho de la mañana vecinos reportaron al 911 emergencias el hallazgo del cuerpo

Policiaca

Hallan muerto a taxista xalapeño desaparecido

Por el crimen se inició la carpeta de investigación de rigor, sin que al momento se conozca el posible móvil

Sociedad

Balaceras en bares de Jalisco dejan siete muertos

Un video en las redes sociales muestra el momento en el que los asistentes bailan, mientras un grupo norteño ameniza. Posteriormente, comienzan a escucharse múltiples los disparos

Local

Homenajean a policías caídos en su deber en Córdoba

Sin acceso a los medios de comunicación, autoridades policiacas y municipales se reunieron en la explanada del inmueble del Mando Único

Justicia

En espectaculares, difunden recompensa por agresor de saxofonista en Oaxaca

Son al menos 10 espectaculares con la fotografía del exdiputado, su media filiación y la recompensa de hasta un millón de pesos

Local

Cuatro personas en Xalapa, se manifiestan contra gobierno de AMLO

El movimiento se realiza con el afán de defender la autonomía de Instituto Nacional Electoral (INE)

Local

¡Arrancará desfile de Carnaval sin contratiempos! Se resolvieron los inconvenientes: alcalde

Es normal que se registre alguna falla o situación durante el primer desfile, indicó Fernando Yunes, alcalde de Veracruz