imagotipo

Muelle de Valongo e Isla Okinoshima declarados patrimonio de la UNESCO

Varsovia, Polonia.- La UNESCO inscribió este domingo en su lista del Patrimonio mundial al sitio arqueológico brasileño del muelle de Valongo, que simboliza la llegada másiva y martirio de los esclavos africanos al continente sudamericano.

El Comité del Patrimonio mundial, reunido en Cracovia, Polonia, evocó el recuerdo de unos 900.000 africanos desembarcados en el muelle de piedra construido a partir de 1811 en Río de Janeiro.

Para la historiadora Katia Bogea, presidenta del Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (IPHAN), Valongo merece figurar “junto a lugares de memoria como (la ciudad japonesa de) Hiroshima o (el campo de concentración nazi de) Auschwitz-Birkenau”.

La protección del patrimonio, añadió ante el Comité de la UNESCO, “nos obliga a hacernos recordar esas partes de la historia de la humanidad que está prohibido olvidar”.

“Es el reconocimiento del dolor de una tragedia, de la necesidad de reparación en nombre de los millones de africanos que fueron esclavizados para proporcionar la mano de obra que construyó” el continente, reaccionó por su parte Milton Guran, responsable de la candidatura de este sitio.

El reconocimiento sirve “para poder recordar esta historia y reducir las desigualdades y los prejuicios”, dijo el antropólogo a la AFP.

Las rocas sobre las que casi un millón de esclavos llegados de África dieron sus primeros pasos en Brasil habían ido quedando bajo los escombros a medida que la metrópolis se desarrollaba.

De hecho, la extensión de Rio hizo que el sitio se encuentre hoy a un centenar de metros del mar y que ya no sea un muelle. Además, está situado en un barrio poco frecuentado, por el que vagan a menudo adictos al ‘crack’.

Protegido por una simple barrera y sin presencia policial, el sitio sigue siendo particularmente vulnerable.

Fue localizado bajo una espesa capa de cemento en 2011, cuando se realizaban excavaciones para rehabilitar la zona portuaria de cara a los Juegos Olímpicos de Río-2016.

Puede interesarte | El centro de Viena, declarado Patrimonio Mundial en peligro por la UNESCO

La ciudad de Río fue incluida en 2012 en el Patrimonio Mundial de la UNESCO por sus riquezas naturales, gracias a su espectacular enclave entre el mar y la montaña.

El reconocimiento de este nuevo sitio le permitirá figurar en la misma lista que la isla senegalesa de Gorea, punto de salida emblemático de los esclavos africanos hacia América, clasificada como Patrimonio Mundial en 1978.

Isla japonesa de Okinoshima

La isla de Okinoshima, uno de los lugares más sagrados de Japón, representa un “valor universal excepcional” para la Humanidad, pese a que su acceso está prohibido a las mujeres, consideró también en este día la UNESCO.

El Comité la inscribió en su lista de sitios culturales más preciosos del planeta.

Yendo incluso más allá de las recomendaciones de su órgano consultivo, Icomos, extendió este honor al conjunto del complejo de templos de Munakata Taisha, que incluye otros sitios, como había propuesto Japón.

La isla sólo recibe visitantes exteriores una vez al año, el 27 de mayo: 200 hombres que deben previamente realizar abluciones en el mar. El resto del tiempo, sólo vive allí un sacerdote shintoista.

Algunos de los participantes en el debate de la UNESCO se preguntaron si la prohibición de acceso a Okinoshima para las mujeres es discriminatoria, pero el Comité respondió que existe un precedente, el del monte Athos en Grecia, también prohibido a las mujeres.

No te pierdas | Unesco analizará en cumbre protección del patrimonio de Irak

El gobierno japonés se congratuló inmediatamente de la decisión de la UNESCO.

El ministro de Relaciones Exteriores, Fumio Kishida, subrayó en un comunicado que la isla, “única y preciosa”, ha sido desde tiempos muy antiguos un lugar de intercambio con el extranjero y que recoge numerosos objetos que lo demuestran.

Okinoshima se convierte así en el 17º sitio japonés en la lista de la UNESCO.

/amg