imagotipo

Caramba-Teatro y Después de la lluvia festejan el mes del teatro

  • Diario de Xalapa
  • en Cultura

Por Miguel Ángel Pimentel

 

Año con año en el mes de marzo se festeja el Día mundial del Teatro, indudablemente que un día es insuficiente para mostrar, reconocer y disfrutar de los frutos que un ancestral árbol de la vida escénica que han acompañado al ser humano en su derrotero muchas veces incierto en un mundo de contradicciones y errores garrafales que han terminado en funestas guerras mundiales, en donde los humanos derraman la sangre de sus semejantes, así como el desgaste cotidiano que padecemos en nuestras relaciones sociales, brinda.

De las artes escénicas el teatro es el que cumple con amplitud la función de catalizar el desbarajuste humano y amplificar lo bueno y lo malo de una sociedad que poco a poco se automatiza y que baila al son que le toquen. El teatro puede ser todo, menos aburrido, es vida, placer y dolor reparador tanto para el actor como para el público. Jerzy Grotowski, polaco, creador, innovador y continuador de la búsqueda de una técnica universal de actuación, tal como se considera el método ideado por el ruso Konnstantín Stanislavski, a quienes hasta la fecha se les considera cumbres para la formación de actores del siglo XX y lo que sigue, ya que la lista de maestros de la actuación es enorme y de notable trascendencia, que por nombrar a uno de los más cercanos baste felicitar a nuestro querido maestro Abraham Oceransky, que en Xalapa es un ejemplo de terquedad, constancia, compromiso y disciplina contundente.

viejos2

Caramba-Teatro y la compañía Después de la lluvia se suman a la fiesta teatrera ofreciendo una corta temporada de su última coproducción Dos viejos pánicos del dramaturgo cubano Virgilio Piñera, escritor que como muchos otros, en el momento que se salen de las rutas establecidas, su trabajo fue menospreciado y recibió duras críticas que lo obligaron a emigrar a otras latitudes en donde floreció como innovador del teatro latinoamericano con una mirada que lo acerca al teatro del absurdo europeo, pero con grandes aciertos originales que lo hacen merecedor del premio Casa de las Américas. Agudo e irónicamente cruel, retrata una sociedad dominada por el miedo en donde el absurdo invade todo el quehacer cotidiano aislando y asfixiando a sus personajes, que muertos de pavor esperan un nuevo día, que quizá nunca llegue.

Caramba-Teatro sigue de fiesta pues ya rebasó los 25 años de actividades teatrales independientes que en situaciones complicadas, con éxito o fracaso, siempre ha mantenido su disposición y entusiasmo para continuar su labor de entrenamiento y experimentación escénica, como es el caso de esta coproducción con la compañía Después de la lluvia que propuso realizar la puesta en escena de la obra en cuestión.

La actriz Jezabel Zambrano Montiel  y el actor Stéphane Mocoeur son quienes dan vida a Dos viejos pánicos, bajo la dirección de Miguel Ángel Pimentel Luna. Ofrecemos esta obra apta para jóvenes y adultos en el espacio escénico del Instituto Universitario Realia, ubicado en la Calle de Xalapeños Ilustres (a dos cuadras de la calle de Enríquez) en el mero centro de Xalapa. Las funciones son los días: 16, 17, 18, 19, 22, 24 y 25 de marzo a las 20 horas, solo el domingo 19 será a las 19 horas. ¡Felicidades Teatreros Veracruzanos!

 

*Colaborador