imagotipo

Corre, lee y dile/ La importancia del poder de la memoria

  • Germán Martínez Aceves
  • en Cultura

La memoria es etérea. Si no se registra o se transmite de alguna manera, corre el riesgo de difuminarse en los rincones del olvido. La preservación de la memoria del hombre fortalece su historia, reafirma identidades, mantiene la posibilidad de evitar errores cometidos o crea una cadena de transmisión que pasa de generación en generación.

Christiane Stallaert,  Irlanda Villegas y Gunther Dietz se abocaron a compilar y seleccionar los textos surgidos en el XII Congreso de Antropología de la Federación de Asociaciones de Antropología del Estado Español, celebrado en León, España, en el 2011.

En dicho simposio se abordó el tema de las memorias colectivas en el que se expresaron investigaciones sobre pueblos sojuzgados, migrantes o casi invisibilizados de América, Europa y África. En total reunieron diez ensayos que se presentan en el libro El poder de la memoria. Reconstrucción de identidades colectivas en el triángulo atlántico, de la colección Biblioteca de la Editorial de la Universidad Veracruzana.

Los textos nos muestran fragmentos de realidades diversas que nos revela un mundo diverso, multicultural en constante reconstrucción de su memoria con procesos a veces desbocados en la ignominia, a veces en el destierro, a veces en el olvido.

Los coordinadores del libro que reviste una gran vigencia dividieron los ensayos en tres grandes temas: Memorias desterradas, memorias itinerantes; Memorias amputadas, memorias reterritorializadas, y Memorias devoradas, memorias regeneradas. A través de testimonios, interpretaciones, análisis y experiencias de vida,  los autores de los textos arman “paisajes de la memoria”.

En la primera parte, Memorias desterradas, memorias itinerantes, la antropóloga italiana Ariana Cecconi nos presenta “La memoria de los que estaban y de los que no estaban: sueños y visiones en la España contemporánea”, donde estudia la reconstrucción y la transmisión de la memoria relacionada con la Guerra Civil española de 1936-1939.

La antropóloga e hispanista de origen belga Christiane Stallaert centra su ensayo “El nombre, lugar de memoria de la identidad prohibida” en España, principalmente en las minorías etnorreligiosas como es el caso de los sefardíes.

“Memoria colectiva, religión e identidad: el Señor de los Milagros, de huaca andina a patrono espiritual de los migrantes peruanos en Bélgica”, de Carmen Núñez-Borja, especialista en migración y multiculturalismo, quien nos muestra cómo en las migraciones una práctica religiosa crea identidad en otros territorios.

En el apartado Memorias amputadas, memorias reterritorializadas, Irlanda Villegas, del Instituto de Investigaciones en Educación de la UV, presenta en su ensayo The Middle Passage (La trata atlántica) la importancia de la literatura en el rescate de la trata negrera que forma parte de las raíces de la sociedad estadounidense.

“Fragmentos de la memoria histórica en una comunidad de origen afromestizo”, de la antropóloga Argelia Ramírez Ramírez, de la Universidad Veracruzana, realiza un estudio etnográfico de Coyolillo, Veracruz, pueblo con profunda estirpe africana.

Mientras que Gloria Lara Millán, de la Facultad de Historia de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, presenta el texto “Afromexicanos y negros: memoria y movilización política”, la importancia de la tercera raíz, la negra, siempre relegada en la historia de México, y Christiane Stallaert y Kaat Torfs, en “La fuerza de la memoria colectiva en la lucha por un territorio. Los afroesmeraldaños en busca de justicia”, tratan un tema de un pueblo de la costa ecuatoriana donde el despojo de los territorios a los pueblos originarios es parte de su historia de condena al olvido.

En el último apartado, Memorias devoradas, memorias regeneradas, Maya Lorena Pérez Ruiz, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, muestra el origen de las desigualdades de las castas en “Memoria, identidades y relaciones interétnicas en el área maya de Yucatán, México”.

Finalmente, dos ensayos, de dos realidades distintas pero un común denominador en la marginalidad se presentan en “El olvido y la des-memoria en comunidades afrodescendientes de la costa central venezolana”, de la antropóloga venezolana Yara Altez, y “Los usos de la tradición en un pueblo acateko de Chiapas, México”, de Verónica Ruiz Lagier del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

El poder de la memoria. Reconstrucción de identidades colectivas en el triángulo atlántico, coordinado por Gunther Dietz, Christiane Stallaert e Irlanda Villegas, es de la colección Biblioteca de la Editorial de la Universidad Veracruzana, 258 páginas, 2016. Se puede adquirir en la Dirección Editorial de la Universidad Veracruzana, Hidalgo 9, zona Centro.

*Colaborador