/ martes 22 de enero de 2019

Ciencia y luz / Microplásticos, ¿sólo residuos o un aviso de deterioro?

Éstos no sólo matan animales, sino que están en la sal que consumimos, en el agua que bebemos y en los suelos de los cultivos donde finalmente se incorporan a las cadenas alimenticias

Cuando voy a dejar a mi hija a la escuela vamos mirando el suelo para ver si tenemos suerte y nos encontramos una pluma multicolor de los pericos que viven cerca. Sorprendentemente el otro día nos encontramos algo de un hermoso color rojo brillante, era una calavera de un coche del tamaño de la palma de la mano. Al siguiente día la calavera estaba rota como en 5 trozos pero conservaba su forma, al parecer un carro la había aplastado, pasó el fin de semana y muchos carros habían pasado encima, los trozos eran más pequeños y ahora estaban esparcidos.

Foto: Beatriz Torres


Durante esa semana cada día caminando hacia la escuela veíamos cómo se iban haciendo más y más pequeños los trozos del brillante plástico rojo. Después de tres o cuatro semanas sólo quedaban pequeñas chispitas rojas que brillaban y contrastaban con el color oscuro del camino de tierra. ¡Desapareció dijo mi hija! La realidad es que se rompió en pedazos tan pequeños que se esparcieron a lo largo y ancho del camino y a nuestra vista desaparecieron. Esto nos hizo reflexionar sobre la cantidad de plásticos que desgraciadamente no desaparecen, sólo se rompen y degradan y se van acumulando en lugares insospechados.

Los plásticos no sólo matan animales como las tortugas, los pájaros y diversa fauna silvestre que por error se atragantan o les obstruyen el aparato gástrico sino que hay presencia de microplásticos en la sal que consumimos, en el agua que bebemos y en los suelos de los cultivos donde finalmente se incorporan a las cadenas alimenticias.

“Microplástico” ha sido elegida palabra del año 2018 por la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA https://www.fundeu.es/palabra-del-anno). Esta organización escogió escrache (evidenciar a alguien a través de una manifestación) en 2013, selfi en 2014, refugiado en 2015, populismo en 2016 y aporofobia (aversión a los pobres) en 2017.

Para ser elegida palabra del año ésta debe tener presencia en medios de comunicación y debates de actualidad así como ser de interés desde el punto de vista lingüístico. Microplástico está formada por el elemento compositivo micro y el sustantivo plástico. La selección de esta palabra trata de llamar la atención a un grave problema medioambiental y de salud pública por la presencia y el efecto de estas partículas en nuestra vida cotidiana.

La palabra plástico deriva del griego plastikos que se traduce como moldeable. El término hace referencia a aquellos materiales sintéticos obtenidos mediante polimerización o multiplicación artificial de átomos de carbono derivados del petróleo y otras sustancias naturales produciendo moléculas de gran peso. Microplástico es un término que se refiere a pequeños fragmentos menores de cinco milímetros originados por la degradación de plásticos.

Los microplásticos son omnipresentes y se van degradando y fragmentando aún más hasta llegar a convertirse en nanoplásticos, es decir se convierten en invisibles para el ojo humano. Lo alarmante es que estos plásticos microscópicos sí pueden penetrar en las células y migrar a tejidos y órganos. Chelsea Rochman profesora de ecología de la Universidad de Toronto menciona que éstos tienen efectos sobre los animales en casi todos los niveles de organización biológica y a pesar de no saber con precisión que ocasionan en cada órgano debería ser suficiente para que actuemos en la reducción de la contaminación por éstos.

En 2018 salieron varias noticias relacionadas con la fragmentación y descomposición de los plásticos. Por ejemplo que el traje del astronauta Neil Armstrong, el primer hombre que pisó la luna en 1969, se está desintegrando. Este traje de 21 capas de plástico, nylon, neopreno, teflón, entre otras sustancias sintéticas se conservaba en el Museo Smithsoniano en Washington y ahora tratan de restaurarlo. Otra alarmante noticia es que a pesar de que hace años se sabía que había presencia de microplásticos en la sal marina no se sabía la dimensión del problema. Un estudio descubrió que éstos se encuentran presentes en el 90 por ciento de las marcas de sal de mesa analizadas a nivel mundial. Otra investigación encontró hasta 9 tipos de microplásticos con tamaños que variaron desde los 0.005 hasta los 0.5 centímetros en muestras de excremento de ocho personas provenientes de Finlandia, Japón, Italia, Holanda, Polonia, Austria, Rusia, y el Reino Unido. Es altamente probable que la comida se contamine con plásticos durante el procesado o como resultado del empaquetado y así lleguen a nuestro intestino.

¿Qué podemos hacer?

Lo primero es ser conscientes que somos parte de la problemática, al ser consumidores de plásticos, y asimismo de la solución, pues podemos reducir nuestro consumo y desechos de plástico de una manera radical, empezando por los plásticos de un solo uso como las bolsas y comprar productos frescos de proveedores locales ya que requieren menos preservación, empaques y embalajes.

En el estado de Veracruz se cuenta con la Ley de prevención y gestión integral de residuos sólidos urbanos y de manejo especial cuya última actualización del 15 de mayo del 2018 refiere que “la utilización de bolsas de plásticos sólo se permitirá en caso de que sean creadas bajo procedimientos que les den la calidad de biodegradables” (Art 23 ter). En casos de incumplimiento las autoridades “sancionarán gradualmente a los establecimientos mercantiles que utilicen bolsas o popotes de plástico no biodegradables” (Art 1. XIV).

Si queremos tener una vida y planeta más saludable tenemos que avanzar en la prohibición definitiva de ciertos plásticos, en la producción comercial de plásticos biodegradables y en el reciclaje de los plásticos realmente necesarios para reducir su presencia y propagación en el medio ambiente.

correo: betorres@uv.mx

*Dirección de Comunicación de la Ciencia, Universidad Veracruzana

Cuando voy a dejar a mi hija a la escuela vamos mirando el suelo para ver si tenemos suerte y nos encontramos una pluma multicolor de los pericos que viven cerca. Sorprendentemente el otro día nos encontramos algo de un hermoso color rojo brillante, era una calavera de un coche del tamaño de la palma de la mano. Al siguiente día la calavera estaba rota como en 5 trozos pero conservaba su forma, al parecer un carro la había aplastado, pasó el fin de semana y muchos carros habían pasado encima, los trozos eran más pequeños y ahora estaban esparcidos.

Foto: Beatriz Torres


Durante esa semana cada día caminando hacia la escuela veíamos cómo se iban haciendo más y más pequeños los trozos del brillante plástico rojo. Después de tres o cuatro semanas sólo quedaban pequeñas chispitas rojas que brillaban y contrastaban con el color oscuro del camino de tierra. ¡Desapareció dijo mi hija! La realidad es que se rompió en pedazos tan pequeños que se esparcieron a lo largo y ancho del camino y a nuestra vista desaparecieron. Esto nos hizo reflexionar sobre la cantidad de plásticos que desgraciadamente no desaparecen, sólo se rompen y degradan y se van acumulando en lugares insospechados.

Los plásticos no sólo matan animales como las tortugas, los pájaros y diversa fauna silvestre que por error se atragantan o les obstruyen el aparato gástrico sino que hay presencia de microplásticos en la sal que consumimos, en el agua que bebemos y en los suelos de los cultivos donde finalmente se incorporan a las cadenas alimenticias.

“Microplástico” ha sido elegida palabra del año 2018 por la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA https://www.fundeu.es/palabra-del-anno). Esta organización escogió escrache (evidenciar a alguien a través de una manifestación) en 2013, selfi en 2014, refugiado en 2015, populismo en 2016 y aporofobia (aversión a los pobres) en 2017.

Para ser elegida palabra del año ésta debe tener presencia en medios de comunicación y debates de actualidad así como ser de interés desde el punto de vista lingüístico. Microplástico está formada por el elemento compositivo micro y el sustantivo plástico. La selección de esta palabra trata de llamar la atención a un grave problema medioambiental y de salud pública por la presencia y el efecto de estas partículas en nuestra vida cotidiana.

La palabra plástico deriva del griego plastikos que se traduce como moldeable. El término hace referencia a aquellos materiales sintéticos obtenidos mediante polimerización o multiplicación artificial de átomos de carbono derivados del petróleo y otras sustancias naturales produciendo moléculas de gran peso. Microplástico es un término que se refiere a pequeños fragmentos menores de cinco milímetros originados por la degradación de plásticos.

Los microplásticos son omnipresentes y se van degradando y fragmentando aún más hasta llegar a convertirse en nanoplásticos, es decir se convierten en invisibles para el ojo humano. Lo alarmante es que estos plásticos microscópicos sí pueden penetrar en las células y migrar a tejidos y órganos. Chelsea Rochman profesora de ecología de la Universidad de Toronto menciona que éstos tienen efectos sobre los animales en casi todos los niveles de organización biológica y a pesar de no saber con precisión que ocasionan en cada órgano debería ser suficiente para que actuemos en la reducción de la contaminación por éstos.

En 2018 salieron varias noticias relacionadas con la fragmentación y descomposición de los plásticos. Por ejemplo que el traje del astronauta Neil Armstrong, el primer hombre que pisó la luna en 1969, se está desintegrando. Este traje de 21 capas de plástico, nylon, neopreno, teflón, entre otras sustancias sintéticas se conservaba en el Museo Smithsoniano en Washington y ahora tratan de restaurarlo. Otra alarmante noticia es que a pesar de que hace años se sabía que había presencia de microplásticos en la sal marina no se sabía la dimensión del problema. Un estudio descubrió que éstos se encuentran presentes en el 90 por ciento de las marcas de sal de mesa analizadas a nivel mundial. Otra investigación encontró hasta 9 tipos de microplásticos con tamaños que variaron desde los 0.005 hasta los 0.5 centímetros en muestras de excremento de ocho personas provenientes de Finlandia, Japón, Italia, Holanda, Polonia, Austria, Rusia, y el Reino Unido. Es altamente probable que la comida se contamine con plásticos durante el procesado o como resultado del empaquetado y así lleguen a nuestro intestino.

¿Qué podemos hacer?

Lo primero es ser conscientes que somos parte de la problemática, al ser consumidores de plásticos, y asimismo de la solución, pues podemos reducir nuestro consumo y desechos de plástico de una manera radical, empezando por los plásticos de un solo uso como las bolsas y comprar productos frescos de proveedores locales ya que requieren menos preservación, empaques y embalajes.

En el estado de Veracruz se cuenta con la Ley de prevención y gestión integral de residuos sólidos urbanos y de manejo especial cuya última actualización del 15 de mayo del 2018 refiere que “la utilización de bolsas de plásticos sólo se permitirá en caso de que sean creadas bajo procedimientos que les den la calidad de biodegradables” (Art 23 ter). En casos de incumplimiento las autoridades “sancionarán gradualmente a los establecimientos mercantiles que utilicen bolsas o popotes de plástico no biodegradables” (Art 1. XIV).

Si queremos tener una vida y planeta más saludable tenemos que avanzar en la prohibición definitiva de ciertos plásticos, en la producción comercial de plásticos biodegradables y en el reciclaje de los plásticos realmente necesarios para reducir su presencia y propagación en el medio ambiente.

correo: betorres@uv.mx

*Dirección de Comunicación de la Ciencia, Universidad Veracruzana

Local

Veracruz con alto analfabetismo; mujeres, las más afectadas

Amezcua Cardiel recuerda que el estado de Veracruz contaba con 567 mil personas analfabetas en 2018, pero se logró que 50 mil personas lograran aprender a leer y escribir

Policiaca

En Xalapa, hombre se lanza de un edificio, otro se mató en puente

Grupos de emergencia intentaron salvar al joven mediante el diálogo, sin embargo, éste se arrojó del tercer piso de un edificio de la calle Manuel C. Tello, de esta capital

Local

¿Adelantar o retrasar el reloj?, prepárate para nuevo horario

El horario cambia en la mayoría de los estados del país, con excepción de Quintana Roo y Sonora; se realiza desde 1996

Local

Xalapa, con mayor número de denuncias, ¿te han querido extorsionar?

De enero a agosto de este año la entidad registró 510 denuncias por este delito; más de la mitad de los casos se concentran en nueve municipios

Local

¿Confusión en Atzompa?, funcionarios deben notificar visitas

Un dron provocó alarma, dado que la población creyó que trataban de dispersar el virus del Covid-19 y por eso se molestó

Policiaca

En Xalapa, hombre se lanza de un edificio, otro se mató en puente

Grupos de emergencia intentaron salvar al joven mediante el diálogo, sin embargo, éste se arrojó del tercer piso de un edificio de la calle Manuel C. Tello, de esta capital

Local

Veracruz con alto analfabetismo; mujeres, las más afectadas

Amezcua Cardiel recuerda que el estado de Veracruz contaba con 567 mil personas analfabetas en 2018, pero se logró que 50 mil personas lograran aprender a leer y escribir

Local

Llaman a utilizar guarderías del IMSS; ve dónde

La ocupación que pueden tener las guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social en Veracruz-Sur es del 50 por ciento, pero actualmente está al 35 por ciento

Local

Más de 14 mil veracruzanos han muerto por Covid-19

Se registran 121 mil 060 los pacientes que han dado positivo al Coronavirus